Fenónemo en Latinoamérica Las herederas de "Sin tetas..." arrasan pero preocupan en TV

Dos series colombianas de narcos superan el 43% a la misma hora

Pese al bajón de audiencias que ha sufrido "Sin tetas no hay paraíso" en nuestro país (13.6% de cuota y 2.064.000 fieles el pasado domingo), las series sobre historias de narcotraficantes reviven actualemente una nueva época dorada en la televisión latinoamericana.

Hablamos de dos ficciones de este género que arrasan en la pequeña pantalla de Colombia: El Capo, de la cadena RCN, y Las muñecas de la mafia, de Caracol, que alcanzaron en esta última semana un 43.1% y 46.6% de cuota respectivamente, según informa el diario Semana.com.

Lo llamativo de su éxito es que las dos compiten frontalmente en el horario estelar, algo que es sólo comparable a si Pasión de gavilanes o Betty, la fea se hubieran emitido enfrentadas. Para algunos productores, es un fenómeno inédito que dos melodramas a la misma hora y en canales diferentes arrasen en audiencia.

Preocupación en la clase política por la imagen que se da del país

Sin embargo, este fenómeno ha causado cierta preocupación en las clase política colombiana por la imagen del país que están mostrando las dos principales series del momento.

La angustia obedece a que los miles de millones que el Estado dedica para promocionar al mundo una idea diferente del país, terminará siendo papel mojado cuando estas populares ficciones arrasen en países extranjeros.

Pero los únicos preocupados por esa situación no están dentro del gobierno. También intelectuales, periodistas y académicos se están cuestionando por qué productos como El Capo y Las muñecas de la mafia son tan  exitosos ¿Qué significa esa fascinación con las historias del narcotráfico?

Autoexamen para saber hasta dónde ha calado el fenómeno de lo narco

El crítico de televisión Omar Rincón dice que ha llegado el momento de que la sociedad colombiana haga autoexamen para saber hasta dónde ha calado el fenómeno de lo narco. "Hoy en día, los medios están seguros de que lo narco es capaz de identificarnos, de que las telenovelas producen un goce. Eso, quizás, indicaría que estamos llegando a nuestras justas proporciones estéticas y éticas".

Los hechos comprueban que, por lo menos desde hace dos años, las telenovelas que tienen más audiencia son las que tocan temas relacionados con el mundo de los narcos: de Sin tetas no hay paraíso, El cartel de los sapos, La viuda de la mafia, a las actuales versiones de Las muñecas y El capo, la televisión cada día muestra con mayor frecuencia el mundo criminal colombiano, en versiones muy bien logradas.

Según Rincón, en Colombia se tiene la idea de que el dinero es lo importante y que es legítimo hacerse la vida a codazos. "Sabemos actuar de capos. Ahí, no tenemos que importar actores".

Andrés López, confeso narcotraficante cuyos dos libros, El cartel de los sapos y Las fantásticas, han sido best sellers y de donde han salido los guiones de El cartel y Las muñecas de la mafia, afirma que su pretensión no es hacer apología de una conducta.

"Simplemente, es una herramienta de entretenimiento. Sin descuidar lo más importante, que es darle a la audiencia herramientas para que aprendan de las equivocaciones ajenas. No podemos echarle la culpa a la televisión de lo que somos. Los norteamericanos también tienen series sobre narcotráfico y corrupción y no por eso son narcotraficantes o corruptos".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba