Internacional La guerra de la contraprogramación también sacude a la TV argentina

Su versión de "Mujeres desesperadas", la última víctima

España no es el único país que vive la práctica la contraprogramación por parte de las cadenas en su lucha por la audiencia. En Argentina, ni los toques de atención ni la estricta reglamentación del Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) evita que las principales televisiones hagan por cambiar esta conducta, informa el diario argentino El Día.

En nuestro país, el último caso más llamativo se produjo hace varias semanas, cuando Telecinco trasladó a su gigante “Hospital Central” del martes al miércoles para hacer frente al estreno de la serie de Ana Obregón en Antena 3.

En Argentina, el pasado martes ocurrió el milagro, es decir, que los programas arrancaron en los horarios anunciados. Sin embargo, esto apenas duró un suspiro: Telefé, habitual líder de audiencia, al día siguiente comenzó con los retoques y otra vez el problema volvió a estar en la picota.

Situación difícil

Ser líder de audiencia no es nada fácil y nadie quiere dejar de serlo. Telefé estaría en una situación de mayor fortaleza para negociar y, por lo tanto, imponer sus reglas de juego si es que las hubiera. Los números le dan tanto poder a esta cadena que es capaz de no hacer caso a las exigencias del COMFER, mientras que Canal 13 se encuentra en posición expectante: respetar las reglas o combatir a Telefé con las mismas armas.

Si bien desde hace casi cinco años que existe en Argentina el problema de los horarios, lo cierto es que este año el tema se ha agravado hasta tal punto que el teleespectador no sabe a qué hora se emitirá el programa que quiere. Incluso, se pregunta si éste se llegará a emitir.

El pasado jueves, se esperaba que “Amas de Casa Desesperadas”, versión argentina de la exitosa “Desperates Housewives”, se ofreciera después de “ShowMatch”, a las 23:30 horas, tal como había ocurrido la semana anterior que se programó y se emitió miércoles y jueves.

Pero no fue así. Se supone que seguirá en adelante con una sola emisión por semana. De todos modos, se anuncia que la ficción que protagonizan Araceli González, Carola Reyna, Gabriela Toscano y Mercedes Morán se emitiría desde mediados de noviembre dos veces a la semana nuevamente.

Acuerdo por un día

Si el martes pasado se respetaron los horarios fue porque las autoridades del COMFER habían convocado especialmente a los responsables de Canal 13 y Telefé para que terminaran de jugar al gato y al ratón. Las dos cadenas mostraron su buena voluntad por un día pero, después, volvieron a las andadas.

¿Cómo hacer para que Telefé, que hoy marca el paso de la televisión, aplique el reglamento del COMFER a rajatabla?. A estas alturas, pedir a Canal 13 y Telefé que cumplan con los horarios parece un imposible. De todos modos, el órgano de control estaría evaluando otra estrategia mucho más contundente.

Sin embargo, estar bien cerca de lo que hacen ambas emisoras sirve y mucho. El COMFER, a diferencia de hace un mes, ahora inspecciona y está más encima porque el problema de la parrilla prácticamente se concentra en la franja de la noche. Durante el día la cosa viene más calmada, aunque meses atrás en esa franja uno no sabía cuánto duraban las series diarias en Telefé (“Isaura, la esclava” por momentos duraba una hora y en otros apenas 20 minutos) y en Canal 13 el espectador no sabía con qué programa se iba a encontrar.

En esta guerra mediática, hasta ahora es Canal 13 quien está más cerca de lo reglamentado. La semana que acaba de pasar se podría afirmar que fue como debería ser usualmente. Por su lado dicen que en Telefé están tratando de poner en hora sus emisiones. ¿Cuál será el argumento del próximo capítulo? Podría preguntarse el televidente.

"Amas de Casa Desesperadas", la última víctima

La gota que colmó el vaso fue el estreno de “Amas de Casa Desesperadas”, que fue presentada como la "joya" de Canal 13: la productora Pol-ka realizó para ello una alianza con la cadena Disney, dueña del formato de la comedia dramática. Telefé, con su política agresiva, se puso como objetivo golpear esta unión y de hecho lo logró: se esperaba una audiencia más alta de “Amas”, que debutó con unos 25 puntos y luego cayó a los 20 hasta caer incluso a los 17 puntos.

Claro que Canal 13 no se iba a quedar cruzado de brazos. Salió a defender su producto con cambios de noche y demás. En un reportaje Adrián Suar, responsable de la ficción y mandamás del 13, dijo: "A mí la competencia me encanta, pero no salgo a destruir al adversario". Fue un tirón de orejas al director de Contenidos de Telefé, Claudio Villarruel, por su política de sacar de la parrilla programas.

Mercedes Morán, una de las protagonistas de “Amas de casa desesperadas”, señala que "si las dos ficciones (se refiere a “Amas...” y a “Hermanos y detectives”) estuvieran en días diferentes y con horarios accesibles, ganaríamos todos".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba