Televisión "rosa" Los monstruos mediáticos del nuevo milenio

Neofamosos: las caras más populares y polémicas de la televisión

Podríamos estar viviendo ya el declive de lo que por varios meses se temió fuera la nueva generación de famosos. Unos personajes que surgieron de la nada y se extendieron por todos los medios de comunicación, acaparando programas de televisión y portadas de revistas.

Recién estrenado el nuevo milenio, han levantando la polémica y una reflexión general sobre qué contenidos entretienen y satisfacen a nuestra sociedad, qué debe ofrecerse al público y qué es lo que éste demanda.

Estamos hablando de unas personas cuyo sueño es alcanzar la fama. En realidad han existido siempre, pero en la oscuridad. Nadie hasta este pasado verano se había atrevido a darles espacio en un programa de televisión. Y cual fue la sorpresa cuando se descubrió que tenían gancho. Y mucho.

No se sabe bien qué les ha hecho triunfar. Tal vez el rechazo del público a los famosos de siempre, por el cansancio que produce ver continuamente las mismas caras. Lo cierto es que los últimos meses del 2000 pasarán a la historia por haber sido testigos del nacimiento de este nuevo fenómeno.

La prensa rosa no duda en llamarles freaks

Estos neofamosos, tienen puntos a su favor: quieren vender su vida a cualquier precio, no les asusta el ridículo y tienen su objetivo claramente definido, salir en la televisión. Pero lógicamente, el caché de estos artistas-monstruos mediáticos va subiendo y al final su asistencia a una fiesta o programa de televisión se hace previo suculento pago.

Son personajes sin currículum o preparación reconocida –o conocida-, sin vocación ni talento alguno; pero tienen la ilusión y el desparpajo. Se atreven a cualquier cosa y siempre están dispuestos a enseñarte todo aquello que nadie enseñaría, a saber sus peores momentos de depresión, sus discusiones de pareja o entre amigos...

Estos recién llegados tienen algo en común. Todos ellos han aterrizado en la prensa del corazón a través de escándalos y líos sentimentales; todos han sido rechazados por los medios y el público en general en un principio, y se han asentado a base de ofrecer carnaza día a día; estarían dispuestos a venderse o desnudarse por dinero en cualquier revista; y todos han hecho de la mentira un arma arrojadiza, elevando la invención a la categoría de arte. Como si de una jauría de lobos se tratase, siempre aparecen acompañados ante las cámaras, y cambian de amigos y novios con tal rapidez que resulta difícil seguirles el rastro.

Nuevos freaks:

- Tamara.

- Leonardo Dantés.

- Paco Porras.

- Toni Genil.

- Loli Álvarez.

- Nuria Bermúdez.

- Emilio Rodríguez Menéndez.

- Estíbaliz Sanz.

- Antonio Fontaneda.

- Dinio.

- Los chicos de El Gran Hermano.

- Montse Páez.

- Belén Esteban.

Contra viento y marea

De sobra es sabido que estos recien llegados al mundo del corazón no han sido bien recibidos por los rostros populares ya clásicos de la prensa rosa.

El estrellato de estos neofamosos se ha originado principalmente gracias a la televisión que, ávida de noticias en la temporada de verano, han seguido su día a día convirtiéndolos en personajes habituales de sus programas y familiares para los espectadores.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba