Entrevista Vertele.com 'El final os va a dejar boquiabiertos'

Nuria Roca, que hoy cierra Perdidos en la Tribu, defiende que los "indígenas están encantados"

Nuria Roca acaba de cumplir tres años en Cuatro y lo ha hecho presentando uno de los programas más exitosos de la cadena, “Perdidos en la tribu”, el reality que este domingo emite su final.

Aunque estudió Arquitectura, Roca lleva quince años en televisión, donde se dio a conocer gracias a la oportunidad que le dio Chicho Ibáñez Serrador para presentar el concurso “Waku Waku” (La 1).

Tras su paso por Telecinco y Antena 3, la comunicadora valenciana ha presentado varios espacios en Cuatro (“Nos pierde la fama”, “Factor X”, “Tienes talento”, etc.) hasta acabar conduciendo el reality tribal que ha renovado por una segunda temporada.

Además, pronto se pondrá al frente de la versión española de "60 minute makeover", nuevo espacio diario en el que un equipo de expertos reforman un hogar en sólo una hora para sorpresa de su propietario.

Recién llegada de África, Roca habla para Vertele.com sobre su experiencia en "Perdidos en la tribu".

TITULARES DE NURIA ROCA

- "Estaría encantada de volver a presentar otra temporada de 'Perdidos'"

- "Hemos tenido respeto absoluto hacia la cultura de los indígenas"

- "Las tribus están encantadas con lo que hemos enseñado"

- "La denuncia de la ONG no ha influido en la audiencia"

- "El final de 'Perdidos' va a dejar boquiabierto al público"

- "Muy buenos tendríamos que ser para que las tribus fueran actores"

- "Crees que lo has visto todo, pero 'Perdidos en la tribu' va más allá"

- "Llevo emocionada tres meses con este programa"

- "Sentí envidia cuando volvieron los concursantes de 'La tribu'"

- "Ahora existirá un mayor número de personas que quieran vivir esta aventura"

- "Algunos de los participantes ya han empezado a ahorrar para poder visitar a su tribu"

- "'Perdidos en la tribu' tiene unos ingredientes añadidos que no me han dado otros programas"

- "Este tipo de programas gustan ahora pero pasarán de moda"

¿Esperaba que el programa tuviera tanto éxito?

Sabíamos que teníamos un formato potente entre manos, algo diferente que no se había visto hasta ahora. Las imágenes son impactantes, lo que no teníamos claro era si la audiencia lo iba a seguir después.

¿A qué cree que se ha debido?

Aparte de la novedad, la calidad del material grabado es impresionante. Además, influye también el tipo de televisión que se está realizando últimamente, que tiene mucho que ver con aprender cosas nuevas, conocer otras culturas, formas de vida…

Al final habrá segunda temporada de "Perdidos en la tribu"...

La experiencia ha sido brutal, tanto para las familias como para el equipo, y yo estaría encantada de volver a presentarlo.

¿Cómo será el final de "Perdidos en la tribu"?

Va a dejar boquiabierto a la gente, sobre todo si lo comparan con el inicio del programa. Además, es más impactante después de haber visto cómo las familias han ido asimilando su entorno y cómo han logrado superar el reto. Cada etapa tiene su punto fuerte.

¿Cómo valora la polémica que rodeó al programa tras las críticas de una ONG?

La mayor prueba del cuidado con el que hemos trabajado son las imágenes. En ellas queda demostrado el respeto absoluto hacia la cultura de los indígenas. El comunicado que envió en su momento Cuatro me pareció impecable. Muy buenos tendríamos que ser para que todos los que están allí fueran actores.

¿Qué opina de las críticas que afirmaban que el programa distorsionaba la realidad de las tribus?

Cualquiera puede comprobar cómo viven estos pueblos. En África hay multitud de tribus como las que han participado en el programa. No estamos emitiendo un reportaje de antropología, sino que es un relato que intentamos mezclar con una parte pedagógica.

En cualquier caso, no se produjo ninguna denuncia, sino que fue un comunicado de esa ONG a los medios. No entro en qué intereses puede haber detrás de eso.

¿No han alterado el modo de vida de las tribus?

Todos han vuelto a la normalidad después del programa. Para ellos ha sido una forma de difundiar su cultura. Son tribus que están muy orgullosas de sus creencias y su modo de vida, por lo que están encantados con que se haya difundido.

En cualquier caso, parece que la polémica podría haber beneficiado al programa en términos de audiencia…

En absoluto, no tiene nada que ver. No creo que la denuncia haya influido y los datos estan ahí para demostrarlo.

*Imagenes del reality "Perdidos en la tribu", que cada domingo emite Cuatro

¿Se produjo algún 'roce' entre los equipos de rodaje y las tribus?

El equipo era muy reducido y estaba bastante alejado para no entorpecer el día a día. En las tribus sólo había un cámara y un redactor para no interferir en la convivencia.

¿Cómo se convence a Nuria Roca para que se embarque en un proyecto de estas características?

Me enseñaron el formato belga, me lo vendieron bien, pero se quedaron cortos. No me suele gustar ver los programas originales, pero fue ponerlo en el televisor y no poder despegarme. Me fascinó. Crees que lo has visto todo, pero esto va más allá.

Las familias participantes hacen un acto de generosidad tremendo al hacernos partícipes de sus emociones. “Perdidos en la tribu” me pareció brutal, llevo emocionada tres meses.

¿Cómo ha sido su relación con las familias?

He estado con ellas durante la preparación del viaje, conociendo sus inquietudes y sus deseos hasta que les di el pistoletazo de salida en el aeropuerto. Ellos no sabían dónde iban. Después, no hemos tenido ningún tipo de contacto porque han estado solos con sus tribus.

¿Se hubiera marchado tres semanas a vivir con una tribu que practica sacrificios o hace ritos espirituales, entre otras cosas?

Antes de ver cómo vuelven las familias diría que no, porque me daba miedo, pero cuando comprobé lo enriquecedor que era, la verdad es que, al menos, me lo pensaría. Es algo tan positivo, que me parece hasta un regalo. Un tipo de educación maravillosa.

¿Su marido piensa igual?

Ah, no lo sé (risas). La verdad es que no me he planteado ir con mi familia, pero sí creo que ahora existirá un mayor número de personas que quieran vivir esta aventura.

¿Por qué usted no tiene contacto con las familias durante el programa?

Ellos deben aprender a vivir por sí solos, y para eso necesitan aislamiento total. Yo hubiera sido una intrusa.

Tres semanas sin ducharse, comiendo alimentos extraños, viviendo en chozas… ¿qué es lo que más le hubiera costado en caso de haber participado como concursante?

Te tienes que ver en una situación extrema para saber cómo vas a actuar. En una situación límite sacas valentía y fuerza... Para mí, el tema más peliagudo hubiera sido la comida.

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención?

Me fascina ver cómo han sido capaces de encajar mentalmente modelos culturales donde las mujeres juegan un papel muy inferior al que tenemos en nuestra sociedad. Es un paso atrás que yo no sé si sería capaz de admitirlo.

En el programa se produce una especie de intercambio cultural, pero los componentes de la tribu son muy orgullosos de su forma de vida, lo cual, es admirable. Nosotros no tenemos derecho a imponer nada.

¿Quién cree que lo ha pasado peor, los niños o los adultos?

Los niños tienen una capacidad de adaptación brutal, están menos contaminados y son más vírgenes para adaptarse a situaciones difíciles.

¿Con qué familia se está divirtiendo más?

La familia de las niñas gemelas tiene momentos divertidísimos. Sin embargo, Sonia (familia Recuerdo-Oliva) ha pasado situaciones tremendas, quizá, por su afán de protección a sus hijos.

¿Cómo ha sido el regreso de las familias a España?

Se me ponen los pelos de punta sólo de recordarlo. El enganche que alcanzan con la tribu es impresionante. Les echan de menos, hablan de ellos y se ponen a llorar. Les ha cambiado su perspectiva vital y les cuesta pensar que no les van a volver a ver nunca. Algunos de ellos ya han empezado a ahorrar para poder ir a visitarlos.

¿"Perdidos en la tribu" es el programa que más le ha aportado?

Soy tan optimista que saco buenas cosas de todos los programas que he hecho. Es cierto que “Perdidos en la tribu” tiene unos ingredientes añadidos que no te dan otros.

¿Usted es aficionada a otros programas de corte similar, como “Pekín Express”?

Es un concepto de programa que está encajando muy bien entre el público. Estamos ofreciendo algo diferente, la televisión va por ciclos y ahora gustan estos formatos.

¿Cree que están cambiando los gustos de los espectadores?

Ahora hay mucha gente interesada en este tipo de programas, aunque llegará un momento en que pasarán de moda. Son espectáculos diferentes, pero todo es espectáculo, porque estamos haciendo programas para la televisión.

Ha presentado magacines (“Buenas tardes”), realities (“La isla de los famosos”), programas de humor (“Nada personal”), concursos (“Waku, waku”)… ¿qué le queda hacer por la televisión?

He tenido la suerte de hacer todo tipo de géneros y eso me ha aportado mucho. Siempre crees que lo has visto todo pero, de repente, te llega una propuesta como ésta y te quedas enganchado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba