Telenovelas Un "inútil" sustituye a "la fea" en la TV colombiana

El canal RCN TV de Colombia apuesta por el culebrón El Inútil para repetir el éxito de Yo soy Betty, la fea

La telenovela más exitosa de los últimos tiempos, Yo soy Betty, la fea, tendrá un sucesor en el canal colombiano RCN a partir de la próxima semana. Protagonizada por Martín Martínez, El inútil cuenta la historia de un hombre de 29 años que toda la vida ha sido un vago. Pero su vida cambia al cumplir los 30 años: sus padres deciden que no quieren más a un inútil en su casa y le dan tres meses para que se busque otro hogar y empiece a ganarse la vida.

Con este nuevo culebrón, los responsables de la cadena RCN pretenden recuperar la audiencia perdida desde que dejó de ofrecerse Yo soy Betty, la fea, que en España emite Antena 3 desde el pasado 10 de septiembre. Escrita por la colombiana Juana Uribe, El inútil estará protagonizado por la actriz venezolana Rudy Rodríguez y por Julián Arango, el mismo que encarna al diseñador Hugo Lombardi en la popular Yo soy Betty, la fea.

El argumento

El protagonista de El inútil, Martín, considera una injusticia que sus padres lo echen de casa, teniendo en cuenta que son multimillonarios. Pero se le ocurre un plan para seguir adelante con su vida sin tener que trabajar: casarse. Sin embargo, a Martín le faltan novias, pues sólo se enamoró a los 18 años de una bella profesora de baile mayor que él que lo abandonó sin explicación.

Sólo hay una cosa que interesa a Martín, la danza, por lo que sus amigos deciden organizar una fiesta y elegir como esposa a la que mejor baile. Esa noche, Martín cree encontrar a la mujer perfecta, pero todo se tuerce cuando descubre que la joven que ha elegido como esposa, Miranda, resulta ser la hijastra de Ruby, la mujer casada de la que se enamoró bailando y a quien no ha podido olvidar.

Noticias relacionadas:

-La NBC convierte a Betty la fea en una sitcom

-El triunfo de las telenovelas colombianas

-La segunda parte de Betty, la fea ya está en el horno

-Varias telenovelas se pelean por la audiencia de Betty, la fea

Volver arriba