La actriz india que sufrió insultos racistas gana el "GH Vip" británico

Jade Goody se disculpó

Shilpa Shetty, la actriz india de 31 años que fue recientemente objeto de insultos racistas en el concurso "Gran Hermano VIP" británico, ha ganado este fin de semana el programa.

Visiblemente emocionada y algo nerviosa, la actriz reaccionó gritando "¡Oh, Dios mío!" al conocer la noticia y afirmó encontrarse "conmocionada" cuando fue recibida con una gran ovación por una multitud de seguidores que la esperaba fuera de la casa.

Hace un par de semanas, algunos concursantes llegaron a llamar a la artista india "perra" o "Paki", calificativos a los que la actriz reaccionó con cierta calma y dignidad. Sin embargo, esos insultos causaron una gran controversia fuera de la casa e hicieron reaccionar, incluso, al Gobierno indio y al ministro británico de Economía, Gordon Brown, considerado el sucesor natural del jefe del Gobierno del Reino Unido, Tony Blair.

La principal acusada de racismo, Jade Goody, expulsada de la casa el pasado día 19, admitió que su comportamiento había sido "desagradable", pero negó cualquier acusación de racismo.

El programa, emitido por la cadena televisiva Channel 4, recibió hasta 40.000 quejas de los televidentes, según el regulador británico del sector mediático, Ofcom. Asimismo, la empresa de telefonía The Carphone Warehouse decidió suspender el patrocinio del programa de televisión.

Empujón a su carrera

Pese a la polémica racial, el programa ha reavivado la popularidad de la actriz, cuya carrera no atravesaba por un buen momento. Además, los representantes de Shetty en la India y el Reino Unido han recibido ya numerosas ofertas económicamente muy suculentas para trabajar en televisión, interpretar películas y escribir libros, según la prensa británica.

Y todo eso aparte de las 367.000 libras (550.500 euros, 734.000 dólares) que Endemol, productora de Gran Hermano , ha pagado a la estrella de Bollywood por su participación el espacio televisivo, según el periódico británico Daily Mirror.

Quitó hierro al asunto

Pero la ganadora restó importancia rápidamente a las acusaciones de que había sido víctima de racismo en el programa, ignorando la polémica que provocó decenas de miles de quejas, ocupó titulares en los medios y provocó que un patrocinador retirarse su apoyo.

"Las cosas pasan y la gente comete errores, y todos somos seres humanos y todos podemos fallar", dijo Shetty tras salir vencedora de la casa de Gran Hermano, en la que estuvo encerrada durante 26 días.

"De una cosa estoy segura, Jade no quiso ser racista", agregó refiriéndose a la estrella de televisión Jade Goody, una de las protagonistas del escándalo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba