Segunda prórroga Cuatro y laSexta se dan otros 15 días de plazo para su fusión

"Para valorar las cadenas en base a las cuentas del primer semestre"

Prisa y Mediapro decidieron hoy darse otros quince días de plazo para negociar una posible fusión de sus divisiones audiovisuales, según la información remitida por Prisa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Concretamente, la compañía señala que Prisa e Imagina han acordado prolongar durante quince días más las negociaciones iniciadas el pasado 4 de junio para la integración de sus respectivos negocios audiovisuales. "El nuevo plazo permitirá la puesta a disposición de las partes de la información relevante sobre las cuentas del primer semestre de este año que pueda afectar a la valoración de las compañías", añade.

Se trata de la segunda prórroga acordada entre ambas compañías después de inciar las negociaciones el pasado 4 de junio. En principio, estas entidades fijaron un mes para estudiar los términos de su posible fusión y posteriormente decidieron ampliar el plazo hasta hoy, viernes 24 de julio.

La posible fusión entre Prisa y Mediapro se produce después de que haya entrado en vigor la Ley que permite la fusión de televisiones que elimina el tope del 5 por ciento y establece como requisito que las sociedades fusionadas no superen un 27 por ciento de audiencia.

Dificultad para llegar a un acuerdo

Prisa e Imagina siguen sin ponerse de acuerdo, según explicaban hoy el portal Finanzas.com,  El Confidencial.com y El Mundo en diversos artículos que resumimos por su interés.

Al parecer, el problema radica en que la dueña de La Sexta no quiere cargar con toda la deuda asociada a Sogecable y que valoraría la compañía en cero.

Inicialmente se preveía finiquitar el acuerdo a finales de junio, pero no fue posible, por lo que los gestores de Cuatro y de laSexta ampliaron el pasado 3 de julio el periodo de las negociaciones por tres semanas.

Ni uno ni otro están de acuerdo con las valoraciones que se han hecho de Sogecable y de Imagina, sobre todo por la deuda que arrastra la una y la otra.

Fuentes próximas a las conversaciones indican que si se restan los más de 3.000 millones de deuda asociados a Sogecable, la filial de Cuatro no valdría nada, mientras que la compañía controlada por Jaume Roures también estaría muy cerca de cero.

Cebrián propuso que Prisa tuviera el 70%

Es decir, que la ecuación de canje supondría repartir al 50% la propiedad del nuevo grupo, algo a lo que se opone Juan Luís Cebrián. El consejero delegado de Prisa propuso en las primeras negociaciones un reparto del 70% para la dueña de Digital+ y del 30% para Imagina, proposición que fue rechazada de pleno.

Las diferencias han sido tales que Cebrián rompió las negociaciones hace dos semanas cuando Imagina solicitó oficialmente al Gobierno trasnformar la TDT en canales de pago.

Ahora, las posiciones están más cercanas a lo que piden los propietarios de laSexta, pero con divergencias importantes. Roures sostiene que mientras Cuatro no ha dejado de caer en cuota de pantalla, su cadena dibuja desde hace meses una tendencia ascendente, acentuada por la buena marcha de sus canales de televisión digital.

Sin embargo, en Prisa defienden que Digital+ sigue teniendo cerca de dos millones de abonados y que su plataforma de pago ya está totalmente operativa a diferencia de Gol TV.

El objetivo primordial es que se alcance un acuerdo antes del 30 de agosto, fecha en la que empezará la nueva temporada de fútbol, para poder explotar los partidos en pago por visión.

José Miguel Contreras llevará la gestión

Hasta el momento, nadie sabe por dónde se podrán ver al Fútbol Club Barcelona y al Real Madrid por mucho que Roures haya dicho que, salvo los ocho encuentros que se ceden a laSexta, sólo se podrán comprar a través de Gol TV.

Lo cierto es que Digital+ sigue con su campaña en la que anuncia que tiene “Toda la Liga y toda la Copa”, cuando lo único teóricamente seguro es que podrá seguir dando el partido de los domingos en Canal+.

Entre los puntos en los que si que hay acuerdo es que la gestión estará en manos de los hombres de Roures, en concreto de José Miguel Contreras, consejero delegado de La Sexta.  

La Sexta no quiere más reuniones: Exige el 50% del holding

Según cuenta El Confidencial.com., ayer por la tarde no se contaba en la cadena participada por Televisa con reuniones maratonianas para apurar el deadline. “Se hizo a Prisa una propuesta en función de las valoraciones de los bancos de inversión. Se espera una respuesta que aún no se ha producido”, se aseguraba desde la misma.

De hecho, José Miguel Contreras, consejero delegado de La Sexta, no tenía previsto, ayer a las seis de la tarde, mantener ningún encuentro hoy para tratar la cuestión. “Claro que siempre puede haber una llamada de última hora…”, se matizaba no obstante desde su entorno.

Lo que está claro es que el problema está y ha estado desde el principio en las valoraciones de los activos de ambos grupos, con su consiguiente traslación a la ecuación de canje en el holding. Fuentes internas de Prisa aseguraban ayer a este diario que lo que complica especialmente la operación es que Imagina, formada por Globomedia y Mediapro, “genera mucho menos ebitda que la parte fusionable de Prisa”. Dicho de otro modo, la sociedad de los Polanco recela de un planteamiento en el que ambas partes tengan un 50% de la fusionada. Ese es precisamente el escenario que corteja Imagina, que prefiere centrarse, más que en el beneficio generado, en la deuda que acumulan las partes.

Imagina, una auténtica máquina de generar contenidos, tuvo en 2008 unas ventas de 960 millones de euros, para un ebitda de 151 millones. Una cifra ligeramente por encima de los 140 registrados en 2007. Pecata minuta comparado con la parte audiovisual de Prisa, cuyo ebitda alcanzó en el pasado ejercicio los 381,84 millones de euros. De ese montante, 367,34 millones fueron aportados por Digital Plus, mientras que Cuatro restó 46,50 millones. En su conjunto, Sogecable obtuvo unos beneficios después de impuestos de 320,83 millones, a lo que hay que sumar la buena evolución de Media Capital, filial portuguesa de Prisa, que generó 61,22 millones.

La deuda es otra cuestión. En el caso de Imagina, la preocupación es Mediapro y el elevadísimo coste de los derechos deportivos que atesora. Sólo en pagar a los clubes de fútbol a partir de la próxima temporada Roures tendrá que desembolsar unos 600 millones de euros.

Una broma, en todo caso, si se compara con los más de 5.000 millones de euros que debe Prisa, que el pasado 31 de marzo consiguió in extremis un waiver de los bancos acreedores al crédito otorgado para la financiar la opa por el 100% de Sogecable. Es ya el segundo aplazamiento. Según Contreras, “son dos compañías que se acercan mucho en su volumen actual de negocio, por lo que cuanto más cerca esté del 50%, más fácil será la operación”.

¿Ante una nueva prórroga?

En este escenario, tampoco se descarta una prórroga de las conversaciones. “Se podría prolongar. Pero no hay nada claro, es sólo una percepción”, aseguraban ayer fuentes próximas al proceso. Contreras aseguró el pasado lunes en un encuentro con medios que “no veía sentido” en alargar más las conversaciones en tanto “ya hemos descubierto todo lo que teníamos que conocer de la otra compañía”.

Sin embargo, también dejó caer que “si hay razones de fuerza mayor o los bancos de negocio te piden a última hora unos días más…”. El pasado 4 de julio ambas partes ya decidieron ampliar el plazo de un mes que inicialmente se habían dado para llevar adelante las negociaciones de integración.

Para Prisa sería especialmente doloroso tener que aceptar un planteamiento paritario, más teniendo en cuenta que comenzó las negociaciones con la expectativa de arrancar un 70% de la fusionada, según se reconocía sotto voce desde la cúpula del grupo.

Sin embargo, fuentes próximas a la sociedad advierten que la situación coyuntural de la compañía también juega. Y es que, además de los severos ajustes de gasto que se están acometiendo en las diferentes cabeceras y en el conjunto de la sociedad, Prisa pasa por importantes problemas organizativos en la división de producción tras la salida de José Luis Sáinz, director general de Producción Audiovisual. Sáinz dejó la casa en abril para recalar en Vocento. Se trata precisamente del área donde más fuerza puede aportar Imagina, lo que también avalaría la posibilidad de suscribir acuerdos parciales.

laSexta también ha mantenido contactos con Antena 3 y Telecinco

Desencuentros en los porcentajes y la posible incorporación de socios externos han complicado el acuerdo, pero ha vuelto a ser el fútbol el que definitivamente amenace la paz entre ambas compañías, informa El Mundo.

El precipitado lanzamiento de Canal+ Liga por Sogecable podría reabrir la guerra del fútbol, a pesar de que hace justamente dos meses se selló la paz con un acuerdo por el que Mediapro vendía varios paquetes de partidos a Sogecable. Este canal nace con el objetivo de competir con Gol TV, la gran apuesta de Mediapro para la TDT de pago y que compartirá con el canal de Prisa los dos partidos estrella de cada jornada. Sin embargo, la pelea se antoja desigual, ya que Gol TV añade a esta oferta las principales ligas internacionales (entre ellas Premier League y el Calcio) y la Champions League, y pretende hacerlo a un precio inferior.

¿Por qué tanta urgencia? Por la necesidad de rentabilizar la fuerte inversión en fútbol. Según ha podido saber este diario, Prisa va a pagar a Mediapro alrededor de 700 millones de euros por el fútbol de pago de las tres próximas temporadas. Una cifra mareante que puede desequilibrar definitivamente las delicadas cuentras de la compañía, con una deuda superior a los 5.000 millones de euros.

Todo esto ha provocado que Prisa ponga toda la carne en el asador para frenar la TDT de pago, única baza de Digital+ para evitar la competencia con Gol TV y mantener el monopolio en el fútbol de pago.

La obsesión por frenar esta opción que el Gobierno ya se comprometió a aprobar el pasado año mantiene movilizada a toda la cúpula de Prisa, que está presionando en cuatro ámbitos: Gobierno, Consejo de Estado, CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones) y el Catsi (Consejo Asesor de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información).

La CMT ya ha emitido un informe favorable y ahora las presiones se centran en el Consejo de Estado, aunque el pronunciamiento de este órgano no es vinculante.

Si definitivamente se rompieran las negociaciones, ambas cadenas quedarían liberadas para alcanzar acuerdos con otros operadores, con los que ya han mantenido conversaciones. Los responsables de Imagina/La Sexta, de hecho, han seguido manteniendo conversaciones con Antena 3 y Telecinco estos dos últimos meses. Hace dos semanas, incluso, llegaron a desplazarse a Italia para encontrarse con dirigentes de Mediaset e intensificar los contactos.

En cualquier caso, hoy volverán a verse las caras los cuatro directivos que están llevando el peso de la negociación para tratar de desenredar la madeja. José Miguel Contreras (consejero delegado de La Sexta), Tatxo Benet (representante de Mediapro), Juan Luis Cebrián (consejero delegado de Prisa) y Manuel Polanco (director general y responsable del área audiovisual de Prisa) volverán a sentarse en una mesa, pero no para anunciar la cacareada fusión, sino para aclarar un panorama que de momento sólo contempla una prórroga o la ruptura definitiva.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba