Novedades La nueva mecánica de GH introduce mayor competitividad entre los concursantes

Elegido por el programa cuando la prueba sea cuantitativa o por el público cuando sea cualitativa, cada semana habrá un ganador individual. Éste irá mermando el montante del premio final, a través de la concesión de un deseo, en detrimento del futuro ganador

Patricia, Candi, Elba, Noemí, Raquel, Carolina, Javi, Kiko, Jorge, Jacinto, Ness y Óscar, los 12 concursantes de Gran Hermano, tendrán que afrontar a partir de ahora una serie de novedades que el programa ha introducido tanto en la mecánica del concurso como en la casa. Incomunicados completamente del exterior, todos ellos irán conociendo las labores y las pruebas que deberán desempeñar dentro de la casa para poder vivir con mayor o menor comodidad. Está en sus manos, pero también en las del público, quién en esta tercera etapa de Gran Hermano da un paso más en su interactividad con el programa.

En primer lugar, el premio en metálico para el ganador de Gran Hermano oscilará entre un máximo de 180.000 euros (30 millones de pesetas) y un mínimo de 90.000 euros (15 millones de pesetas) dependiendo de la implicación en las pruebas semanales que les serán asignadas a lo largo de los 101 días de concurso. Como en las dos anteriores ediciones, si los concursantes superan las pruebas, aumentarán su presupuesto semanal (3 euros por persona y día) en el tanto por ciento que hayan apostado de mutuo acuerdo antes de realizar la prueba (un mínimo del 20% y un máximo del 50%). Por el contrario, si la prueba no es superada, el presupuesto disminuirá proporcionalmente.

Otra de las novedades radica en que, independientemente de que todas las pruebas sean colectivas y aunque éstas no sean superadas, cada semana habrá un ganador: el concursante que más se haya esforzado e implicado en su resolución. Éste podrá disponer durante una semana de los 180.000 euros (30 millones) del premio final, que podrá gastar eligiendo una de las 3 propuestas que propondrá el equipo del programa. El valor monetario del premio elegido por el concursante será descontado automáticamente de los 180.000 euros.

Pruebas objetivas y subjetivas

Para saber cuál de los concursantes es el ganador individual de la prueba semanal, Gran Hermano seguirá dos criterios dependiendo de si la prueba tiene una calificación objetiva o subjetiva. Cuando se trate de una prueba objetiva y cuantificable, el equipo del programa elegirá al concursante con la mayor puntuación mientras que si la prueba tiene carácter subjetivo será el público quien elija al mejor.

Desde el día en que comiencen a ejecutar la prueba y hasta el lunes a las 21:30 horas, la audiencia podrá votar al concursante que considere que más se está esforzando en su desarrollo. Tras las votaciones, Gran Hermano comunicará el nombre del ganador de la semana y le propondrá 3 deseos en el programa especial de los jueves presentado por Pepe Navarro.

Deseo 1: El ganador podrá comprar su nominación

El primero de los deseos que el concursante ganador de la semana podrá elegir será el de comprar su nominación en el caso de que esa misma semana fuera una de las tres personas propuestas para abandonar la casa. Este deseo sólo se podrá cumplir una vez por habitante durante todo el programa y su precio será fijado por el equipo del programa.

Si el concursante ganador pudiera comprar su nominación justo en un jueves de nominación. Si así fuera, deberá decidirlo después de que todos hayan acudido al confesionario para depositar sus votos. Si finalmente saliera nominado y decidiera comprar este premio, el cuarto habitante con más nominaciones pasaría inmediatamente a engrosar la triple lista de candidatos a ser expulsados.

Si se tratara de un jueves de expulsión y el ganador estuviera nominado, éste deberá decidir si compra su nominación o no antes de que Pepe Navarro comunique el nombre del expulsado. Si después de usar este premio, el ganador de la prueba semanal hubiera sido el más votado por el público para abandonar la casa, el concursante eliminado sería el segundo más votado por el público.

Deseo 2: el ganador podrá satisfacer un deseo de terceras personas

El segundo de los premios que Gran Hermano propondrá cada jueves al ganador de la prueba semanal será el de satisfacer un deseo a terceras personas: otros habitantes de la casa, personas del entorno familiar y personal del participante u organizaciones benéficas, pero sin que el ganador conozca el/los destinatario/s aunque sí su valor pecuniario. Los espectadores desde sus casas sí. Tanto si se trata de una sorpresa para su familia como para algún habitante de la casa, el equipo del programa procederá inmediatamente a su puesta en marcha. El valor monetario de este deseo será fijado por Gran Hermano.

Deseo 3: 24 horas en la nueva suite de lujo de la casa

El tercer y último deseo que el programa propondrá al ganador será el de pasar 24 horas rodeado de lujos y comodidades en la suite construida para la nueva edición del programa en un anexo independiente de la casa de Gran Hermano. Se trata de un espacio diáfano con jacuzzi, agua caliente corriente, jardín con sauna, música, cine y todos los lujos que disponen en la casa.

Si el concursante elige este deseo podrá invitar a uno de sus compañeros a disfrutar de esta estancia, a la que se accede por un pasillo exterior debidamente aislado para no romper el aislamiento. Al igual que la casa principal, la suite está rodeada de cámaras y micrófonos, a pesar de los cuales el concursante ganador de la prueba podrá disfrutar de unas horas de intimidad con respecto al grupo.

El contenido de lo que ocurra en la suite será extractado y emitido en el resumen semanal del domingo a las 23,15 horas ya que, en el caso de elegir este deseo, el afortunado entrará en ella a las 00:00 horas del viernes y saldría a la misma hora del sábado. Como novedad, el precio de este deseo será propuesto por el público a lo largo de la semana y su valor será comunicado en directo, junto al precio de los otros dos premios, al concursante ganador de la prueba.

La primera prueba semanal: el Trueque

Los 12 concursantes ya han podido comprobar que las condiciones de vida en Gran Hermano han cambiado con respecto a ediciones anteriores. Bajo la propuesta de un retorno a lo básico, los participantes tendrán que cocinar en cocina de carbón, sacar agua de un aljibe y elaborar artesanalmente todos los productos que consuman, desde los de higiene a los alimenticios. Así permanecerán hasta que superen su primera prueba semanal. Si la pierden, volverán a las condiciones de vida básica actual.

Aprenderán a hacer queso, mermeladas, pan y conservas, entre otras labores, y se mantendrán con una economía de trueque con Gran Hermano. Cambiarán sus productos artesanales por los alimentos que no puedan producir en la casa. A cambio de sus excedentes, el programa les proporcionará carne, verduras (excepto las que tengan en el huerto) y lo necesario para una correcta alimentación.

Un corral, un estudio de radio y una cocina de leña con un aljibe

El corral: ubicado en el jardín de la casa y construido con el asesoramiento de veterinarios para garantizar la correcta estabulación de los animales, tiene abrevadero y espacios correctamente delimitados para cada una de las especies animales. En él los concursantes tendrán que hacerse cargo del cuidado de 2 ovejas, 2 cabras, 12 gallinas y 4 conejos. El corral tiene acceso también desde fuera de la casa para que el veterinario pueda visitar y garantizar el correcto estado de los animales. Esta supervisión veterinaria se realizará mientras los concursantes no estén en el recinto para asegurar el aislamiento.

El estudio de radio: se trata de cabina de radio situada en el mismo jardín, transparente y con capacidad para varias personas. Allí los concursantes tendrán los elementos necesarios para emitir durante dos horas diarias: música, mensajes dedicados que ellos mismos lanzarán desde el ordenador pero que no podrán escuchar, y todo aquello que surja de su propia creatividad. Cada semana, uno de los concursantes se responsabilizará de la emisión. Será un diario de Gran Hermano donde transmitirán ideas, opiniones y noticias de la casa desde un punto de vista personal.

Cocina de leña y aljibe: la cocina funciona con carbón y leña y está en el jardín, junto al lavadero, protegida por un tajado de la lluvia. Allí será donde cocinen los habitantes de la casa. Mientras no ganen la prueba semanal, tendrán que extraer el agua -tanto para beber como para fregar y ducharse- de un aljibe situado también en el jardín.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba