El caso Ylenia La metedura de pata de Lydia Lozano

La periodista pide perdón y desinfla un culebrón que ha cebado programas de corazón y magacines

El culebrón periodístico sobre la desaparición de la hija de Al Bano, más conocido como el “caso Ylenia”, que viene cebando a toda la prensa del corazón desde el pasado mes de febrero, podría estar próximo a su fin, después de que su principal alentadora, Lydia Lozano, reconociera ayer públicamente que todo ha sido un gravísimo error de investigación y una metedura de pata.

La periodista del corazón, que se encontraba el martes precisamente en Santo Domingo siguiendo supuestas pistas sobre el paradero de Ylenia, desaparecida en 1994, realizó una llamada telefónica en directo al programa de Telecinco en el que colabora, “A tu lado”, para reconocer por primera vez, deshecha en lágrimas, que toda la investigación que ha estado siguiendo en los últimos meses, basada en la hipótesis de que Ylenia podía estar viva en algún lugar de la República Dominicana, había sido un gravísimo error, del cual estaba absolutamente arrepentida. "Me he precipitado. He hablado demasiado. Quiero decir, con el corazón en la mano, que mis intenciones eran buenas. Sólo pretendía dar una alegría. He metido la pata. Pido perdón. Estoy hundida", aseguraba ayer en Telecinco Lozano a través del teléfono.

Los espectadores del programa que conduce Emma García escucharon a una Lydia Lozano muy alterada, que lloraba y pedía disculpas a la familia de Ylenia, en concreto a su padre, Al Bano, quien siempre ha reprobado la actitud de Lydia en este caso, por haber reabierto las heridas de una historia que la familia ya daba por cerrada y movilizado a toda la prensa alrededor de una historia falsa con pruebas no concluyentes que no la llevaban más que a callejones sin salida.

Albano anuncia demandas millonarias

La intervención telefónica de Lydia Lozano se producía horas después de que Al Bano anunciara en una multitudinaria rueda de prensa su intención de interponer querellas judiciales contra todos los periodistas que siguieran difundiendo la posibilidad de que su hija estaba viva.

Albano llegó ayer al aeropuerto de Barajas y preguntado sobre si iba a denunciar a Lidia Lozano por sus declaraciones acerca de su hija, según ella, con vida, contestó que "es ella la que me ha denunciado a mí. Uno debe respetar su profesión. Cuando se exagera, debe responder de su terrorismo lingüístico". La prensa le preguntó sobre la posibilidad de que Lidia deje la investigación. "Pero, ¿qué investigación? ¿Qué quiere decir con esto, que yo nunca he investigado, que nunca he estado en Santo Domingo? Es mi deber de padre denunciar esta locura", explicó con contundencia. Aseguró que Romina se encontraba bien y, al comentársele que su suegra pensaba que la niña aún estaba viva, declaró que "si fuera así tendría que dar una fiesta en todas las partes del mundo cada día de mi vida". Sobre si verá a Lidia Lozano, afirmó: "No, voy a ver a mi abogado, nada más".

¿Pero cómo se ha desarrollado este disparate hasta llegar a este punto? El “culebrón Ylenia” comenzó el pasado 19 de febrero durante la emisión de “Salsa Rosa” en Telecinco. El cantante Albano, que acudía como invitado de sofá para someterse a una entrevista supuestamente amable, fue sorprendido por Lydia Lozano al hablar de la desaparición de su hija Ylenia e insinuar que tenía pruebas que demostraban que podría estar viva. Albano zanjó el tema de inmediato y se negó a escuchar las pruebas que le ofrecía Lydia Lozano, alegando que para él el caso estaba absolutamente cerrado, con todas las investigaciones de la Interpol y el FBI agotadas, y que creía la conclusión policial que aseguraba que su hija se había suicidado arrojándose al Mississipi.

Parecía que ahí quedaría todo, pero Lydia Lozano insistía en su teoría y se mostraba indignada y sorprendida porque Albano no quiso ni escucharla. El caso fue recogido en “Aquí hay tomate” el siguiente lunes. A partir de ahí, todos los programas de Telecinco amplificaron las sospechas de Lydia Lozano sobre la posibilidad de que Ylenia siguiera viva en algún lugar de la República Dominicana, viviendo bajo una identidad falsa.

A partir de aquel momento, el caso “Ylenia” se ha ido enredando hasta convertirse en uno de los “culebrones” rosas más explotados por todos los programas de corazón, no sólo de Telecinco, sino también de Antena 3, que empezó a tratar el tema en “Dónde estás, corazón”, con entrevistas a Romina Power y Lynda Christian, madre y abuela de Ylenia respectivamente, quienes al contrario que Albano, secundaban a Lydia en la tesis de que Ylenia estaba viva, lo cual permitía mantener “vivo” el caso. La cobertura televisiva llegó a ser tan exagerada que incluso algunos programas se permitieron hacer humor, como “Buenafuente” en Antena 3, que lo trató con ironía en uno de sus monólogos, o “Crónicas Marcianas” en Telecinco, donde Latre parodió a un supuesto fantasma de Ylenia.

Lydia Lozano rectifica y pide perdón

Lo cierto es que Lydia ha tenido en contra en este caso a casi todos sus compañeros de profesión, incluidos los propios colaboradores de “Salsa Rosa” y de “A tu lado”, que le advirtieron desde el primer momento que se podría estar tirando a una piscina sin agua, y la acusaban de falta de rigor periodístico, de profesionalidad o de ingenuidad, por haber apostado por un caso como el de Ylenia sin aportar pruebas concluyentes.

Lydia Lozano aseguraba que colaboraban en su investigación un policía alemán, el confidente Juan Mercader y otros contactos con confidentes que había establecido en Santo Domingo, pero las pruebas que aportaba (entre ellas una fotografía borrosa de una joven que vivía en Santo Domingo con cierto parecido a Ylenia) no convencían a ninguno de sus compañeros, que se mostraban cada vez más duros con ella. Jesús Mariñas llegó a decir que “si se terminaba demostrando que todo era falso, Lydia Lozano debería jubilarse”. Pero la colaboradora, entre la espada y la pared, seguía en sus trece, aguantando las críticas de sus colegas e insistiendo en que sus pruebas eran fiables y no iba a dejar de investigar hasta dar con Ylenia, a pesar de que seguía teniendo en contra al propio Al Bano.

Pero parece que la cosa estaba llegando demasiado lejos, porque a pesar de que Lydia era la única periodista española que defendía la tesis de que Ylenia estuviera viva, la noticia seguía copando los programas de televisión, e incluso saltó a los medios europeos. Al Bano se ha cansado y sorprendió ayer por la mañana al dar una rueda de prensa en la que anunció que emprenderá acciones legales contra todos los que sigan alentando la teoría de que su hija está viva, principalmente contra Lydia Lozano. La posibilidad de enfrentarse a una demanda por daños morales que podrían evaluarse entre 700 y 1.000 millones de las antiguas pesetas –que Albano asegura que donará a una ONG- parece que ha hecho recapacitar a Lydia Lozano, quien ha dado finalmente marcha atrás, ha reconocido que se ha equivocado, ha pedido disculpas a la familia y ha decidido dar carpetazo al asunto.

Lydia Lozano ya prometió que “si algún día tengo que decir que he metido la pata, lo haré y pediré perdón”. Y así lo ha hecho. Ayer dijo en “A tu lado” que cuando regrese de Santo Domingo comparecerá para explicar con detalle los errores cometidos en su investigación, de lo que se deduce que el culebrón no ha terminado todavía, y que la “no noticia” seguirá siendo fuente de audiencia para los programas de corazón, por lo menos, durante una semana más.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba