Entrevista Los ganadores de 'Pekín Express': "Sólo nuestros padres conocían el secreto"

Hablamos con María y Fernando, triunfadores en el exitoso reality de Cuatro

Después de trece etapas, Fernando y María se proclamaron el domingo ganadores de la primera edición de "Pekín Express", el reality que ha emitido Cuatro en la noche de los domingos con buena acogida de audiencia.

La "pareja en crisis" llegó a Pekín junto a la compuesta por Martha y Javier, el otro dúo que alcanzó la final que se disputó en la capital de China.

TITULARES DE FERNANDO Y MARÍA

- "Teníamos a mucha gente engañada durante este tiempo"

- "Los únicos que lo sabían eran nuestros padres"

- "Nuestros amigos sabían que con lo competitivo que soy yo, y con lo avispada que es María, íbamos a llegar muy lejos"

- "Al llegar a China nos salió nuestra vena más competitiva"

- "El programa sólo ha mostrado nuestras discusiones"

- "Hemos ganado porque los dos nos hemos compenetrado bien"

- "Hemos discutido, pero jamás nos hemos faltado al respeto"

- "Ya tenemos fecha para casarnos"

- "Algo nos olíamos con la enfermedad de Idoia"

- "Antepuso el concurso a su salud. Yo no lo hubiera hecho"

Tras varios meses, ya pueden decir públicamente que ustedes son los ganadores del programa…

Fernando: Ha sido un descanso increíble (risas). Teníamos a mucha gente engañada durante este tiempo.

María: Hemos contado una cantidad de trolas impresionantes para que nadie se enterara de que habíamos ganado.

¿Qué decían a quienes les preguntaban?

F: Los únicos que lo sabían eran nuestros padres, que también han sabido guardar el secreto. La gente no es tonta e imaginaba que habíamos llegado casi al final porque tardamos en regresar a España, pero nosotros nos inventábamos coartadas para explicar que el programa nos exigió quedarnos hasta el final en Pekín para volver todos juntos…

M: La verdad es que ahora estamos más tranquilos porque no habíamos podido vivir nuestro triunfo desde que llegamos.

¿La gente que les conoce creía que podían ganar?

F: Nuestros amigos sabían que con lo competitivo que soy yo, y con lo avispada que es María, íbamos a llegar muy lejos.

¿Y ustedes vieron en algún momento que podían llegar a ganar?

F: La verdad es que al principio no, porque íbamos más a disfrutar que otra cosa. A conocer países y gentes nuevas. Pero cuando llegamos a China nos salió nuestra vena más competitiva.

M: Cada vez te vuelves más competitiva a medida que avanza el concurso. Si no, no hubiéramos llegado a la final.

Pero siempre fueron muy luchadores…

F: Éramos muy competitivos hasta la prueba de inmunidad, luego nos relajábamos muchísimo. También jugamos con la ventaja de que contábamos con la confianza de otras parejas, nos llevábamos bien y, gracias a eso, acumulamos muchos amuletos que nos fueron cediendo.

¿Barajaron la posibilidad de tirar la toalla en algún momento?

F: Yo tuve un momento de bajón en la etapa del desierto cuando íbamos acompañados del gigante. Estuvimos 24 horas de reloj en un sitio sin encontrar un coche. Ahí pensé que en Alicante podría ser igual de feliz. Me sentía inútil en ese momento.

¿Buscar coche era lo más complicado?

M: Lo más difícil era encontrar un coche que te llevara justo al sitio que necesitabas, y eso a nosotros nunca nos ocurrió.

¿Cuál es el mejor recuerdo que se lleva del programa?

F: María, por todo lo que me ha demostrado a lo largo de la carrera. El programa sólo ha mostrado las discusiones que teníamos, pero hemos vivido muchos momentos buenos que han salido menos.

M: Mi mejor momento fue la final, pegué unos gritos increíbles cuando Paula nos dio permiso para tocar el gong final. No me lo podía creer.

¿Cree que el programa ha reflejado bien su relación?

F: No. Sólo ha mostrado la parte de las discusiones. Éramos la “pareja en crisis” y el programa sólo se ha centrado en la palabra “crisis” y se ha olvidado de “pareja”.

M: Al principio se daba una imagen de mí demasiado quejicosa y también he trabajado mucho. Hemos ganado porque los dos nos hemos compenetrado bien.

Sin embargo, hay gente que se ha visto reflejada en esas discusiones de pareja…

F: Es que hemos tenido discusiones a raíz de la convivencia, pero por motivos del viaje, no por tener grandes problemas de la pareja. Puedo decir que jamás nos hemos faltado al respeto.

Fernando le pidió matrimonio en la final, ¿se van casar?

M: Sí, ya tenemos fecha para marzo (risas).

¿Piensan que la pareja formada por Martha y Javier era una justa finalista?

F: Era una pareja muy fuerte haciendo autostop. En las pruebas, sin embargo, eran más débiles.

¿Les hubiera gustado competir en la última etapa con otros concursantes?

M: Tanto Martha y Javier, como las gemelas, los vascos o Carlos y Mario tenían motivos para estar en la final.

Precisamente, las gemelas eran una de las favoritas para ganar...

Eso habría que haberlo visto. Eran constantes y cabezonas. Pero el resto de parejas también trabajó muy duro. Los demás, sin llorar, hemos pasado por situaciones igual de difíciles en la carrera. También tuvieron algún favor por parte de los médicos cuando tenían algún problema.

¿Cómo es su relación con ellas?

F: Muy buena, como siempre. Ellas saben lo que hay. Hablamos habitualmente.

¿Cómo se encuentra Idoia?

F: Está bien y sigue adelante con el tratamiento.

¿Qué se les pasó por la cabeza cuando les dijeron que Idoia tenía cáncer?

F: Algo nos olíamos, porque veíamos que día a día se iba apagando. Cuando no era la pierna, le dolía la muela, etc. Pero nos quedamos muy chafados cuando se fueron por ese motivo. Idoia antepuso el concurso a su salud. Yo no lo hubiera hecho.

¿Fue el momento más duro?

M: Sin duda, a nivel personal, del concurso… fue durísimo.

En la final dijeron que el dinero que consiguieron (78.000 euros) se lo darían a Idoia en caso de necesitarlo…

F: El dinero está ahí y esperemos que no haga falta utilizarlo para ayudarla con su enfermedad y que lo podamos emplear para otras cosas más agradables.

¿Repetirían el viaje?

F: Sí, pero sin cámaras, porque aunque en ocasiones te olvidas de ellas, me hubiera gustado disfrutar más del viaje con muchas de las personas que estuvimos allí.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba