Gran Hermano Sobre lo humano, lo divino y el LSD

Bendita censura que vela por los espectadores. Pobres Karola y Sabrina que lloran desconsoladas por despecho de sus donceles

No se jugaban mucho ayer. Únicamente el 35 por ciento del presupuesto semanal. Así que con el ánimo ciertamente un poco bajo se enfrentaron a la prueba. Y el resultado fue el esperado, que no la pasaron. El baile ranchero, el lazo y las herraduras les fueron bien, pero los dardos y el toro mecánico se les atragantaron.

Y eso que cundió el miedo porque visto lo visto, aunque cometan fallos la organización les da la prueba por superada. Y a anteriores jornadas hay que remitirse como la del baile por ejemplo, ejecutado con más pena que gloria.

Así que toca hacer la compra semanal. Y cómo no, volvieron a encontrarse la dos posturas: la del vicio, encabezada por Emilio y la de la coquetería, encabezada por Sabrina, quien ha cedido un paquete de tabaco por un bote de espuma para el pelo. El de Madrid hace las delicias de los endocrinólogos y de los especialistas en nutrición ya que dice que con sólo el desayuno y la cena se puede aguantar perfectamente.

Entre la incesante actividad desplegada en la casa los espectadores pudieron conocer los coqueteos de Emilio y Eva con las drogas. Por supuesto llegó la censura. Nada nuevo bajo el sol. Pero una de dos, o estas conversaciones no deben formar parte de “la vida en directo 24 horas” o Gran Hermano ha adquirido atribuciones tales como las de velar por la moral de los telespectadores.

Conjeturas varias

Puede que sean la carga de electrones negativos de las tormentas que asolan la sierra de Madrid estos días. O que mañana alguien se va de la casa. El caso es Karola no entiende por qué Kaiet se aleja de ella (ver vídeo). Por eso llora. Y por eso quiere se vaya de la casa. Así se comerá menos la cabeza. Según las encuestas en Internet la de Sevilla es la que más probabilidades tiene de abandonar mañana la casa.

Y otra que también tiene la lágrima fácil es Sabrina. La de Málaga quiere abandonar la casa. Por la noche se vino abajo y Ángel fue a consolarla a su cama. Entre hoy y mañana podrá verse el desfile de imágenes, titulares y conjeturas. Y aunque Maria Teresa Campos o los resúmenes diarios insinúen lo contrario, aquí no pasa nada de nada.

Quienes siguen despertando suspicacias son Kaiet, Ángel y su relación de amistad. Algunos programas de televisión están comenzando a sacar demasiadas conclusiones precipitadas sobre un tema en el que no hay nada claro y mucha palabrería.

Y como se diría en el argot ciclista, hoy jornada de transición. Los habitantes del Gran Hermano permanecerán hoy más tranquilos a la espera de la jornada de mañana. Hasta entonces que ruede el dado, que rule el tabaco y que los concursantes sigan dando forma a los sillones de la casa entre siesta y siesta.

Más vídeos y noticias en el especial elaborado por Latino televisión.



-Hoy he soñado con Ángel

-Mi marido es un pelma

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba