Formatos Los ingleses intercambian esposas en un reality que triunfa en Channel 4

¿Está hasta la coronilla de su mujer o marido y no le importaría cambiarlo por otro, aunque sólo sea por un par de semanas? Ésta parece ser la propuesta de Wife Swap, el programa de más audiencia este año en la cadena inglesa, donde ya ha firmado una segunda temporada y prepara el salto a EE.UU.

Wife Swap, en el que dos mujeres intercambian sus vidas y a sus maridos durante quince días, ha ido ganando audiencia a lo largo de sus dos semanas de emisión, desde los 3,9 millones de espectadores que siguieron el programa la primera semana a los 5,1 que lo hicieron en la segunda, situándose como el programa de más audiencia en Channel 4 en este nuevo año.

Según informa el diario Media Guardian, en el primer programa, una mujer blanca y racista fue emparejada con un hombre de color y machista. Los resultados se los pueden imaginar. La pasada semana, las protagonistas de Intercambio de esposas eran una mujer que cambió a su vago marido por el de otra mujer, que la tenía como una reina sin dejarla moverse del sillón.

En la última edición, el pasado martes, una mujer con un único hijo intercambió su vida con otra que tenía seis retoños. Ese día, el programa llegó a alcanzar 5,7 millones de espectadores y un 23% de share en la franja de 21.00 a 22.00 horas. En los últimos 12 meses, tan sólo Gran Hermano y Jamie’s Kitchen habían atraído a tanta audiencia. Este resultado ha sorprendido tanto a Channel 4 que ya ha encargado una segunda edición antes de que finalice la primera. Por otra parte, la productora propietaria del formato, RDF Media, trabaja actualmente en un piloto para la cadena americana ABC.

RDF Media también produce otro programa de gran éxito para Channel 4, Faking It, en el que los participantes disponen de un mes para aprender una profesión distinta a la suya para, después, tener que convencer a un jurado del sector de que lo que han estado haciendo toda su vida. Entre los protagonistas de Faking it figuran un violonchelista que se transformó en un DJ, un recepcionista de un Parque de Bomberos convertido en un director de televisión y un oficial de marina transformado en una drag queen.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba