Internacional El "intercambio de vidas", ¿nuevo género de moda?

Una nueva forma de telerrealidad triunfa en Europa con versiones "pirata" mientras prepara su salto a EE.UU. y Australia

El éxito del programa británico “Wife Swap” ha inspirado multitud de formatos basados en el “intercambio de vidas” que triunfan en muchas televisiones de todo el mundo. Si bien es cierto que España es de los pocos países en los que las primeras incursiones en el género no han sido muy esperanzadoras –“Ponte en mi lugar” es un ejemplo-, cabe preguntarse si la explicación está en un auténtico rechazo o desinterés de los españoles hacia esta nueva forma de telerrealidad o, como tantas otras veces, en una inadecuada adaptación a nuestro país del formato en sí.

Alemania, Hungría y Austria, acusadas de plagio

Los creadores y propitarios de “Wife Swap”, el popular reality en el que mujeres de dos familias completamente diferentes intercambian sus vidas –maridos e hijos incluidos- durante 15 días, han acusado a las cadenas de Alemania, Hungría y Austria de plagiar el formato en las respectivas versiones “no oficiales” del programa que han emitido, todas con gran acogida de audiencia.

RDF Media ha vendido el formato original a numerosos países, entre ellos Estados Unidos y Australia, que ya están en pre-producción de sendas versiones para la ABC y y Channel 9 respectivamente. Sin embargo, la productora independiente británica ya se está planteando emprender acciones legales, debido al sospechoso parecido con su formato que guardan varios programas europeos. En concreto, “Frauentausch”, un espacio alemán que ha conseguido excelentes registros de audiencia en la cadena RTL2. En su página web, el programa es descrito como un “docu-soap” en el que “dos mujeres de mundos completamente diferentes intercambian sus familias durante 10 días”. RDF está especialmente molesta porque este programa se ha adelantado a la propia versión germana de “Wife Swap” que ya estaba acordada, curiosamente, también con la RTL2. RDF Media sabe que sus probabilidades de ganar son escasas, ya que la ley del copyright no suele proteger las ideas, sino la expresión de las mismas, como ha quedado demostrado en tantos litigios similares anteriores.

RDF también tiene los ojos puestos en la televisión húngara RTLKlub y en la austriaca ATV-Plus, por un programa de similitud sospechosa llamado “Family Swap”. Los propietarios de “Wife Swap” alegan que la emisora húngara decidió lanzar este programa justo después de tratar de que le fuera denegado el formato original de “Wife Swap”. RDF optó por vendérselo a una cadena rival, Viasat, y ahora teme que ya no pueda llevarlo a cabo por haberse adelantado un espacio casi idéntico. Por su parte, RTLKlub se defiende alegando que su programa es diferente y que “RDF ni siquiera lo conoce puesto que todavía no se ha estrenado”.

El que sí se ha emitido ya es el de ATV-Plus, llamado “Family Swap”. El programa generó una gran polémica en el país, a comienzos de año, porque intercambió a una familia de racistas confesos con una pareja de inmigrantes turcos, con las consecuencias previsibles. La cadena austriaca también niega que su programa sea una copia de “Wife Swap”. Según un portavoz de la cadena, “no sólo hemos intercambiado esposas, también maridos e hijos, y actualmente a una pareja de lesbianas”. “Family Swap” fue el programa más visto de ATV-Plus con 154.000 espectadores y un share medio entre los jóvenes del 18.3%, muy superior al que consiguen las telenovelas locales o las películas más taquilleras de Hollywood que emite esta cadena, lanzada en junio pasado cuando la Unión Europeo obligó al país a poner fin al monopolio de la televisión pública.

Todo comenzó con “Wife Swap”

“Wife Swap” es uno de los formatos británicos con más éxito de audiencia de los últimos tiempos. Fue el programa más vistro del año pasado en Channel 4, llegando incluso a superar a “Gran Hermano” con picos de audiencia de 7.2 millones de espectadores. Es el formato más vendido y premiado de RDF Media. Ha dado lugar a numerosas variantes, entre ellas intercambio de famosos y, más recientemente, de jefes en el reality show “Boss Swap”. La tercera edición de “Wife Swap” comenzará su grabación próximamente para emitirse en verano. Según apunta una página web británica, el programa busca a esta vez a parejas gays que deseen intercambiar sus vidas en un pretendido giro de tuerca al formato.

”Wife Swap” prepara su versión internacional

RDF prepara actualmente una versión internacional de su exitoso formato que tiene pensado presentar en el Mip TV. “International Wife Swap” seguirá el intercambio de vidas entre varias mujeres de Estados Unidos, Australia y Alemania con madres de familia del Reino Unido. Los castings se están llevando a cabo actualmente y su emisión también está prevista para el verano.

España, ¿la excepción de la regla?

La televisión española se ha aproximado al género en dos ocasiones, sin demasiado éxito de audiencia ni repercusión en los medios de comunicación en ninguna de ellas.

A comienzos de 2003, Antena 3 adaptó a nuestro país el formato francés “Vis ma vie” (“Vive mi vida”) con el nombre de “Ponte en mi lugar”. Producido por Tiburón TV, se trataba de un especial conducido por Marta Cáceres en el que los invitados, algunos famosos, contaban en plató la experiencia de "meterse en la piel" de otra persona.

La presentadora recibió a Liborio García, quien se cubrió los ojos durante 14 horas para convivir con Enrique Sánchez, campeón paralímpico en Sidney 2000 de 200 metros lisos. Durante ese tiempo, el presentador desayunó, paseó y se entrenó con el campeón invidente para comprobar cómo vive un deportista de elite ciego. El programa también mostró el caso de la actriz Melanie Olivares, quien trató de superar su vértigo entrenando con un paracaidista. La actriz se lanzó en paracaídas desde un avión y contó en el plató del espacio cómo fue el entrenamiento y su posterior "vuelo". El espacio que presenta Marta Cáceres contó también con la participación de personas anónimas que se convirtieron en otros ciudadanos totalmente opuestos a ellos. Se ofreció el caso de una mujer peluquera y esteticista que cambió totalmente de profesión por unas horas para trabajar como maquilladora de difuntos, entre otros casos.

“Ponte en mi lugar”, emitido en segundo prime time del 7 de enero, tuvo una discreta acogida del 13.2% y 1.192.000 espectadores. Fue superado por “Urgencias” en TVE y “Crónicas Marcianas” en Telecinco.

Más tarde, en la primavera de 2003, la emisora vasca ETB1 probó suerte con un formato parecido, de emisión regular, que también pasó sin pena ni gloria. En el programa “Bizizaleak”, dos personas que no se conocían de nada, con entornos sociales, profesiones y aficiones totalmente diferentes, intercambiaron su vida durante 48 horas. Producido por Boomerang, en colaboración con 3Koma93 (“Esta es mi gente”), el programa adoptaba elementos de formatos como los mencionados “Wife Swap” y “Vis ma vie”, o el italiano “Lotta di classe” (“Lucha de clases”).

Noticias relacionadas:

Los ingleses intercambian esposas en un reality que triunfa en Channel 4

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba