¿Una cortina de humo? La guerra, una gran superproducción para televisión

El Pentágono recurre a Hollywood para que la posible guerra contra Irak luzca en la pequeña pantalla. El director artístico George Allison recibirá 200.000 dólares por ambientar un hangar de Qatar en el que se darán las ruedas de prensa. El objetivo es ganarse a la audiencia y demostrar la superioridad con el enemigo

El Pentágono ha pedido ayuda a Hollywood para poner en marcha la posible guerra contra Irak, porque quiere que sus profesionales le ayuden a crear el mejor escenario para sus ruedas de prensa, según informa la agencia EFE en Los Angeles. La estrategia mediática del Gobierno de Bush recuerda a la película protagonizada por Dustin Hoffman y Robert De Niro en 1997, La cortina de humo, en la que la reelección del presidente peligra por un escándalo sexual y, para desviar la atención de la opinión pública, un asesor y un productor de cine inventan una guerra.

El director artístico George Allison ha sido contratado para diseñar el telón de fondo en el que diariamente se ofrecerán los avances de la guerra a los medios de comunicación. Allison, de 49 años, es conocido por sus trabajos en películas como Johnny Suede o, más recientemente, It Runs in the Family, filme que aúna al clan de los Douglas, tanto Michael como Kirk.

Esta tarea no le pilla por sorpresa a Allison, quien ya se ha encargado de la "dirección artística" de algunas de las apariciones públicas del presidente estadounidense, George W. Bush. En sus manos recae ahora la remodelación del hangar en Qatar donde el ejército estadounidense piensa poner su centro de operaciones para los medios de comunicación desplazados a la zona. Su labor será la de hacer este lugar más atractivo al espectador que lo que fue la pizarra y el puntero que utilizaba el general Norman Schwarzkopf durante la guerra del Golfo en 1991.

Según fuentes cercanas a esa remodelación, se trata no sólo de ganarse a la audiencia sino de demostrar superioridad sobre el enemigo y dejar claro también al público iraquí la superioridad tecnológica estadounidense.

Un presupuesto de 1.200.000 dólares

El diseño tendrá un coste de 1.200.000 dólares, 200.000 de los cuales serán para el "director de arte" y un millón para la remodelación del hangar, que incluirá cinco pantallas y dos proyectores de televisión para mostrar con el mayor realismo los mapas, gráfico y escenas de acción del combate.

Ésta no es la primera vez que el Gobierno estadounidense pide ayuda a Hollywood en los últimos años. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, un grupo destacado de figuras de Hollywood, que incluyó al realizador de El club de la lucha, David Fincher, se reunió en el Pentágono para colaborar en la preparación de las fuerzas armadas estadounidenses en la lucha contra el terrorismo.

El grupo, compuesto por directores, guionistas y artistas en general, tuvo como misión la de facilitar sugerencias de posibles ataques terroristas, así como preparar vídeo juegos centrados en este mismo tema que permitan la preparación "virtual" de los soldados.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba