Fenómeno OT en USA Más de 30 millones de americanos vieron la final de "American Idol 3"

La "Operación Triunfo" americana acusa menos desgaste en su tercera edición que la española. La final fue menos seguida que el desenlace de la segunda edición, pero la audiencia general ha sido mayor

Cerca de 31,4 millones de personas vieron la victoria de Fantasía Barrino en la final de “American Idol 3”, la tercera edición del exitoso reality musical emitida en la Fox el pasado 26 de mayo. Esta cifra representa un descenso de audiencia del 18% respecto a los 38,1 millones que vieron a Ruben Studdard ganarle a Clay Aiken en la final de la temporada anterior, la segunda.

La Fox se ha mostrado satisfecha con el resultado y dijo que la audiencia televisiva ha disminuido esta semana en general por la proximidad del verano.

La final de “American Idol 3” se sitúa como el tercer espacio no deportivo más visto de la temporada, sólo superado por el último capítulo de “Friends” (51.1 millones) y la entrega de los Oscar (43.5 millones).

La audiencia general mejora la de la última edición

El reality musical se mantiene en esta tercera edición como el mayor éxito de la Fox, y el programa más visto del prime time, con más de 25 millones de seguidores cada semana.

A pesar del descenso en el resultado de la final, la audiencia media de la tercera temporada completa de "American Idol" fue superior en un 15% respecto al año anterior, según datos de Nielsen. Esta temporada, la edición de los martes registró una media de 25.8 millones de espectadores, 4 millones más que el año pasado. El programa de los miércoles ha sido visto en esta edición por una media de 23.6 millones, también por encima de los 21.9 millones que la vieron la del año pasado.

Una madre soltera de 19 años se hizo con el triunfo

Barrino, quien agradó a los televidentes con su interpretación estilo gospel de canciones pop, le dedicó la victoria del miércoles a su hija de 2 años, Zion.

"Peleé para que mi hija pueda tener lo mejor", dijo la madre soltera de 19 años de High Point, Carolina del Norte, quien tenía una ventaja de 1,3 millones de votos respecto a Diana DeGarmo cuando se anunciaron los resultados.

"Siempre tuve un sueño, siempre quise cantar, y parecía que no podía llegar", ha declarado Barrino, que ha ganado un contrato con una discográfica tras ser seleccionada entre 70.000 participantes y llegar a la final del concurso, que ha durado 4 meses.

El jurado, una parte muy importante del programa

"No hay muchos otros artistas en Estados Unidos que yo prefiera tener en mi compañía discográfica", dijo Simon Cowell, juez del programa y productor musical, y a quien muchos atribuyen gran parte del éxito del programa por los crueles comentarios que dedica a los participantes.

La otra jueza, Paula Abdul, halagó a Barrino por "tener todo: desde su nombre, a su aspecto, a como suena, a su personalidad. ... Ella lo tiene todo".

Polémica en las votaciones

La polémica ha acompañado esta tercera edición del programa, que ha recibido críticas por supuestas irregularidades en el sistema de votaciones. Barrino ganó al segundo finalista, De Garmo, por 1.3 millones de votos, de entre los 65 millones de votos telefónicos (llamadas o mensajes) registrados, un récord en las tres temporadas del programa. El año pasado, Studdard se llevó la victoria con una escasa ventaja de 134.000 votos sobre Clay Aiken, de un total de 24 millones de votos.

Las diferencias de "American Idol" con "OT"

“American Idol” es la adaptación americana de "Pop Idol", un formato de Fremantle Media que en España distribuye Grundy Producciones.

Producido por Thames TV en colaboración con 19TV, nació en la cadena inglesa ITV al mismo tiempo que lo hacía el concurso musical de Gestmusic en TVE, sirviéndose también de “Popstars” como fuente de inspiración, y convirtiéndose rápidamente en el fenómeno televisivo del año en Inglaterra. La final, en febrero de 2002, en la que el joven Will Young se proclamaba vencedor, fue seguida por 14 millones de espectadores con un 57% de share.

El formato de “Pop Ido” guarda mucho parecido con el de “Operación Triunfo”. Las principales diferencias: hay un solo ganador, en lugar de tres como en formato de Gestmusic, las actuaciones son siempre de solistas y no hay reclusión en una Academia ni canal 24 horas.

Sin embargo, lo que más llama la atención de “Pop Idol” y “American Idol” es la dureza, sinceridad, crueldad –o como quiera llamarse- con la que el jurado, tres implacables expertos musicales, trata a los aspirantes que no cumplen las condiciones. Los comentarios se hacen en clave de humor, e incluso sorprende lo bien que se lo toman los eliminados, pero lo cierto es que el jurado británico hace que Pilar Tabares o Narcis Rebollo parezcan a su lado Hermanitas de la Caridad.

A un aspirante, después de oír su actuación, el jurado inglés llegó a decirle: “The only pop you can do is pop-off”, que viene a significar algo así como “El único pop que puedes hacer es estirar la pata”. “No sigues con nosotros porque tu vestimenta hace 50 años que no se lleva” o “para cantante de telenovela serías perfecto” son otros argumentos de los que se sirve el jurado inglés para mandar a los aspirantes llorando a sus casas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba