Estreno en Telecinco Una madre y su hijo entrarán hoy en "La casa de tu vida"

Kristian Pielhoff, presentador de "Bricomania", nuevo componente del equipo de dirección de obra

Tras la gran acogida de la primera edición de “La casa de tu vida”, con una audiencia media que superó los cuatro millones de espectadores, Telecinco vuelve a ponerse hoy "manos a la obra" con la segunda edición del reality show de construcción producido por Zeppelin.

Ocho nuevas parejas, una más que el año pasado, entrarán a formar parte de este programa con el objetivo común de ganar la casa de sus sueños. A su disposición se les pondrán todos los materiales de construcción necesarios y los planos de un proyecto de albañilería, electricidad, carpintería, fontanería y decoración para que construyan, con su propio esfuerzo y de común acuerdo, una vivienda que posea todas las características necesarias para recibir el certificado de habitabilidad.

Este año habrá más de una pareja de concursantes que no estén unidos sentimentalmente, como la formada por una madre y su hijo, según comenta Jordi González en una entrevista concedida a la revista Supertele. En su primera edición, sólo había una pareja en este sentido, la formada por las amigas Verónica y Vanessa.

También se rumorea que podrían entrar una pareja de hermanos gemelos que se definen como "fans de La Guerra de las Galaxias y con un nivel intelectual superior a la media española"; y una pareja de novios de raza gitana muy conservadores. Se especula también con la posibilidad de que uno de los concursantes masculinos coincida dentro de la casa con su ex y la pareja actual de ésta.

Su capacidad para la convivencia y para el trabajo en equipo también serán bazas fundamentales para ganar pero será la audiencia, nuevamente, la que decidirá en último término qué pareja es la que recibirá como premio esta vivienda valorada en 790.000 euros, gastos e impuestos incluidos y libre de cargas para sus propietarios.

Jordi González vuelve a encargarse de la presentación del concurso. Además, habrá dos nuevas incorporaciones: Óscar Martínez -como conductor de los resúmenes que Telecinco emitirá diariamente en torno a las 16:30 horas- y Kristian Pielhoff (presentador del espacio “Bricomanía”) como el nuevo componente del equipo de dirección de obra de la casa.

Mecánica

En esta segunda edición serán ocho las parejas de concursantes, procedentes de distintos puntos de España, las que competirán por conseguir el premio final: la casa que han construido durante semanas con el esfuerzo, conocimientos y común acuerdo de todos ellos. Los participantes, escogidos de entre más de 6.000 parejas, se encontrarán al entrar en la casa con una estructura base sobre la que se construirán los tabiques, la fontanería, la instalación de la calefacción, albañilería y todo aquello que convierta la casa en habitable en el tiempo establecido.

Cada semana, el grupo recibirá un plan de trabajo con todos los objetivos que deberán cumplir durante los seis días siguientes. Este plan incluirá una guía sobre los trabajos que podrían acometer día por día para facilitarles la consecución de la meta propuesta. Los concursantes contarán con un taller-ferretería en el que podrán disponer de herramientas y útiles necesarios para la construcción de la casa. Los participantes podrán disponer de este material siempre que lo necesiten.

Kristian Pielhoff, una persona clave

Tras decidir cómo utilizar y escoger los materiales adecuados para la obra y hacer la compra semanal, el grupo recibirá la visita del equipo de dirección de obra, que este año estará integrado por Kristian Pielhoff, presentador del programa “Bricomanía” en Telecinco, y Felipe González, jefe de obra de la primera edición de “La casa de tu vida”.

Ellos serán los encargados de explicarles cómo utilizar los materiales y las herramientas que necesitarán durante la semana. Su presencia será informativa y didáctica y a ellos deberán dirigirse para preguntarle sus dudas. Estas consultas serán además restringidas.

Cuando el equipo de dirección de obra abandone la casa ese día, los concursantes deben confiar en que disponen de todos los conocimientos y las técnicas suficientes como para cumplir el plan de obra semanal sin problemas.

La certificación de obra

Cada semana, cuando se cumpla la fecha límite para acabar el trabajo, entrará en la casa el equipo de obra para valorar el trabajo realizado. El grupo recibirá entonces el veredicto sobre los avances acometidos.

• Si su trabajo ha sido correcto recibirán la certificación de obra y contarán para los trabajos de la semana siguiente con un presupuesto de 10 euros por pareja y día que les permitirá hacer la compra de la semana.

• Si ha sido incorrecto, deberán rehacer los trabajos mal realizados y para la semana siguiente contarán con un presupuesto de 6 euros por pareja y día.

Al hacer la compra de los materiales, cada pareja dispondrá de un único derecho de veto que sólo podrá ejercer en una ocasión a lo largo del programa. El derecho de veto consiste en que, una vez esté tomada una decisión de forma conjunta, una
pareja puede vetarla e imponer la suya propia. Una decisión impuesta tras un veto no puede ser modificada de nuevo por otra pareja.

Nominaciones y expulsiones

Cada dos semanas, las parejas se nominarán entre ellas. El público decidirá a través de sus votos telefónicos cuál de las parejas nominadas deberá abandonar el concurso. De entre las parejas que lleguen a la final, la audiencia volverá a ser la última responsable para decidir cuál de ellas ganará el premio. Como es lógico, la casa estará en obras durante el tiempo que dure el programa, así que las siete parejas de concursantes compartirán un apartamento, similar a un refugio de montaña, anexo a la vivienda.

Además, el recinto contará con otras dependencias, entre las que se incluye un invernadero que será el lugar donde los concursantes tendrán que nominar y también contar sus confidencias. Las nominaciones se harán dentro de este recinto anexo a la casa. Por turnos, cada una de las parejas dará sus votos, uno por cada miembro de la pareja a título individual y sin obligación de que coincidan.

Con este sistema, cada pareja emitirá dos votos. Las dos parejas más votadas serán las nominadas. En caso de empate, el número de parejas nominadas podría ser mayor. Durante la semana siguiente, la audiencia volverá a ser juez y parte del programa y votará para expulsar a una de ellas.

En caso de que una pareja decida abandonar voluntariamente el programa antes de tiempo, deberá acordar previamente su salida con la organización del programa, sopesando la situación en la que vaya a afectar a la obra. La pareja será sustituida por otra que, o bien puede ser una pareja totalmente nueva, o una pareja expulsada anteriormente del programa.

Una casa actual

Los concursantes de la segunda edición de “La casa de tu vida” dispondrán de una casa que sigue las últimas tendencias decorativas: contará con 185 metros cuadrados, jardín y piscina. Con espacios diáfanos y muy luminosos, estará distribuida de la siguiente manera: un hall-cocina americana con office, dos dormitorios y un amplio dormitorio principal con vestidor, cuarto de baño con ducha de hidromasaje, un salón-comedor, una zona destinada al descanso y un cuarto de baño adicional.

La casa tendrá también con un jardín oriental, jacuzzi y taller de carpintería. Junto a la vivienda principal, se ha dispuesto un anexo, una cabaña estilo refugio de montaña, de unos 80 metros cuadrados, donde vivirán las parejas concursantes mientras dure el programa. La casa estará vigilada por cámaras durante las 24 horas del día y sus instalaciones darán una importancia especial a los dispositivos ecológicos, respetuosos con el medio ambiente.

El Premio: Una répliza de la casa que construyan

Como en la edición anterior, los ganadores podrán elegir la zona en la que se construirá la casa, cuyo valor dependerá del mercado, pero cuyo precio final oscilará en torno a los 790.000 euros, gastos e impuestos incluidos y libre de cargas para sus propietarios.

Puesto que la casa del concurso está acondicionada para que sea el escenario de un programa de televisión, no será ésta la que reciban como premio final los concursantes. La pareja vencedora se convertirá en propietaria de una réplica exacta de la construcción y en el mismo estado. La vivienda del premio estará libre de cargas. El programa asumirá los gastos de notario, registro e impuestos necesarios en cualquier proceso de adquisición de una vivienda.

Cada miembro de la pareja será titular del 50% de la vivienda. El sueño que persiguen los concursantes es la casa de su vida, donde quieren construir su futuro, por lo que el programa no les obligará a abandonar su zona habitual de residencia: les dará la opción de elegir dónde quieren que se construya la casa, siempre que la zona tenga características similares a las de la sierra madrileña. La única condición que deben cumplir los ganadores es comprometerse a no vender la casa que reciban como premio durante los dos años siguientes.

Más de 14.000 llamadas de aspirantes a entrar en la casa

El pasado 26 de enero comenzaba el casting para seleccionar las nuevas parejas que entren como concursantes en la segunda edición de “La casa de tu vida”. En sólo dos semanas, el equipo de producción del espacio había recibido más de 14.000 llamadas de aspirantes a entrar en la casa, de las que 5.700 parejas obtuvieron una clave para formalizar su candidatura en la página web oficial del programa.

Además, a través de la búsqueda directa se incluyeron en la selección a otras 287 parejas. Los requisitos para participar en el concurso eran tener una edad comprendida entre los 20 y los 40 años, con una relación estable y un compromiso de futuro.

Por regiones, esta fue la distribución de los aspirantes a construir la casa de sus sueños: Santiago de Compostela (170), Santander (308), Valencia (450), Sevilla (436), Málaga (310), Baleares (119), Barcelona (680), Madrid (810), Zaragoza (111), Las Palmas (239) y Tenerife (118).

De las parejas inscritas en la web oficial, el equipo de psicólogos del programa realizó la selección de 37 parejas con entrevistas personales y pruebas psicológicas. El equipo que realizó estas pruebas de selección estuvo compuesto por dos grupos de ocho personas, que se desplazaron por toda la geografía española, a los que se sumaron siete personas de redacción, cinco de producción y tres operadores telefónicos.

Tras esta selección se pasó a la fase final que consistió en la elección de 30 parejas, de las que ocho de ellas han sido las seleccionadas para entrar en “La casa de tu vida” y el resto queda como reservas. Los candidatos se han sometido a una serie de pruebas, entrevistas con la dirección del programa y sesiones fotográficas. Los seleccionados han pasado por un training, una jornada completa con un redactor del programa y una entrevista a fondo con un psicólogo del equipo liderado por Enrique García Huete, máximo responsable también de las selecciones de concursantes del programa “Gran Hermano”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba