En La Vanguardia La fusión pondrá en jaque a parte de los canales que se emiten en las plataformas

La oferta se reducirá para adaptarse a un operador único de televisión por satélite

Hace menos de un año, la mayoría de los responsables de los denominados canales temáticos admitían que la oferta del sector estaba "algo inflada". Ahora, con el anuncio de la fusión de Vía Digital y Canal Satélite, unida a la quiebra de Quiero, esa sobreabundancia parece estar definitivamente amenazada por la desaparición de dos de sus principales clientes. Una sola oferta significará, sin duda, una reducción del número de canales. Y aquellos que queden fuera tendrán serias dificultades económicas para sobrevivir porque en el mejor de los casos les quedará como ingreso principal los contratos con los operadores del cable.

Los analistas y directivos consultados coinciden en afirmar que la posible unificación de la televisión de pago vía satélite será una prueba de fuego para los productores y "empaquetadores" de contenidos. Pero no sólo detectan consecuencias negativas para el sector. "La fusión significará con toda probabilidad una mejora de la oferta. Los responsables de esta operación tienen que justificarla y, por tanto, harán todo lo posible para que la opinión pública quede contenta con la nueva situación", asegura un consultor.

Además, el máximo responsable de los cuatro canales de Disney que emite Canal Satélite, Simón Amselem, considera que una plataforma única significará la aglutinación de los abonados y, por tanto, los canales podrán ser más rentables al conseguir reunir una mayor audiencia y, con ello, un aumento en los ingresos por publicidad.

Sin embargo, la preocupación sobrevuela en el sector. Hay un hecho concluyente: si al final se consuma la fusión, la nueva plataforma única no ofrecerá más de setenta canales, prácticamente la mitad de los que reúnen las dos plataformas. Y algunos de ellos ofrecen el mismo tipo de programación: los informativos 24 horas (VD) y CNN+ (CSD), los deportivos Sportmanía (VD) y Teledeporte (CSD), Grandes Documentales Hispavisión (VD), Odisea (VD), Documanía (CSD)... Los expertos aseguran que un cierto número de canales corren el serio peligro de desaparecer. El nuevo cliente tendrá que desecharlos aunque, a medio plazo, con o sin acuerdo de por medio, parte de ellos estaban condenados a muerte, señalan.

Los consejeros socialistas de RTVE no han tardado en mostrar su preocupación por el futuro de los cinco canales del ente que pueden verse en Vía Digital (Grandes Documentales Hispavisión, Canal 24 horas, Canal Clásico, Nostalgia y Teledeporte). Por su parte, los responsables de la televisión estatal afirman que, en el peor de los casos, si se rompiera el contrato con la plataforma de Admira (en vigor hasta finales del 2003), la supervivencia de los canales no está en peligro porque se emiten en red de cable y plataformas del continente americano. En este proceso de selección "contará la fortaleza de la marca, la calidad de los contenidos o los niveles de audiencia, así como el coste que supone cada canal para la plataforma", concluye Amselem.

Artículo publicado en LA VANGUARDIA, Alicia Rodríguez de Paz, 21/5/02

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba