Artículos de interés "¿Qué mosca le ha picado a Vasile?"

Las claves de la polémica entre los directivos de Telecinco y la pública, analizadas por El Periódico y El País

Paolo Vasile protagonizaba ayer sendos artículos de El Periódico de Cataluña y El País en los que sus autores -Joan Tapia y Enric González, respectivamente- se mostraban sorprendidos por el análisis catastrofista que hizo el directivo de Telecinco sobre la televisión cuando aseguró que el sector estaba "en quiebra", así como sus polémicas criticas hacia TVE, que también han tenido su réplica por parte del ente público.

En su artículo titulado "¿Qué le pica al ciudadano Vasile?", Joan Tapia alaba la inteligencia de Paolo Vasile al tiempo que critica sus “estrambóticas” y “burdas” declaraciones de los últimos días en relación a TVE.

Tapia se muestra sorprendido por esta actitud del consejero delegado de Telecinco, que en su opinión contrasta con la “sensatez” que le ha caracterizado siempre, y cree que el motivo real de su salida de tono podría estar en el hecho de que TVE ha dado la sorpresa tras la entrada de Cuatro y laSexta en el mercado, al revelarse como la verdadera “mosca cojonera” de Telecinco.

A continuación, reproducimos el artículo de Joan Tapia por su interés:

Tele 5 es una gran empresa que suele liderar la audiencia televisiva y la inversión publicitaria en dicho medio. Y su gestor, Paolo Vasile es un hombre inteligente cuyas opiniones deben ser valoradas.

Por eso inquietan sus últimas y algo estrambóticas declaraciones: "El sector de TV no está en crisis, está quebrado- No podemos seguir así". Y añade que no quieren ayuda del Estado sino que este les deje de robar con las televisiones públicas, que son "un anacronismo" y van "contra la libertad de empresa".

Carga contra TVE y la acusa nada menos que de vender la publicidad un 40% más barata de lo que podría y pagar (por derechos) un 40% más. Sigue con que Tengo una pregunta para usted no es un programa político sino "de demagogia y la demagogia vende siempre" y acaba juzgando que "tenemos una clase política muy mala, poco competente, que no está a la altura de la emergencia nacional". Y que la relación con la Casa Real es "agobiante".

¿Qué mosca le ha picado? Voy a la web de la cadena --cuyo primer accionista es Berlusconi-- y veo que en los nueve primeros meses del 2008 facturó 734 millones (un 4,7% menos) y que ganó 228 (un 7,58 menos). Baja beneficios pero gana un 31% de la facturación. ¡No está nada mal! Quizás el alarmismo se deba a un deterioro de los resultados del cuarto trimestre --y de las perspectivas para el 2009-- por la crisis publicitaria.

Pero debe haber algo más. Veo que en enero TVE le ha arrebatado el liderato de audiencia por segundo mes consecutivo y que, en Catalunya, TV-3 (pese a que el fútbol ha beneficiado a Vasile) también la ha superado.

Pero tampoco puede ser para tanto. La clave es que quizás no estamos solo ante un dato puntual. Cuando ZP dio dos concesiones más de televisión en abierto (Cuatro y La Sexta), la creencia era que comerían de las públicas. Y resulta que las públicas aguantan y el pagano es Tele 5. ¿Son TVE y TV-3 la mosca cojonera?

Quizás sí, pero las televisiones públicas son una seña de identidad de las democracias europeas, incluida Italia. Querer liquidarlas parece más propio de un profeta fundamentalista que de un sutil hombre de negocios. Sorprende pues que el ciudadano Vasile recurra a burdas descalificaciones. Sobre todo porque también dice cosas sensatas.

¿Es lógico que las TV dediquen el 5% de su facturación al cine español? Quizás, pero será imposible si se volatilizan los beneficios. ¿Pueden las TV públicas robar menos publicidad? Desde luego. En toda Europa los ciudadanos pagan el canon y las públicas emiten menos publicidad. Pero en la legislatura pasada, cuando se discutía la nueva ley de TV, nadie defendió el canon. Ningún partido, ningún gestor de TV pública. Ni siquiera el ciudadano Vasile.

El País ironiza sobre la "quiebra" de la TV anunciada por Vasile

Por su parte, el crítico Enric González también dedicó su columna de ayer, titulada "Quiebra", a Paolo Vasile. El periodista de El País recuerda que "Telecinco ganó 319 millones de euros en 2007, y que en los nueve primeros meses de 2008 ganó solamente 228 millones."

"La ruina es evidente. Hay algo que caracteriza a todas las empresas de comunicación españolas: en cuanto su margen de beneficio baja del 20%, consideran que la situación resulta intolerable y que el Gobierno debe hacer algo con urgencia.”

A continuación, el artículo íntegro de Enric González:

Atención, señores: la industria televisiva está en quiebra. No lo digo yo, sino un experto. Lo dice Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco. Entrevistado por el diario El Mundo, Vasile proporciona una novedosa definición de quiebra: Los que ganaban mucho, ganan; los que ganaban poco, pierden; los que estaban perdiendo, pierden mucho.

Por eso digo que este sector está técnicamente en quiebra". Yendo al detalle, cabría recordar que Telecinco ganó 319 millones de euros en 2007, y que en los nueve primeros meses de 2008 ganó solamente 228 millones. La ruina es evidente.

Hay algo que caracteriza a todas las empresas de comunicación españolas: en cuanto su margen de beneficio baja del 20%, consideran que la situación resulta intolerable y que el Gobierno debe hacer algo con la máxima urgencia. Vasile tiene las cosas clarísimas.

Primero, exige que RTVE deje de emitir publicidad, aunque lo deseable, según él, sería que no existiera televisión pública. Segundo, exige que se deje de cobrar a las televisiones privadas el 5% sobre beneficio bruto que se destina a la financiación de cine español. Bien, es un punto de vista.

Telecinco aceptó toda una serie de condiciones (las que ahora le parecen oprobiosas a Vasile) cuando, tras la ley reguladora de 1988, obtuvo del Gobierno una concesión para la explotación comercial de una televisión. Por supuesto, Telecinco y su principal accionista, Silvio Berlusconi, han estado forrándose, literalmente, durante las dos pasadas décadas.

Pero eso no cuenta, ni para Telecinco, ni para Antena 3, ni para PRISA, ni para nadie. El dinero que se ganó ya no existe y a los señores propietarios, los grandes accionistas, les resulta inconcebible que en tiempos de crisis pueda ser necesario encajar pérdidas.

Lo de las televisiones públicas, la española y las autonómicas, y su capacidad para quemar dinero del contribuyente, es otro asunto. Como la afirmación de Vasile de que "es falso que Telecinco haga televisión basura". No hablamos hoy de esos disparates, sino del lloriqueo de una clase empresarial bulímica. Y si el sector está en quiebra, pues se hace lo normal en estos casos: se liquida, se concede licencia a nuevos operadores y a vivir, que son dos días.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba