EEUU - NBC Más de 27 millones de espectadores siguieron la final de "El aprendiz"

El show de Donald Trump superó al capítulo de CSI, en la CBS, y vapuleó a "American Idol" en la Fox, que registra su peor dato de temporada

El programa final del “reality – show” de Donald Trump, “The apprentice”, fue seguido en la cadena NBC por 27,6 millones de personas, con puntas de 29,3 millones, por lo que se convirtió en el tercer espacio televisivo más visto del año tras la Superbowl – con pecho izquierdo de Janet Jackson incluído y la transmisión de la Gala de los Óscar de Hollywood.

El reality musical de la FOX “American Idol” marcó su peor marca de la temporada al tener que competir, en día distinto, a causa de la conferencia del Presidente George Bush del pasado martes. Sólo consiguió 14,9 millones de espectadores, mientras que “The Apprentice” también consiguió superar a CSI, que convocó a 23,6 millones de espectadores en la CBS.

En la misma cadena Without a Trace logró 17.4 millones de seguidores, mientras que el “reality” “Survivor: All-Stars” interesó a otros 20 millones.

Los peores datos de audiencia fueron para la cadena ABC que sólo consiguió un poco más de cinco millones de espectadores para el programa de cirugía estética “Extreme Makeover: Home Edition" y para la serie "Stephen King's Kingdom Hospital", que es uno de los fracasos importantes de la temporada.

Bill Rancic “no fue despedido” por Trump y se convierte en el ganador de “The Apprentice”

Bill Rancic creó una exitosa compañía de cigarros en Internet, es dueño de una casa en un ostentoso barrio de Chicago, se lanza en paracaídas para relajarse y ahora es ya un empleado del multimillonario Donald Trump, tras haber vencido en la noche del jueves en la final del programa de televisión de realidad "The Apprentice" (El aprendiz). El premio consistió en un contrato laboral en las empresas del magnate Trump con un sueldo de 250.000 dólares al año. Su compañero finalista Kwame Jackson fue despedido fulminantemente en vivo y en directo a lo largo de la Gran Gala final del celebrado programa de la cadena NBC.

Las frases que ya quedan para la pequeña historia de la televisión son las de Donald Trump dirigidas a los dos finalistas: "Kwame, creo que tienes un futuro prometedor", "Eres un tipo inteligente, con una gran educación y no tengo ninguna duda de que vas a tener un gran éxito, pero por ahora: ¡Bill, tú estás contratado!", agregó el multimillonario al anunciar el resultado final del concurso.

Bill Rancic es un empresario de 32 años sin educación profesional, sin carrera universitaria, pero con la experiencia que da el trabajo práctico, día a día, en una empresa. Con este bagaje consiguió vencer a Kwame Jackson, un neoyorquino de 29 años y con un Master en administración de Empresas cursado en la prestigiosa Universidad de Harvard, en Boston.

Los autodidactas también llegan al cielo

"Uno no necesariamente debe tener una educación de la 'Ivy League' (una asociación de ocho universidades de Estados Unidos que incluye a las de Brown, Columbia, Cornell, Dartmouth, Harvard, Princeton, la Universidad de Pensilvania y Yale) o tener millones de dólares para comenzar. Puede triunfar con una buena idea, trabajo duro y determinación"- declaró el ganador del concurso.

Trump insistió en que la decisión final fue muy difícil.

Así fue el programa

Donald Trump, presentador del programa puso a prueba a 16 candidatos colocándolos al frente de varios de sus numerosos negocios. Al final de cada episodio, Trump reunía a todos en una sala de juntas para dirigirse a uno de ellos y pronunciar su ahora ya famosa frase: "¡Estás despedido!".

En sus últimas tareas, Bill estuvo a cargo de un torneo de golf de Trump, mientras que Kwame se ocupó de una presentación de la estrella pop Jessica Simpson en uno de los hoteles casino de Trump en Atlantic City.

Cada uno de los dos "jefes" recibieron la ayuda de tres "empleados": candidatos previamente "despedidos" que, posiblemente empujados por el rencor, a veces parecieron ser más un estorbo que una ayuda.

La semana pasada, el programa se colocó en segundo lugar de todos los programas de televisión de horario estelar, con 22 millones de espectadores, más aún que el programa de CBS "Survivor: All-Stars". Según la firma especializada Nielsen, el programa se ubicó en séptimo lugar de la temporada hasta la fecha.

El éxito del programa garantiza su continuidad en las parrillas de programación de la cadena en las próximas temporadas.

Trump aprovechó el programa para una de las más impresionantes autopromociones

El Donald, como lo llaman los periódicos sensacionalistas, aprovechó su presencia en televisión para monopolizar las portadas de revistas como Fortune, People y Newsweek. Uno de los capítulos de su nuevo libro, "Trump: Como hacerse rico," se titula "Piensa en grande y vive a lo grande."

Trump no dudó en vulnerar las normas municipales de New York instalando un cartel de 23 metros cuadrados con su foto y la frase "Estás despedido," lema de "The Apprentice" (El Aprendiz), colgada en la entrada del edificio Trump Tower, ubicado en la Quinta Avenida de Nueva York.

No dudó tampoco Donald Trump en poner su fotografía en el agua mineral "Trump Ice," además de meterse en nuevos negocios inmobiliarios en Chicago y Toronto y siguiendo el refran que dice "No existe publicidad mala" ha alimentado un debate general en EEUU sobre su peinado, que ha inspirado amplias especulaciones acerca de si lleva o no peluca.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba