Huelga Hay que frenar la telebasura

Si estás de acuerdo con la propuesta lanzada por las asociaciones de telespectadores, únete y no enciendas hoy tu televisor

Dieciséis asociaciones de telespectadores lanzaron el lunes una convocatoria de huelga, Un día 10 sin televisión, para el día de hoy. El objetivo es reclamar una programación de calidad y erradicar la llamada telebasura de las cadenas generalistas. Sus críticas tienen un primer destinatario, el programa Gran hermano, de Tele 5, además de otros 30 espacios, tales como El bus y Noche de impacto, de Antena 3 TV y El burladero, de TVE 1.


La iniciativa, tercera que convocan estas organizaciones desde 1999, cuenta con el apoyo de los principales sindicatos y asociaciones de vecinos y amas de casa. Las anteriores sirvieron para criticar la presión publicitaria en la programación y, según sus promotores, tuvieron una buena acogida. En opinión de María Isabel Martínez, presidenta de la Asociación Plaza del Castillo de Navarra, la publicidad se redujo y se abrió un debate sobre esta cuestión.


Para el presidente de la Agrupación de Telespectadores (FIATYR), Vicente Sánchez de León, Gran hermano es el ejemplo más claro de la carrera en busca de audiencia a cualquier precio. Además, ha denunciado que la respuesta de las otras cadenas para combatir este fenómeno pase por programas con más morbo, sexo y violencia.

Sánchez de León también ha dicho que el escándalo de Gran hermano -la agresión de Carlos a Fayna y la posterior expulsión de este concursante- estaba "perfectamente previsto", después de que cayera la audiencia en más de dos millones de espectadores en las tres primeras semanas de emisión. "En la anterior etapa descubrieron una participante que había ejercido la prostitución. En ésta, la violencia y el maltrato".


Protestas ante la Unión Europea


El representante de los telespectadores insistió en que con la emisión de telebasura las cadenas infringen la ley. Para velar por su cumplimiento han pedido la creación del Garante del Telespectador. Ascensión López, presidenta de la Federación Ibérica de Asociaciones de Radioyentes, anunció que estos colectivos preparan una queja, que dirigirán a la Comisión y al Parlamento Europeo y al Defensor del Pueblo español.


Entre los "flagrantes incumplimientos" que han detectado en las distintas televisiones, citaron la contraprogramación, pese a que las cadenas deben hacer pública su programación con una semana de antelación, por lo menos, las promociones de filmes con escenas escabrosas y violentas en horario infantil, y la vulneración de las cuotas de publicidad.

Volver arriba