Opinión Otras galas de televisión “también son posibles”

Al margen de un criticable tinte político, la presentación de la nueva TVE sorprendió por una profesionalidad técnica inusual en este tipo de eventos, y más aún, en época de crisis

Dejando a un lado el innecesario sesgo político que impregnó gran parte de la ceremonia -las críticas del PP no se han hecho esperar-, hay que reconocer que ni en las mayores épocas de esplendor de TVE se recuerda una presentación de temporada tan “profesional” como la que ayer condujeron Gran Wyoming y Rosa María Sarda.

No sabemos si consiguieron transmitir a la audiencia el eslogan de esta temporada en TVE, "Otra televisión es posible", pero lo que sí demostraron los guionistas del especial "Contamos todos" es que "otras galas también son posibles”.

Después de las tediosas, clónicas y previsibles presentaciones de temporada y entregas de premios a las que nos tienen acostumbrados las cadenas (TP de Oro, ATV e incluso los Goya), la gala de anoche sorprendió gratamente por su grandeza de medios técnicos, lucida puesta en escena, coordinación y naturalidad en las presentaciones, un trabajado y medido guión que huía de lo previsible sin caer en el humor elitista, un público risueño y especialmente agradecido con las bromas de Sardá (quizá tuvieron algo que ver los canapés de Mallorca...)

En definitiva, y como suele decirse, la de ayer fue una gala “bien hecha” que, sin embargo, sólo interesó a un 13% de la audiencia. Pero, ¿qué importa que los espectadores prefirieran “7 vidas”, “El inquilino”, “Gran Hermano” y “La granja”, si Caffarel y Menor ya lo han dejado bien claro: “Buscamos el liderazgo de calidad y moral, no el de audiencia”.

Si alguien no vio la gala, puede hacerlo esta noche porque TVE la repone a las 23.15 horas, después de “Ana y los 7”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba