Internacional Con él llegó el escándalo

"Gran Hermano" irrumpió este sábado en Oriente Medio y ya ha generado un debate político. Le acusan de "ir contra los valores islámicos", a pesar de que el formato de Endemol ha sido adaptado a las costumbres árabes. Lo emite la misma cadena que tiene "encerradas" a un grupo de mujeres en busca de marido

La cadena árabe MBC acoge desde este sábado el reality show “Al Reis” (el jefe). Así ha sido titulada la primera versión oficial que se hace en Oriente Medio del famoso concurso “Big Brother”. Los árabes se suman así a los dos mil millones de espectadores en todo el mundo que ya han visto “Gran Hermano” desde el nacimiento del formato de Endemol, hace cinco años. Hasta el momento, la expansión de “Big Brother” alcanza a 24 países, entre ellos Holanda, Reino Unido, España, Dinamarca, Noruega, Francia, Alemania, Estados Unidos, Argentina, México, Australia, Sudáfrica y Bahrain.

En “Al Reis”, doce concursantes compiten por ganar 100.000 dólares a través de su convivencia en una casa ubicada en Amwaj Island (Bahrain). Los perfiles de los habitantes recuerdan a muchos de los concursantes que han pasado por las diferentes versiones occidentales. Entre ellos, Abdul Hakim de Arabia Saudí, un joven a quien le gusta llevar gafas de sol por la noche; Bashara de Líbano, que se ha llevado 20 pares de pantalones para lucir en la casa; Michael, un joyero jordano que baila salsa; una actriz de Bahrain, un músico de Irak y un profesor de kárate de Kuwait.

La casa ha sido diseñada para reflejar las costumbres árabes. De hecho muchos fans de “Gran Hermano” no reconocerían el formato de Endemol en la versión árabe. Mientras que las ediciones occidentales del concurso suelen promover el surgimiento de relaciones amorosas a fin de que la convivencia sea más entretenida para el espectador –organizando fiestas con alcohol o citas entre concursantes, por ejemplo-, en el “GH” árabe sucede justo lo contrario. Por primera vez desde el comienzo del formato de Endemol, la casa tiene habitaciones separados para chicos y chicas, una capilla para rezar y un cuarto habilitado para leer el Corán . También hay un salón “sólo para mujeres” y algunas zonas “unisex” como el comedor, el jardín, la cocina y el salón.

Por lo demás, el programa sigue la misma mecánica que ha triunfado en el mundo. La convivencia dura entre 70 y 85 días. La cadena MBC 2 emite resúmenes diarios de media hora y una gala en directo semanal (los sábados a las 23.00 hora) donde se produce la expulsión de un habitante según las nominaciones de sus compañeros y la posterior decisión de la audiencia.

”Gran Hermano” sin polémica no es “Gran Hermano”

Si la primera incursión de “Big Brother” siempre ha ido acompañada de polémica en todos los países en los que se ha emitido, no iba a ser menos en Oriente Medio, donde la llegada del formato “occidental” ya está dando que hablar.

El Ministro de Información Al Hamer ha sido llamado al Parlamento para responder a los que acusan al concurso de estar “desacatando los valores islámicos”. Los tres grupos parlamentarios –Al Menbar, Al Asala e Islamic- se reunieron el domingo para debatir este asunto. Han decidido interrogar al Ministro sobre el supuesto comité especial que éste prometió crear en diciembre para garantizar que el programa cumpliera con las reglas y valores islámicos. Entre otras cosas, los opositores de “GH” critican que los concursantes se saluden entre ellos con besos al conocerse.

También hay quien cree que la protesta es exagerada. El Presidente del grupo Al Asala y vicepresidente del Parlamento, Shaikh Adel Al Maawada, opina que ese comportamiento es normal comparado con los desnudos que se ven habitualmente en la televisión por satélite, y añade que se debería esperar a ver más emisiones de “GH” (él mismo reconoció no haberlo visto todavía) antes de interrogar al Ministro de Información. “Me parece un tema menor, debería preocuparnos más la creciente prostitución en Bahrain”, dice a un diario del país.

Por su parte, el representante del grupo Islamic le da más importancia y compara “Gran Hermano” con “Star Academy”, un programa del estilo de “Operación Triunfo” que actualmente emite la cadena libanesa LBC y que también ha causado impacto en Oriente Medio: “No podemos permitir que se cometan actos tan indecentes como los de ‘Star Academy’, donde los concursantes van medio desnudos”.

La fórmula de “Gran Hermano” para encontrar marido

“Big Brother” convivirá en la parrilla con otro reality show de encierro. Desde diciembre de 2003, la misma cadena (MBC) emite paralélamente una variante no oficial de “Gran Hermano” titulada “Al Hawa Sawa” (Algo así como "Estar juntos"), en la que un grupo de mujeres compiten por encontrar marido en una casa vigilada por cámaras las 24 horas.

Como en estos países el contacto extramatrimonial entre hombres y mujeres está prohibido, la cadena árabe decidió encerrar dentro de una casa a un grupo exclusivamente formado por mujeres. Están prohibidos el alcohol, los tatuajes, los pantalones cortos y las camisetas sin mangas.

Un canal 24 horas muestra la vida cotidiana de ocho mujeres jóvenes que, voluntariamente, se encerraron en una casa en el Líbano para permanecer allí durante tres meses. Su objetivo común era la búsqueda de un marido, pero sólo una de ellas podrá ganar la boda concertada y pagada por la propia cadena.

La MBC selecciona a los candidatos a “maridos” para las mujeres a través de numerosos castings. Después, el público se encarga con sus votaciones de expulsar a una concursante cada semana y de elegir a la pareja ideal al final del concurso. Según informa el diario Al Hayat, el programa ha obtenido muy buen acogida de audiencia en Arabia Saudí.

“Al Hawa Sawa” no es un espacio escandaloso ni polémico. No hay tortas, ni gritos. En él, las jóvenes concursantes de Siria, Líbano, Túnez, Marruecos y Argelia charlan sobre cosas tan livianas como quién cocina mejor o sobre si el futuro esposo debe o no regalar flores.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba