Análisis Vertele de la situación actual El futuro de la TDT en 2015: ¿Por qué Mediaset abre el paraguas antes de la tormenta?

El futuro de la TDT en 2015: ¿Por qué Mediaset abre el paraguas antes de la tormenta?
El futuro de la TDT en 2015: ¿Por qué Mediaset abre el paraguas antes de la tormenta?

El terremoto del reciente apagón de 9 canales tendrá nuevas réplicas, con duro enfrentamiento entre las privadas. ¿Por qué anuncia Telecinco que impugnará el concurso cuando aún no se ha convocado? ¿Quién tiene más papeletas de hacerse con nuevas licencias? ¿A quién beneficia o perjudica?

El terremoto que provocó el cierre de nueve canales de TDT el pasado 6 de mayo tendrá nuevas réplicas en los próximos meses. De momento, no hay noticias sobre el nuevo concurso que el Gobierno se comprometió a convocar para dar nuevas licencias, pero las espadas ya están en alto y se anuncian nuevos enfrentamientos entre Atresmedia y Mediaset.

Antes de que se conozca ningún detalle sobre las condiciones de la convocatoria, un directivo anónimo de Mediaset, citado por ECD, advierte ya que “será el concurso más impugnado de la historia”.

¿Por qué está Mediaset a la defensiva?

¿Por qué anuncia Mediaset que impugnará el concurso si aún no se ha convocado? Veamos como queda el mapa televisivo: La oferta de la TDT ha pasado de 24 canales a 15. Los seguidores de los canales que han cerrado (como Nitro, Xplora, La Sexta3, La Siete, Nueve o AXN), han favorecido a los que han sobrevivido, que han visto crecer su audiencia.

Atresmedia ganaba a Mediaset en la era pre apagón, cuando peleaban en igualdad de condiciones. Ahora Mediaset cuenta con seis canales (Telecinco, Cuatro, FDF, Divinity, Boing y Energy), mientras que Atresmedia se ha quedado solo con cuatro (Antena 3, laSexta, Neox y Nova). La ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo ha afectado especialmente al grupo de Atresmedia, que está en clara desventaja en relación al grupo italiano.

¿A quiénes ha perjudicado el cierre de nueve canales de TDT?

Atresmedia ha sido el grupo más perjudicado porque ha perdido, en el conjunto de todas sus cadenas, 4,5 puntos de share, mientras que Mediaset solo ha retrocedido 0.4 puntos de audiencia.

El grupo de San Sebastián de los Reyes se ha quedado con dos canales menos que el grupo de Fuencarral, por lo que observadores del sector de la televisión privada que quieren permanecer en el anonimato, señalan que “sería lógico que en un nuevo concurso se intentara enmendar este desaguisado permitiendo el reequilibrio de canales entre los dos grandes grupos, considerando que ya han hecho una inversión importante y que cuentan con la experiencia y los contenidos adecuados para garantizar contenidos de calidad”.

Tal como ya ha analizado Vertele y ha reconocido el propio Tringali de Publiespaña, Telecinco ha crecido 1,6 puntos (del 14 al 15,6%) entre el 6 y el 31 de mayo, mientras que Antena 3 ha perdido 0'1 % en relación a su media de temporada, todo ello a pesar de que ha mejorado 7 décimas de punto en relación al mes de abril situándose en un 13,7% de cuota de pantalla.

Aunque todavía no hay noticias del concurso, todo hace pensar que, de convocarse, Atresmedia tendría buenas opciones para hacerse con más licencias, dado que sus proyectos, basados en canales que ya han existido, con éxito de público, con una fuerte inversión y experiencia detrás, estarían muy bien situados.

Esta posibilidad, obviamente, no gusta en los despachos de Mediaset, que ven amenazado el 'status quo' actual, tras el apagón, y que les beneficia.

¿Habrá pelea en los tribunales?

Así las cosas, los directivos de Mediaset -según apuntaba ECD- temen que Antena 3 reciba, en el concurso de nuevas TDT, más licencias que Mediaset, por lo que sus equipos jurídicos ya están preparando los razonamientos para una hipotética impugnación. En el sector se considera que esta filtración de intenciones de futuro equivale a “vender la piel del oso antes de cazarlo” y se considera un aviso para navegantes, una advertencia, al Gobierno.

Fuentes cercanas al grupo de Atresmedia no entienden que Mediaset quiera "ordenar la TDT en los despachos", se "ponga a la defensiva y amenace con impugnar un concurso que no se ha convocado". Estas misma fuentes defienden que si se llega a convocar el concurso “todo el mundo estará en igualdad de condiciones y todos podrán aspirar a recibir una licencia de TDT si cumplen la convocatoria. Pero es cierto que si se exigen los requisitos habituales en este tipo de concursos públicos, por experiencia, capacidad financiera, profesionalidad y contenidos, tenemos muy buenas posibilidades”. Y, añaden, “en cualquier caso, es evidente que las últimas decisiones han perjudicado mucho más a Atresmedia que a Mediaset”.

Lo que es evidente es que Mediaset y Atresmedia lucharán con denuedo para obtener todas las concesiones posibles de TDT.

La otra amenaza: la posibilidad de que se “apaguen” otros 8 canales

En el horizonte, además, está pendiente de resolución un nuevo recurso por el que el Tribunal Supremo podría anular otros ocho canales de TDT, lo que afectaría a Neox, Nova, FDF, Divinity, Energy, Boing o Discovery Max, por lo que únicamente quedarían siete canales en abierto.

Las fuentes consultadas por Vertele dan por hecho que la sangre no llegará al río y que el Gobierno tomará la iniciativa para evitar este segundo desastre.

En el entorno de Uteca se admite que “las negociaciones con el Gobierno están abiertas y no se ha dejado de hablar ni un solo segundo a pesar del desencuentro del apagón”.

Tanto Atresmedia como Mediaset creen que no se llegarán a cerrar los ocho canales cuestionados porque el desastre para la industria, para el sector publicitario, para los puestos de trabajo y para los grupos mediáticos sería impresionante.

Giuseppe Tringali, Presidente de Publiespaña, afirmaba en reciente rueda de prensa que: "otro cierre de canales sería inimaginable" y que “tenemos tiempo hasta el 1 de enero de 2015 (fecha en la que la aplicación del dividendo digital obliga a la liberación de frecuencias de televisión en favor de la telefonía 4G), para que una situación que ahora no es ideal, no empeore y se mantenga como está actualmente”.

El Ejecutivo se puede adelantar a la previsible sentencia del Tribunal Supremo, llegando a un acuerdo con los operadores, o legislando de manera (decreto ley, disposición legislativa, etc...) que blinde una posible resolución negativa.

Autonómicas: El Gobierno confirma que TV3 y todas las autonómicas cerrarán un múltiplex

La alteración del mapa televisivo no acaba aquí. Tal como ya ha informado Vertele, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha confirmado que Cataluña perderá uno de los tres múltiplex que posee en la actualidad a partir del enero de 2015, mientras que el resto de comunidades autónomas se quedará con uno de los dos que poseen ahora.

Cataluña es la única comunidad autónoma que posee tres múltiplex, a diferencia del resto de comunidades autónomas que tienen dos.

La reorganización de los canales afecta tanto al sector privado como al público, también a TVE.

Cataluña es la Comunidad que ha tenido una reacción más virulenta. Francesc Homs, portavoz de la Generalitat, afirmó que presentarán batalla. "Haremos todo lo que esté a nuestro alcance. Tendrá que venir alguien de fuera a cerrar. Nosotros no cerraremos un canal de televisión". A su juicio, en el espacio radioeléctrico hay espacio para todos. Y la decisión del Gobierno central tiene que ver con la lengua propia, el catalán, que tiene un desequilibrio gigante en cuanto a su presencia en medios de comunicación: "El catalán, en el panorama televisivo, es minoritario”-afirma con contundencia Homs.

Tras el verano, nueva resintonización a 20 euros por hogar

Todo este trajín técnico tendrá consecuencias para cada uno de los espectadores de televisión. Tras las vacaciones de verano, después del Mundial de Fútbol de Brasil, y antes de que comience, a mediados de septiembre de 2014, la nueva temporada, tocará resintonizar las antenas.

Los cambios técnicos no saldrán gratis. Todos los que no ocupen viviendas unifamiliares, tendrán que pagar una media de 20 euros para ajustar la antena colectiva. En algunos casos, según el nivel de complejidad, la minuta puede llegar a 200 euros.

Los españoles pagarán más de 500 millones de euros para poder readaptarse al nuevo mapa de la TDT. Si no se quiere dejar de ver el canal preferido deberá hacerse el ajuste antes del 1 de enero del 2015.

¿Son los operadores de telecomunicaciones la nueva competencia?

Por otra parte, las operadoras de telecomunicaciones están accediendo a la distribución de contenidos televisivos de pago, aunque las cadenas privadas creen “que no son competidores puros, sino que están en otra liga, por lo que ofrecen posibilidades de colaboración y de reparto de costes”.

Las empresas de telecomunicaciones apuestan por la televisión de pago de contenidos, en el marco de una oferta multiservicio que incluye música, teletiendas, libro digital y derechos deportivos.

El pago permitirá rentabilizar derechos que son muy caros para emitir solo en abierto. En este contexto se enmarca la compra de Canal + por parte de Telefónica para integrarlo en el negocio de Movistar TV.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba