Cuando la realidad supera a la ficción

El hecho real traumático y menos conocido que relató 'Lo que escondían sus ojos'

El hecho real traumático y menos conocido que relató 'Lo que escondían sus ojos'
El hecho real traumático y menos conocido que relató 'Lo que escondían sus ojos'

La historia de amor entre los hijos de los protagonistas parecía un ingrediente de ficción retorcido, pero en esta ocasión, la vida de ambos superó a cualquier guión

'Lo que escondían sus ojos' relató unos hechos acontecidos en la alta sociedad española franquista. Una historia de amor entre la Marquesa de Llanzol (Blanca Suárez) y el ministro Serrano Suñer (Rubén Cortada) que, aunque existió, sabemos que habrían tintes de ficción.

Lo mismo ocurría con la historia que se forjó, años después, con la hija de ambos y el hijo de Suñer.

La moraleja más retorcida de la trama

Hermanos que se enamoraron sin saber que eran hermanos. Este último hecho, parecía más un ingrediente fruto de la imaginación retorcida de un guionista que buscaba acabar con una moraleja la infidelidad de ambos, que de una realidad. Pero lo más sorprendente de todo es que ocurrió en la vida real.

Carmen Díez de Rivera (Charlotte Vega), nació fruto de la relación extramatrimonial de la Marquesa de Llanzol y Serrano Suñer, y este último nunca la quiso reconocer. Por lo que ella creció pensando que su padre era el Marqués, y los hijos del ministro nunca supieron que ella era su hermana.

Cuando Carmen conoció a Ramón (David Solans), hijo de Suñer, se enamoraron perdidamente y decidieron casarse. Algo que provocó que el affaire más famoso de la alta sociedad franquista quedara al descubierto.

La hija de ambos, tras vivir ese hecho traumático, ingresó en un convento y se marchó como cooperante a Costa de Marfil. Después se convirtió en una importante figura política de la transición española y se la conocía como 'la musa de la transición'.

Ella nunca se casó.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba