Internacional Casi 12 millones de italianos vieron la despedida de "Médico de familia"

La audiencia más alta de sus 4 temporadas. Es la serie más vista del momento en el país transalpino y la única que ha funcionado este curso

La cuarta temporada de “Un medico in famiglia”, versión italiana de “Médico de familia”, se estrenó en Rai 1 el pasado 26 septiembre, dos años después de que finalizara la tercera entrega. Aunque estos retrasos son muy comunes en las series italianas, el paréntesis no le ha podido sentar mejor a la ficción producida por RaiFiction y Publispei, que se ha convertido en una apuesta
segura para la cadena pública italiana, y la oferta de ficción más exitosa entre el publico generalista y familiar de Raiuno.

El último capítulo, emitido el viernes 3 de diciembre, fue visto por poco menos de 12 millones de telespectadores (41,61% de share), convirtiéndose en uno de los episodios con más audiencia en la historia de la ficción italiana, y el mas seguido en términos absolutos de todas las temporadas de “Médico de familia”. Todavía se desconoce si regresará con una quinta temporada.

La audiencia media con la que ha despedido esta temporada (13 capítulos de 50 minutos emitidos de dos en dos) es de 8 millones de televidentes, un registro muy similar al de la anterior entrega, la tercera. Se trata de un resultado excelente, teniendo en cuenta que todas las series de 13 capítulos estrenadas hasta la fecha en esta temporada 2004/20005 han fracasado. En Italia suelen tener más éxito las miniseries de entre 2 y 6 episodios, como "Paolo Borsellino", que obtuvo una audiencia media de 12 millones en sus dos capítulos.

La familia Martín

Como siempre, los actores de la serie han declarado que estan cansados ya
de sus personajes y que no quisieran rodar mas capitulos. En pasado,
gracias a contratos millonarios, cambiaron de idea. A ver que pasa en
futuro, no creo que Raiuno querrà acabar con una ficcion tan popular!

La protagonista fija de la serie es, claro está, la familia romana de los
Martín. El "primer" medico, Lele Martini (Giulio Scarpati) dejó la
ficción al final de la segunda temporada para trabajar en Australia
junto a su nueva mujer, Alice). El joven medico Guido Zanin (Pietro
Sermonti) tomó el relevo, alquilando una habitación en la
casa y comenzando un romance con Maria Martini (Margot Sikabonyi) , la
hija veinteañera de Lele, estudiante de medicina.

El otro hombre de casa es el abuelo Libero (Lino Banfi) –personaje que en España interpretó Pedro Peña- que intenta
mantener el orden entre sus nietos (Alberto, Ciccio, Annuccia) con la ayuda
de la criada Cettina (Lunetta Savino).

Apuesta por la comedia sentimental

La cuarta temporada de la serie se ha caracterizado, aún más que las
anteriores, por la apuesta sobre la comedia sentimental, con nuevas
relaciones y amores entre los personajes principales, mientras que el lado más profesional de la vida de los protagonistas no ha sido desarrollado de
manera particular.

Cettina encuentra su media naranja en Torello (Francesco Salvi), dueño de
una funeraria: los dos se casan y la pareja se muda a una casa al
lado de la de los Martini.

Enrica, la madre de Alice, mujer rica y esnob, se devorcia de su marido;
además, atraviesa una grave crisis económica y, como no, se muda a casa de los
Martini: en los últimos capítulos se casará con el abuelo Libero (que ha
descubierto que padece problemas cardiacos), para que - en caso de muerte - el dinero de su jubilación se quede en familia.

El amor entre Guido y Maria supera muchos obstáculos pero en el ultimo
capitulo la pareja se casa, antes de irse a Africa para trabajar en un
hospital local. A la boda acude también el padre de la novia Lele, después
de dos años de ausencia.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba