Informe 2004 Cada hogar español paga casi 28 euros al año para mantener RTVE

Este coste es uno de los más bajos de Europa. Los alemanes, por ejemplo, pagan 194 euros

El coste anual del grupo RTVE por cada hogar español, sin contabilizar los gastos cubiertos con ingresos comerciales, se sitúa en 27,83 euros, según datos incluidos en el Informe Anual sobre el Cumplimiento del Servicio Público del ente de 2004, al que ha tenido acceso Europa Press y que ya ha sido enviado al Congreso, al Senado y al Consejo de Administración.

El informe, el tercero de obligado cumplimiento tras la modificación en 2002 del Estatuto de la Radio y la Televisión, argumenta que este coste es uno de los más bajos de Europa y lo compara, por ejemplo, con Italia, donde cada hogar tuvo que hacer frente en ese periodo a un pago directo anual en concepto de canon de 97,1 euros, cifra que ascendió a 116,5 euros para los franceses, 164,4 euros para los británicos y, por último, 193,8 euros para los hogares alemanes.

El informe, elaborado con datos de 2003, subraya que en estos cálculos no se consideran ni los ingresos adicionales que las distintas radiotelevisiones obtuvieron como consecuencia de las operaciones comerciales, incluyendo la emisión de publicidad, ni otras aportaciones públicas directas, contribuciones éstas que, por sí mismas y para algunos operadores, fueron mayores que las percibidas por RTVE, que no cuenta con ingresos procedentes del pago de canon alguno.

Desde el punto de vista financiero, RTVE se presenta en su informe remitido al Parlamento como la "menor entre las grandes" radiotelevisiones públicas europeas, ofreciendo similares servicios que áquellas, y en algunos casos más, "de forma considerablemente más económica".

Así, y en orden decreciente, los servicios de las radiotelevisiones públicas alemanas (ARD, ZDF y DW) costaron en 2003 7.967,80 millones de euros, casi seis veces el coste operativo de RTVE; la oferta pública británica (BBC y S4C) alcanzó los 5.671 millones de euros, cuatro veces la estatal española, mientras que la francesa (francetelevisions y Radio France), con 2.836 millones de euros, fue más del doble, y la italiana, con un coste de 1.730 millones de euros, fue un 138 por ciento superior a los 1.256,2 millones de euros que costó la radiotelevisión pública nacional española, sin coste financieros, en 2003.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba