Producida por BRB Internacional y Pontas "La memoria del agua" releva "Isabel" el lunes en La 1

"La memoria del agua" releva "Isabel" el lunes en La 1
"La memoria del agua" releva "Isabel" el lunes en La 1

La pública emitirá el próximo 1o de diciembre esta miniserie de dos episodios basada en una novela de Teresa Viejo y protagonizada por Natalia Sánchez ('Amar', 'Los Serrano'). Se enfrentará a las batallas de "Tu cara" o "Ice Age 3" (Telecinco)

El adiós de Isabel y el parón de La que se avecina traen novedades de programación para el próximo lunes de 10 de diciembre. Mientras que Telecinco emitirá Ice Age 3, La 1 lanza la tv movie La memoria del agua, basada en una novela de la presentadora Teresa Viejo.

La nueva serie de La 1 recogerá el testigo de Isabel tras el final de su primera temporada y se enfrentará al mencionado filme de animación de Telecinco, las batallas de Tu cara me suena, El Mentalista (laSexta) o Mentes Criminales (Cuatro), entre otras ofertas.

La memoria del agua está conformada por dos episodios, de 75 minutos cada uno. Estos dos capítulos serán emitidos en la misma noche. TVE ya la promocionó dentro de un vídeo que aglutina a todas las ficciones que están por llegar a la pública en los próximos meses.

Protagonizada por Natalia Sánchez ('Amar', 'Los Serrano')

La producción de La memoria del agua data de mayo de 2011 y está dirigida por Manuel Estudillo (La última guardia, Un burka por amor), y con producción a cargo de BRB Internacional y Pontas, con producción ejecutiva de Claudio Biern. En total, dos capítulos de 75 minutos de duración cada uno, componen esta producción.

El reparto cuenta con caras conocidas de la televisión, y está encabezado por Natalia Sánchez (Los Serrano, Amar), Tamar Novas (La ira, Los abrazos rotos), Lola Marceli (Amar en tiempos revueltos), Ana Álvarez (Alas rotas), Francesc Luchetti (La riera) y Aitor Mazo (el Capitán Bocanegra en Piratas).


*Tamar Novas y Natalia Sánchez en "Le memoria del agua"

Adaptación de una novela de éxito

La memoria del agua figura como el cuarto libro escrito por Teresa Viejo, y el primero de ficción. Fue publicado por Ediciones Martínez Roca en septiembre de 2009, con notable éxito, y desde el pasado mes de octubre de 2010 se puede encontrar en librerías en formato bolsillo. Su excelente acogida y ventas ha propiciado su salida a la venta en otros países. El libro será traducido, entre otras lenguas, al alemán, en una edición a cargo de Piper Verlag.

La novela bebe del género negro y del misterio, y narra la historia en torno a La Isabela, un balneario de aguas termales, lugar de recreo favorito para la alta burguesía española y europea durante el siglo XIX. Las grandes fiestas, los bailes de etiqueta, el lujo y esplendor propios de los felices años veinte hicieron de La Isabela el paraíso de muchos. Pero todo cambiará cuando un bañista aparezca muerto en la sala de inhalaciones. A partir de ese momento nada volverá a ser igual.

Reconvertido con el paso de los años en hospital psiquiátrico durante los años de la Guerra Civil, las paredes de la antigua casa de baños encerraban numerosos secretos que quedaron sumergidos para siempre en el pantano de Buendía. Los secretos del sanatorio enterrados a lo largo del siglo XIX y XX serán descubiertos por el protagonista del relato, Álvaro de la Cruz.

Sinopsis de "La memoria del agua"

Es el comienzo del verano de 1927 y con él acaba de empezar la temporada de aguas. En el balneario La Isabela se espera la llegada de un cliente especial, el jefe de gobierno, Miguel Primo de Rivera. Amada Montemayor (Natalia Sánchez), la hija de los dueños del balneario, regresa a su casa después de dos años estudiando en Suiza. Su educación y mentalidad han cambiado, ya no es la niña que era, sino una mujer adelantada a su tiempo, que pese a estar comprometida con un influyente abogado, se enamora de Lucas (Tamar Novas), un camarero del balneario; un joven que guarda un oscuro secreto.

El lleno en el balneario es absoluto, la publicidad de los beneficios de las aguas ha favorecido la llegada de clientes de todas partes de España, entre ellos Ginés, un comisario de policía jubilado. Sin embargo, el primer día de la temporada, la expectación creada se verá enturbiada cuando en lugar de la esperada y cristalina agua, de las fuentes y grifos empiece a brotar sangre.

Ernesto, padre de Amada y director de La Isabela, ayudado por Samuel, el médico del balneario, intentarán encontrar una respuesta a lo sucedido, a la vez que deberán ocultar la verdad de los hechos al resto de huéspedes.

El comisario Ginés, aún jubilado, decidirá hacerse cargo del proceso de investigación. Por desgracia disponen de poco tiempo: se aproxima la llegada de Primo de Rivera, y la visita será anulada si se hace público lo sucedido.

Mientras este misterio enturbia el ambiente idílico del balneario, Amada duda entre luchar contra sus sentimientos y seguir la vida que se espera de ella o dejarse llevar y vivir plenamente su amor con el camarero.

Un enclave histórico enterrado bajo las aguas

La casa de baños de La Isabela, en Guadalajara, fue construida por Fernando VII en 1826 como Real Sitio y por primera vez se creó allí un proyecto arquitectónico para uso de ocio, con la burguesía y la nobleza como principales usuarios.

Tras la revolución de 1868, la regencia del balneario fue a parar a manos privadas. Siguió funcionando, en decadencia, hasta que, en 1955, con la subida de las aguas del pantano de Buendía, este histórico paraje quedo sumergido bajo las aguas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba