Según el Gobierno Más de tres millones de hogares ven ya la TDT

Calcula que otros 3 millones podrían hacerlo en caso de comprar un descodificador

Más de tres millones de hogares, es decir, en torno a 9 millones de personas, ven la Televisión Digital Terrestre (TDT) según datos del Gobierno, que basa sus cuentas en el número de descodificadores de la nueva tecnología vendidos hasta la fecha, y que calcula en 1.750.000, a los que suma los abonados a operadores de cable (1.300.000) y de Imagenio (253.000).

Según el ministerio de Industria, estas cifras, cerradas a 31 de mayo, demuestran el "éxito" de la nueva tecnología, para la que ya se han adaptado 160.000 edificios antiguos, a los que se suman los 100.000 parcialmente adaptados de nueva construcción. Según sus cuentas, más de 5,2 millones de hogares "están preparados para recibir los canales que actualmente emiten en TDT".

De esta manera, estiman que más de tres millones ven la nueva televisión digital y que otros 3 millones podrían hacerlo en caso de que compraran un descodificador, lo que fija la penetración de la tecnología en 9 millones de personas y otros 9 millones posibles, aunque habría que descontar de los domicilios que ya están adaptados los que ya ven la TDT por cable.

En un comunicado, Industria asegura que seguirá impulsando la TDT, para lo que ha suscrito un acuerdo con la Asociación para la Implantación y Desarrollo de la Televisión Digital Terrestre en España, que tiene como objetivo establecer un marco de actuaciones conjuntas. El Gobierno aportará a la Asociación 9 millones de euros para el ejercicio 2006, y la Asociación, en la que participan los operadores de TV en España, realizará una aportación económica como mínimo idéntica.

Asimismo, se destinará, para actividades iniciales de divulgación, un importe de 1,5 millones de euros, con cargo a los presupuestos del Ministerio de Industria. Las actuaciones principales en el marco del acuerdo serán la elaboración y puesta en práctica del Plan de transición a la TDT, el seguimiento de la transición tecnológica, proyectos piloto en zonas concretas del territorio, y el lanzamiento de servicios interactivos.

La adaptación a la TDT mantiene un ritmo "notable" pese a la "confusión" creada con La Sexta

El director gerente de la Federación de Instaladores de Telecomunicaciones (Fenitel), Miguel Ángel García Argüelles aseguró hoy que el ritmo de adaptación de antenas ha sido "notable" durante los últimos meses, "equiparable al registrado en la campaña navideña", pese a la "confusión" que se ha creado en los usuarios con el proceso de antenización de La Sexta, nuevo canal en analógico. Según sus estimaciones, el proceso de adaptación "podría lograrse a tiempo" pero advirtió de los diversos "problemas" y el corto plazo que resta hasta el 'apagón analógico' de 2010.

En declaraciones a Europa Press, García Argüelles señaló que "antes de las vacaciones de verano" podrían haberse instalado adaptadores en un tercio de los edificios bajo la zona de cobertura, y que, en caso de que la demanda se mantenga, "los plazos podrían encajar razonablemente bien para 2010", si bien constató que el proceso podría estar afectado por "diversos problemas".

En este sentido, apuntó a la "confusión" creada con la antenización analógica de La Sexta: "no se ha explicado bien por parte de la Administración ni de la cadena que la mejor solución es la TDT, y la gente se está antenizando para el pasado en lugar de lo que ya es presente y futuro", aseguró el director gerente de Fenitel, que también criticó los "mensajes de gratuidad" de la campaña publicitaria de La Sexta, que "sólo era cierto con sus instaladores contratados, y no por el total del importe, sino por una parte --dijo--, lo que redunda en confusión del consumidor final".

Entre los problemas de la adaptación a la TDT, García Argüelles insistió en que los 100.000 edificios que ya han sido adaptados, lo que incluye sus previsiones para el verano, sólo han preparado "parcialmente" sus instalaciones, porque en casi todos los casos se ha cambiado la cabecera de la antena, pero no se ha sustituido el cableado de las instalaciones, requisito imprescindible en el 40 por ciento de los edificios españoles, según sus datos.


OTRO PROCESO PARA EL CABLEADO.

"La gente desconfía y quiere pruebas fehacientes de que necesitan cambiar el cableado, y en lugar de hacerlo desde el principio, prefieren esperar a comprobar que la calidad de la imagen no es buena", explicó, por lo que el proceso de intervenciones en los edificios debería retomarse "previsiblemente en 2007", para la mayoría de las comunidades ya adaptadas.

Otro de los retos para la implantación de la nueva tecnología, según explicó, es la ampliación de la cobertura, que por el momento alcanza al 80 por ciento de la población. "Si no conocemos el proceso cuanto antes no se podrá concluir la digitalización, porque no se puede adaptar una antena a una señal que no existe", dijo, y que constituyen entre el 35 y el 40 por ciento del territorio español.

De la misma manera, explicó que las antenas volverán a requerir una nueva adaptación con la llegada de los canales locales, que todavía no han comenzado a emitir, y que se incorporarán en el futuro en "un proceso similar al analógico". El director gerente de Fenitel advirtió de la complejidad de un proceso que requiere la iniciativa de los consumidores y que se estructura en torno a una relación individualizada, por lo que reclamó que se impulse el proceso desde la Administración para mantener el ritmo actual de más de 1.000 adaptaciones diarias.

Por último, insistió en la importancia de que los ciudadanos recurran a empresas homologadas por el Ministerio de Industria para cualquier adaptación que realicen en sus hogares, "para que luego no les salga más cara". García Argüelles alertó de empresas "pirata" que prestan servicios de mala calidad, y recordó que los instaladores homologados entregan a sus clientes un protocolo de servicios --donde consta la intervención realizada--, y que sirve para reclamaciones futuras.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba