Falsa noticia fugaz Un montaje para la ilusión: "España gana Eurovisión"

Un montaje para la ilusión: "España gana Eurovisión"
Un montaje para la ilusión: "España gana Eurovisión"

Una imagen "fake" de la web del Festival mostraba el titular "Spain wins Eurovision 2013!', con la foto de El Sueño de Morfeo. El sueño de Morfeo agradeció el apoyo de los fans españoles, mientras visitaba el centro de Malmö

"España gana Eurovisión". Un supuesto titular fugaz, que ayer hizo soñar a los eurofans durante un momento, pero que en realidad ha resultado ser un "fake" en el que se manipulaba en una imagen el aspecto de la página principal del festival.

A través de las redes sociales, se empezó a compartir esta foto falsa de la web oficial de Eurovisión, que publicaba supuestamente por error que España ganaba el festival en Malmö. ''Spain wins Eurovision 2013!'' titulaba supuestamente el portal. Según los "twitteros", la imagen y la información era poco después retirada.

En la entradilla de la "noticia" se decía que ''España, representada por El Sueño de Morfeo con la canción 'Contigo hasta el final', había ganado Eurovisión 2013''.

Aunque como señalábamos desde un principio se desconocía el origen del error (broma, descuido o hackeo), ya ha quedado aclarado, y recordemos que nada se correspondía con la realidad, ya que faltan aún 5 días para el Festival, y los pronósticos no son nada buenos, ya que las apuestas nos sitúan en los últimos puestos.

El sueño de Morfeo, con los fans españoles en Malmö

Tras la tranquilidad de haber superado con nota el primer ensayo en Malmö, El sueño de Morfeo ha paseado este lunes por el centro de la ciudad para conocer sus rincones más especiales y encontrarse con las decenas de fans españoles que han viajado hasta Suecia para ver el Festival de Eurovisión 2013. Raquel, David y Juan han compartido gran parte de la divertida mañana con los ‘eurofans’ y han aprovechado también para descubrir algunos de los platos típicos del país y para desarrollar una de sus grandes pasiones, la fotografía.

La mañana de paseo por el centro de Malmö comenzaba por el barrio de Gamla Staden, alrededor de las plazas de Stortorget, donde se encuentran numerosos edificios históricos como el Ayuntamiento, y Lilla Torg.

Las típicas casas de madera de la zona, los acogedores y pintorescos cafés y las numerosas tiendas han hecho que Raquel, David y Juan puedan disfrutar de algunas de sus grandes aficiones, como la fotografía o la moda.

Una comida donde han podido degustar algunos de los platos típicos del país – Inlagd sill (arenque), Gravad Iax (salmón), Köttbullar (albóndigas), Bakad potatis (patatas horneadas)…, en uno de los sitios al que acuden a menudo los habitantes de Malmö no solo para comer sino para disfrutar de una sauna y de un frío baño en el Báltico y admirar el paisaje de Öresund. La visita ha terminado en las alturas del Turning Torso, una torre residencial de 190 metros de altura del arquitecto valenciano Santiago Calatrava, y uno de los mayores orgullos del país.

Encuentro con sus seguidores

Desde España han viajado hasta Malmö un nutrido grupo de españoles con los que se ha querido reunir esta mañana El sueño de Morfeo. Con ellos han compartido risas, fotos, confidencias y sus primeras sensaciones del Festival y Raquel ha jugado al despiste con el color del vestido que lucirá en la final: verde, amarillo…han sido algunos de los colores mencionados por la cantante. Preguntados por las supersticiones, los tres han afirmado no creer en ellas.

Y sobre el puesto en el que actuarán en la final: “Ayer desfilamos en la alfombra roja de la Ceremonia de apertura –que compartieron con el resto de participantes del Festival y en la que atendieron a medios de comunicación internacionales– los séptimos y es un número bonito y de buena suerte. ¡Puede ser un buen puesto para actuar el sábado!”. Este dato El sueño de Morfeo lo conocerá el viernes por la mañana.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba