Estreno el domingo a las 21:30 horas Un loft para los tres jóvenes que se independizan en laSexta

El nuevo "De patitas en la calle" es "mucho más reality que otros"

La Sexta estrena este domingo a las 21:30 horas “De patitas en la calle”, un nuevo docu-reality presentado por Carolina Ferre en el que una serie de jóvenes se ven obligados a compartir piso después de que sus padres les hayan echado de casa.

Cansados de que sus hijos no decidan independizarse y prefieran vivir en la casa familiar, sin preocupaciones, sin estudiar ni trabajar, varios padres han decidido mandar a sus hijos a este espacio que mezclará los formatos del reality, docu-show y coaching.

“Se trata de gente que derrocha dinero sin trabajar, jóvenes que no son capaces de cocinar y que ni siquiera ayudan en casa”, ha explicado el director del espacio, Daniel Barrios, en la rueda de prensa a la que ha asistido Vertele.com.  

Alexandra (19), Lorena (21) y Diego (23) con los primeros jóvenes que estarán sometidos a observación 24 horas en el loft, la calle y el trabajo para mejorar en aquello por lo que sus padres les han enviado al programa si quieren volver a su hogar con una nueva actitud.

"Es, posiblemente, mucho más reality que otros"

Producido por Bainet (“Karlos Arguiñano en tu cocina”, “Hoy cocinas tú”…), el programa reunirá a tres jóvenes que empezarán a convivir en un loft compartido que sólo contiene los elementos más básicos para vivir: Cocina, baño y un colchón.

“’De patitas en la calle’ es, posiblemente, mucho más reality que otros, ya que está muy poco desvirtuado. Los concursantes llevarán su vida normal, pueden salir de la casa, aunque, eso sí, estarán seguidos por las cámaras”, ha explicado la directora de Programas de laSexta, Esperanza Martín.

A lo largo de la convivencia, los participantes tendrán que conseguir los retos que les han marcado sus padres en función de las tareas que no suelen realizar en su vida habitual. Así, unos tendrán que aprender a cocinar, otros deberán encontrar un empleo, etc.

"Va a mejorar la vida de los hijos y también la de los padres"

“Con este programa va a mejorar la vida de los hijos y también la de los padres”, ha dicho Carolina Ferre que, con este programa, regresa a laSexta tras presentar en la temporada pasada el concurso "Tres en Raya".

Para los hijos independizarse no es una tarea sencilla y a menudo no tienen toda la información y facilidades posibles. Además, durante toda su vida han estado recibiendo indicaciones de sus padres, que les decían lo que tenían que hacer, cómo vestir, qué amigos les convienen… Ellos también están hartos de esta situación y desean tener la oportunidad de demostrar que pueden valerse por sí mismos.

Saldrán de casa sólo con los elementos estrictamente necesarios para cumplir los objetivos marcados. Se instalarán en un Apartamento para tres compartido con dos compañeros en su misma situación en el que se repartirán las responsabilidades.

A partir de aquí, y dependiendo de su problemática particular, comenzarán día a día a trabajar duro en diversos aspectos. Su objetivo será dar lo mejor de sí mismos y demostrar que sí poseen aquellas cualidades que sus padres afirman que no tienen.

A quien no tenga trabajo se le facilitarán entrevistas para que empiece a ganarse la vida, y será responsabilidad de los jóvenes mantener el apartamento limpio y ordenado, así como hacerse la comida. También deberán conseguir, con sus propios medios económicos, algún mobiliario básico que haga del apartamento un lugar habitable.

En su nuevo apartamento, los jóvenes recibirán, a través de los responsables del programa, instrucciones y consejos y tareas, tanto individuales como colectivas, que deberán llevar a cabo correctamente para conseguir pequeñas recompensas que hagan su vida más llevadera.

El espectador será testigo de las dificultades a las que se enfrenten estos jóvenes acostumbrados a no mover un dedo en casa, su evolución y sus logros en la lucha por la supervivencia. Sólo si consiguen superar su problemática particular, serán aceptados de nuevo por sus padres y volverán a casa.

Por tanto, el tiempo que permanezca cada participante dentro del apartamento es variable: podrá haber un participante que se aplique al máximo y dure una semana en el apartamento, y otro que no quiera cambiar y permanezca más tiempo.

El loft

Los participantes vivirán en un loft para tres, acondicionado en un principio sólo con lo más básico (cocina, baño), pero tendrán que ingeniárselas para ir consiguiendo más muebles y otros objetos que les hagan falta en su vida diaria, todo ello con sus propios medios.

