Según Cinco Días Dos gigantes europeos se enfrentan por el control de Telefónica Media

Pearson y Bertelsmann han roto sus relaciones y se disputan ahora la entrada en el grupo de comunicación español

El grupo español Telefónica Media asiste impotente al deterioro de las relaciones entre dos gigantes europeos del mundo de la comunicación. Según publicaba ayer el diario económico Cinco Días, la británica Pearson y el alemán Bertelsmann han roto sus negociaciones y podrían pedir pronto el “divorcio” de ese matrimonio que se llamaba RTL.

Los hechos se remontan al pasado mes de diciembre, cuando Telefónica se reunió con ambas compañías para acordar la venta de un porcentaje significativo de su división de medios y ceder su gestión al Grupo RTL, que la británica y la alemana habían creado uniendo las participaciones que, por separado, habían adquirido en Antena 3.

Durante el encuentro, en el que Juan Abelló, presidente no ejecutivo de RTL, actuó como intermediario, el máximo responsable del grupo español César Alierta les pidió un plazo de seis meses para deliberar y llegar a una conclusión.

Levantado el hacha de guerra

Entretanto, la comunicación entre los aspirantes a socios de Telefónica se fue enfriando y se rompió definitivamente cuando Pearson descubrió en febrero que Bertelsmann había adquirido el 30 por ciento de las acciones que Groupe Bruxelles Lambert poseía en RTL Group. Thomas Middelhoff, cabeza del grupo alemán, se hacía así con el 67 por ciento de RTL, dejando a los británicos, cuya primera espada es Marjorie Scardino, con un triste 22 por ciento.

Rotos los lazos que les unían, ambos grupos pujan en la actualidad por hacerse con el control del conglomerado mediático de Telefónica. Para ello no han dudado en contactar con altos cargos de la operadora española y “realizar movimientos ante instancias cercanas al presidente del Gobierno, José María Aznar”, afirma Cinco Días.

César Alierta ha manifestado estar molesto por las presiones políticas que se están ejerciendo por parte de los europeos, que vienen a sumarse a los malos resultados y la falta de perspectivas que se viven en algunos de los principales activos del grupo, especialmente Antena 3, Vía Digital y los canales de televisión de Argentina, Telefé y Canal Azul.

Volver arriba