Gran Hermano I like playing parcheesi

Jornada de estudio de la lengua de la Reina Madre. Y de parchís. Y de estudio. Y de parchís. Y un poco más de estudio ¿Es que no pasó nada más? Pues no

Sería muy fácil y muy poco decoroso hacer sangre sobre lo qué pasó ayer en la casa del Gran Hermano. De acuerdo, es muy gracioso oír a Fran decir I live in Barcarrota. Pero poco más por favor ¿o es que nadie las ha pasado canutas diciendo I like potatoes and tomatoes? Pues dejémoslo estar.

Pero que no cunda el pánico porque la sangre puede haberla por otros motivos. Por ejemplo la organización. Malos, que son unos malos. Mira que juntar a Eva con Ángel de parejas para estudiar inglés. Habida cuenta de que Emilio es una reencarnación aderezada con gafas de sol y una tienda de ropa interior del Otelo de Shakespeare, ya había trama. Aunque también hay que entender a los pobrecillos que se colocan detrás de las cámaras y en la realización. Si no tienen al modernillo de Madrid furibundo porque el bello doncel de Alicante ronda a su morena, a ver de dónde pueden sacar imágenes para el resumen.

¿Y el resto?

¿De Kaiet? Pues quizá para los dermatólogos que estudien reacciones alérgicas de la piel de la cara con el continuo contacto de la almohada, pero poco más. Aunque poco a poco va adquiriendo destreza en el arte de sacarse legañas. Horas de entrenamiento ayer no le faltaron. Tampoco hay que quitarle mérito a la hora de explicar la gramática inglesa al resto ya que fue el que mejor lo hizo y con bastante conocimiento de causa.

¿Fran y Sabrina quizá? Pues tampoco mucho. La malagueña parece más radiante una vez despejada la incógnita de Karola de la casa. Sonríe, habla. Y al de Barcarrota estudiar le provoca hambre e hiperactividad. Cada dos condicionales ya estaba levantado dando vueltas por la casa y haciéndose un bocata.

Mari y Alonso descartados. La de Cádiz era la primera vez que se enfrentaba al inglés. Una cosa es que la chica no se maneje muy bien con el My name is Mari. Pero no es tonta y se dio cuenta cuándo alguien comenzaba a meterse con ella. “Como no sé qué me decís pero que fucking vuestra madre, porque ser inculta no es ser gilipollas”.

Finalmente entraron a hacer el examen. Quienes peor parece que lo llevaron fueron Sabrina y Alonso. Aunque el resto no debió salir mejor parado. Habrá que ver los resultados.

¿Una partidita al parchís?

Y mientras el día avanzaba y los concursantes se empantanaban un poco más con la gramática inglesa. Por eso nada mejor que una partidita al parchís. Parcheesi en inglés, ya que la cosa va de idiomas. Y de ahí vuelta al inglés. ¿Qué las neuronas se cansan? Pues otra vez el parchís.

Así que el pobre espectador tiene la sensación de que no pasa nada absolutamente.
Pues es cierto. No pasa nada. Por eso la organización, para animarlos un poco, les ofreció la posibilidad de enviar mensajes a través de Internet a sus familiares. Pero claro, el esfuerzo físico que supone agitar el cubilete y sobre todo el intelectual los había dejado para el arrastre. Así que pasaron olímpicamente de teclear mensajes y volvieron a lo mejor que saben hacer, tablero, dados y fichas de colores. ¿Le suena? Por favor que al menos declaren el parchís disciplina olímpica y estos chicos harán algo de provecho, porque lo que es ahora, nada de nada.

Más vídeos y noticias en el especial Gran Hermano elaborado por Latino Televisión.



Noticias relacionadas

-Karola eliminada. ¿Dónde estaba Isidro?

-Los niños no quieren ir al cole.

Volver arriba