* Imagen del Loft del nuevo programa de laSexta

Podrán acondicionarlo como ellos quieran. Evidentemente cuantos más ingresos consigan, más cosas podrán tener. La limpieza del apartamento también será una responsabilidad personal. 

El plató

El plató del programa está situado justo al lado del apartamento donde conviven los tres jóvenes. En él, Carolina Ferre irá introduciendo los vídeos.

También estarán presentes los padres de los participantes, que podrán comentar la evolución que ven en los hijos, o lo que crean conveniente.

El plató funcionará como nexo de unión entre los contenidos: lo que haya ocurrido en el apartamento, en exteriores y localizaciones, y las reacciones que veremos en el propio plató.

Exteriores y localizaciones

Se grabará en exteriores y en localizaciones en las que los participantes realicen su actividad: trabajos, compras… Cualquier actividad que desarrollen fuera del apartamento, se seguirá y se mostrará resumida en vídeos.

Estructura de cada programa 

Cada vez que un nuevo participante entra en el programa, se verá su vídeo de presentación. En él se dará a conocer su casa y a su familia, se verá cuál es su actitud general y las quejas de sus padres. De esta forma se podrá situar al joven en un contexto para ver cuál es su problemática particular. Esta fase terminará con su partida hacia el apartamento.

A su llegada se instalará y empezará a convivir con sus nuevos compañeros. Tendrá que adaptarse a ellos y a la nueva vida, y empezar a olvidar sus malos hábitos anteriores.

La experiencia de cada uno se centrará en el motivo de su entrada en el programa: un holgazán que no trabaja tendrá que mantenerse económicamente por sí mismo; una persona que sea un desastre en casa de sus padres tendrá que esforzarse con la limpieza, etc. De esta forma, tendrán que asumir el rol que sus padres les estaban demandando y que ellos siempre se negaron a ocupar.

Los jóvenes recibirán instrucciones de sus padres a través de la presentadora o los responsables del programa, que les irán trasladando sus opiniones, diferencias y ánimos. Los padres tomarán parte activa haciendo alguna visita para ver cómo viven sus hijos y comprobar su actitud in situ.

La búsqueda de empleo será básica para algunos de los jóvenes porque de ahí vendrán sus únicos ingresos. Veremos cada semana cuáles han sido los progresos realizados en el trabajo: sus entrevistas laborales, sus primeros días, sus problemas y su proceso de adaptación.

Si no consiguen un buen rendimiento serán despedidos, y si lo hacen bien les darán más responsabilidades, ganando algo más de dinero cada día. También podrán cambiar de trabajo si no les gusta, o si prefieren probar otra actividad.

Los trabajos que se les propondrán en un principio tendrán relación con su propio caso; por ejemplo, si critica el trabajo de su padre, tener que trabajar como su aprendiz o ayudante, o en funciones similares. Asimismo, si tienen alguna vocación especial, se les introducirá en un ámbito laboral concreto que les motive especialmente.

Del mismo modo, las cámaras les acompañarán a la compra, tanto en el supermercado como en cualquier otra tienda, donde invertirán sus ahorros del trabajo en comida y en nuevo mobiliario u objetos que necesiten para ir mejorando el apartamento.

Los jóvenes tendrán la oportunidad de solicitar a sus padres su vuelta a casa cuando su actitud y comportamiento hayan mejorado y su problemática se haya solucionado. De los padres será siempre la última decisión, si es positiva terminará el reingreso en el hogar. Si es negativa, tendrá que seguir progresando.

Si el joven ha conseguido en el programa valerse por sí mismo y descubrir las ventajas de vivir fuera de casa de sus padres, al finalizar su estancia podrá independizarse y convertirse en una persona autosuficiente.

Cuando un participante abandona el apartamento, puede llevarse los objetos y mobiliario que haya comprado con sus ingresos, o bien canjearlos por dinero. La tercera posibilidad es venderlo a sus compañeros que continúan viviendo allí.

Una vez avanzado el programa, algunos participantes que ya abandonaron el apartamento podrán visitar a los nuevos inquilinos para darles los consejos que crean oportunos. 

Incorporaciones y salidas

Los participantes se irán turnando para ocupar el apartamento de forma que siempre haya tres personas dentro. Cada vez que uno de ellos deje el programa, entrará uno nuevo a cubrir su lugar. Por tanto, puede ser que una semana entren dos participantes, otra uno, y otra ninguno, por ejemplo. Todo depende de lo que hayan hecho los que ya estaban dentro.

El apartamento se abandona cuando se logra acabar con el problema o problemas que presentaban los hijos en un principio, de forma que se pueda resolver el conflicto de convivencia que existía de forma positiva. Pero si no hay voluntad de mejorar, sus padres no los readmitirán y tendrán que continuar su estancia.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba