Más problemas para Telecinco El fundador de Caribevisión se negó a declararla en quiebra

Carlos Barba no hizo caso a la propuesta de los accionistas minoritarios

El culebrón de Caribevisión, el gran proyecto en que se embarcó Telecinco para competir por la audiencia latina en Estados Unidos, sigue quemando etapas en medio de una notable confusión.

El pasado viernes, como ya informó Vertele.com, fuentes de los accionistas minoritarios aseguraban que la compañía se había acogido al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de ese país, similar al procedimiento concursal en España. Sin embargo, la iniciativa habría sido frenada en el último momento por el fundador de la compañía, Carlos Barba, según informa El Confidencial.

"Sería un suicidio para Barba"

Alfredo Fraile, ex vicepresidente de Telecinco y cabeza visible de ese grupo de afectados, matizaba ayer a El Confidencial que el consejero delegado de Caribevisión, Alejandro Orvañanos, le comunicó la decisión a Barba, que finalmente se negó a avalar la propuesta. “Sería un suicidio para Barba que alguien entrara a controlar la sociedad”, interpreta Fraile.

No en vano el presidente de Caribevisión “todavía tiene poderes en la compañía”. El grupo de Carlos Barba se quedó con un 17% del capital tras la entrada de Telecinco.

El grupo de accionistas minoritarios busca sobre todo recuperar su inversión, que supera los cuatro millones de euros. Acusan a Barba de una gestión "desastrosa" que, desde el inicio del proyecto en el verano de 2006, habría llevado a la cadena a perder 20 millones de euros, de acuerdo con las estimaciones que manejan.

Los protagonistas guardan silencio

Telecinco, contactado el viernes, no hizo comentario alguno sobre la confusión que se vive en la cadena. Tampoco fue posible establecer comunicación con portavoz alguno de Caribevisión, ni el viernes ni en la jornada de ayer.

La fórmula del conocido como Chapter 11 “podría ser un recurso de los otros accionistas para reorganizar Caribevisión”, explica Fraile. Telecinco entró en la cadena a principios de 2008 con una inversión de 32 millones de dólares que le permitió acceder al 28,3% del capital. Junto a la cadena española, el grupo Burillo Azcárraga y la estadounidense Quantek conforman la sociedad Pegaso TV, que atesora un 83% de Caribevisión.

Dudas sobre la reestructuración

La preocupación de los minoritarios ahora es saber cómo se pretende reestructurar la compañía, aunque dudan de que las autoridades estadounidenses acepten la situación de quiebra técnica de la empresa. “Los socios son tan culpables como Barba”, apuntan los minoritarios, que ultiman una demanda contra los gestores de la compañía.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba