Presentación "Un lugar en el mundo" para una nueva serie de Antena 3

Antena 3 estrena el domingo su nueva ficción protagonizada por Ginés García Carvajal y Marta Belaustegui, con el deseo de "convertirse en una de las escasas nuevas producciones españolas que triunfan cada temporada", afirma el responsable en este área de la cadena, Teddy Villalba

Antena 3 estrena el próximo domingo en prime time Un lugar en el mundo, serie protagonizada por Marta Belaustegui y Ginés García Millán. Producida por Ida y Vuelta (Una nueva vida), y con los trece episodios ya grabados, esta ficción narra el día a día de un pequeño pueblo de la sierra madrileña. La serie ha sido rodada en los platós que la cadena tiene en San sebastián de los Reyes y en la localidad de Miraflores de la Sierra, a 50 km de Madrid.

En un encuentro con los medios celebrado ayer, Teddy Villalba, director del área de ficción nacional de Antena 3, aseguró: "Es una serie muy emotiva que muestra la vida tal y cómo es; una serie que habla sobre lo que te dicta el corazón. Cuando la ves, te ríes y lloras al mismo tiempo". A la pregunta de por qué en esta temporada ninguna serie española ha triunfado, aseguró: "Todos los años, funcionan las series que vienen en continuidad de otras temporadas y sólo enganchan uno o dos nuevos productos; tenemos confianza en que Un lugar en el mundo sea uno de ellos".

La nueva serie de Antena 3 no lo tendrá nada fácil en el prime time del domingo ya que pugnará con La película de la semana de TVE y 7 Vidas de Telecinco.
Para Villalba, "Un lugar en el mundo es un producto alternativo. 7 Vidas tiene un target muy definido, un público más concreto, y el nuesto es más amplio, más universal. Creo de todas formas que las dos pueden convivir perfectamente". En cuanto a su emisión en domingo, el director de ficción afirmó: "La hemos programado en domingo porque éste es el segundo día de la semana con mayor consumo televisivo. Un día en el que creemos que el comportamiento del espectador se presta a ver este estilo de ficción".

"Ésta es una de esas series que hay que aguantar en la parrilla; para vivir semana a semana, como un viaje en tren que hay que seguir estación por estación. Tiene elementos de gancho e interés que seguro van a hacer sentir al espectador", concluyó Villalba.

Un rodaje a bajo cero

Según Goyo Quintana, productor ejecutivo de Un lugar en el mundo: "Las condiciones de rodaje han sido muy duras. Hemos rodado a temperatura bajo cero y en ocasiones tuvimos que echar sal al suelo para que los actores pudieran andar; y es que el nivel de secuencias en exteriores es alto". Para el productor, "la idea de la que partimos hace dos años para construir la serie fue la famosa frase de John Lennon La vida es un instante mientras haces planes de futuro. Ésta es una serie sobre pequeños momentos, pequeñas frases, cosas cotidianas".

Por otra parte, a la pregunta de cómo valoraba la supresión de Una nueva vida en Telecinco, Quintana, aseguró: "Es muy doloroso para todos nosotros pero entiendo que, con los datos de audiencia en la mano, se tomen ese tipo de decisiones. Creo además que ninguna cadena elimina una serie si piensa que ésta puede remontar. La lucha por tener un prime time potente es muy lícita, y no olvidemos que las televisiones son empresas como cualquier otra".

Los protagonistas de la serie, en un momento difícil de su vida

Según Ginés García Millán: "Mi personaje es un hombre que ha recibido un golpe muy duro, la muerte de su hijo. Para superarlo apuesta por una nueva vida en otro lugar. Es un hombre valiente que lucha por la verdad". Millán coincidió con sus compañeros en la dureza del rodaje debido a las bajas temperaturas: "En televisión se trabaja muchas horas; hemos vivido momentos muy duros, tristes y alegres, y eso nos ha servido para unirnos más, algo que se transmite en la serie".

Para Marta Belaustegui: "La mujer que interpreto también pasa por un momento muy difícil en su vida ya que su marido le ha abandonado". La actriz, que durante la grabación de la serie sufrió un desmayo por hipotermia, aseguró haber "disfrutado mucho durante el rodaje a pesar de todos los problemas con el frío".

Empezar de nuevo

El protagonista de Un lugar en el mundo es Julio (Ginés García Millán), que abandona su prestigiosa carrera como neurólogo para trasladarse a vivir a un pueblo de la sierra. Se instala en la casa de Ana (Marta Belaustegui), una atractiva mujer que, por necesidades económicas, se ve obligada a alquilarla. Ana ha sido abandonada por su marido y tiene un hijo de diez años, Mario (Cristian Brunet). Tras alquilar la casa, Ana y Mario se trasladan a vivir a casa de Antón (Txema Blasco), un hombre bueno pero tan chapado a la antigua que no entiende nada de lo que pasa en el mundo actual. Asun (Carmen Rossi), a sus sesenta años muy bien llevados física e intelectualmente, es amiga de esta peculiar familia condenada a entenderse, y demostrará a Antón que ni su nuera ni su nieto están locos: sólo viven en el siglo XXI. Asun y Antón constituyen una pareja divertida que encarna dos maneras diametralmente opuestas de afrontar la vejez.

Julio no tardará en enfrentarse a Eduardo (Juan Fernández), quien con sus influencias y su dinero tiene sometido a medio pueblo. El recién llegado es la primera persona que le planta cara, que no se deja sobornar y que, además, conquista a Ana, mujer de la que Eduardo está enamorado. En el pueblo existe un Centro de Jóvenes especializado en la reeducación de menores conflictivos que aún no han llegado a delinquir. Sólo son chicos a los que les ha faltado una segunda oportunidad en la vida y por los que lucha Silvia (Nathalie Pozas), una joven educadora. Entre ellos destaca C (Félix Gómez), un buen tío, al que sus circunstancias personales y familiares le han empujado a vivir a fuerza de puñetazos. Pero C se enamorará de Gema (Lara de Miguel), la hija de Eduardo, y los dos vivirán una historia de amor imposible, hasta sus últimas consecuencias.

Laura (Gara Muñoz), compañera de Mario, empezará a manifestar los primeros síntomas de una enfermedad extraña y complicada. Julio le enseñará a convivir con su enfermedad, poniendo en práctica su convencimiento de que el primer poder curativo de un buen médico es la comprensión y el cariño que dé a sus enfermos: el profesional que renunció a la gloria logrará demostrar que un entorno afectivo y amable es la más poderosa de las medicinas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba