Especial Vertele Las 'súper mujeres' asaltan el poder en las series americanas

Las 'súper mujeres' asaltan el poder en las series americanas
Las 'súper mujeres' asaltan el poder en las series americanas

La aclamada 'The Good Wife' llega hoy a su fin. La recién llegada 'The Girlfriend Experience' se une a la tendencia creciente de ficciones protagonizadas por mujeres. Cada vez más, estos personajes atraen al público de ambos sexos y se normaliza la figura de la mujer como personaje principal: desde las pioneras 'Sexo en Nueva York' o 'Ally McBeal' hasta 'Unreal', 'Girls' o 'Happy Valley', entre otras

Estamos en la edad dorada de las series televisivas y eso es indiscutible. La ficción fideliza a millones de espectadores a la pequeña pantalla y las cadenas son conscientes de ello, por eso cada vez son más imprescindibles en las parrillas.

Aunque dicen que todas las historias ya están contadas, lo que más nos fascina a los seriéfilos es la capacidad que tienen los creadores por reinventarlas y narrarlas de formas distintas. Si los héroes fueron los protagonistas absolutos durante años, después pasaron el relevo a los antihéroes, a las series corales y ahora... a las mujeres.

De un tiempo a esta parte hemos visto florecer ficciones de calidad con protagonistas femeninas tan potentes que ni te planteas si estás ante una mujer o un hombre. Por ello, no estamos hablando de series para un público femenino, sino que se han convertido en historias que gustan a ambos sexos.

Desde Vertele repasamos las últimas y exitosas ficciones con mujeres desempeñando el papel principal:

'The Girlfriend Experience'

La nueva apuesta de Starz está haciendo mucho ruido. La ficción de 13 capítulos está basada en la película homónima de Steven Soderbergh, que se centra en la vida de una prostituta de alto standing de Chicago. Christine, la protagonista encarnada por una fría y correcta Riley Keough, es una atractiva estudiante de derecho en prácticas que comienza a trabajar como escort para ganar un dinero extra bajo el nombre de Chelsea.

'Happy Valley'

Ganadora de dos premios Bafta - a la mejor serie dramática y al mejor guión- la ficción de BBC cuenta la historia de Catherine, una sargento de la policía que se entrega en cuerpo y alma a su profesión. Un trabajo intrínsecamente relacionado con su vida personal.

Las dos temporadas de 'Happy valley' le han valido a Sarah Lancashire, la actriz protagonista, para convertirse en uno de los rostros más valorados en Inglaterra y reafirmar a las mujeres adultas como protagonistas atractivos en las series televisivas.

'Unreal'

Lifetime dio un golpe encima de la mesa con 'Unreal'. La serie acerca al espectador al rodaje de un dating show, al estilo ‘The Bachelor’. Aunque parezca que todo gira entorno al show, la realidad es que los dos focos primordiales son Shiri Appleby y Constance Zimmer, las dos actrices protagonistas que dan vida a una productora sin escrúpulos y su ayudante, con más sentimientos de culpa.

La ficción engancha, tiene un toque culebronesco, atreviéndose con giros de guion, sin miedo.

'Outlander'

'Outlander' sigue la historia de Claire Randall, una enfermera de combate casada en los años 40, que misteriosamente es arrastrada atrás en el tiempo hasta 1743, donde se lanza de inmediato a un mundo desconocido, viéndose amenazada su propia vida. Cuando se ve obligada a casarse con Jamie Fraser, un joven guerrero escocés caballeroso y romántico, Claire comienza un pasional triángulo entre dos hombres muy diferentes con dos vidas irreconciliables.

'Girls'

Lena Dunham ha apostado por ser la "voz de toda una generación" con su serie 'Girls', y sobre todo, a través de las mujeres. Un grupo de amigas veinteañeras muestra las ilusiones y miserias de la amistad, el amor, el trabajo y la familia en el Nueva York del siglo XXI.

La que definieron como el 'Sexo en Nueva York' con chicas más jóvenes, ha acabado siendo una ficción rompedora y valiente que muestra el lado oscuro que aquellas mujeres de Manhattan nunca quisieron confesar:

La quinta temporada de 'Girls' que acabó hace pocos días ha sido una de las mejores de la serie y la analizamos AQUÍ.

'Scandal'

El trabajo de Olivia (Kerry Washington), en la capital de Estados Unidos, consiste en manejar y desactivar crisis y escándalos que puedan perjudicar la imagen y la vida de sus clientes, miembros de las élites del país, entre los cuales está el mismísimo Presidente. 'Scandal' pone el foco en la mujer que camina cerca del Primer Ministro, en ese "detrás de cada gran hombre", y encontramos todo lo que se esconde:

'Madam Secretary'

Otra mujer que intenta conciliar vida laboral y familiar es Téa Leoni encarnando a Elizabet McCord en 'Madam Secretary'. Este personaje es una experta con los pies en la tierra que rápidamente logra empatizar con el espectador.

'Orange is the new black'

Netflix viendo el interés creciente de las ficciones protagonizadas por mujeres, se interesó por el bestseller de Piper Kerman en el que explicaba su experiencia entre rejas. Así nació 'Orange is the new black', una serie ambientada en una cárcel de mujeres en la que ni siquiera necesitan a los hombres para tener relaciones.

Piper Chapman (Taylor Schiling), Alex Vause (Laura Prepon), son las dos protagonistas y tras ellas un séquito de mujeres encarceladas que cubren todo tipo de perfiles con los que cualquiera se puede identificar.

BONUS: las series que abrieron la veda a las mujeres protagonistas

Para llegar a este momento en el que las protagonistas femeninas hacen brillar las series, antes tuvieron que existir otras ficciones que hicieran despertar el interés del público por estos personajes. 'Sexo en Nueva York' fue una de las pioneras y de las más paradigmáticas. Pocas veces se había visto antes que actores masculinos tuvieran papeles alrededor de las mujeres.

'Ally McBeal' también habló en primera persona de las mujeres trabajadoras. 'Mujeres desesperadas' abrió los ojos al mundo interior (infinito) que cada mujer de Wisteria Lane podía contener. 'Anatomía de Grey', aunque ha acabado siendo una serie más coral, en un principio se planteó con una Meredith Grey como punto de partida del resto de historias de un hospital.

'Homeland', por su parte, nos trajo a una protagonista neurótica y poco femenina - en cuanto a los cánones establecidos- que proponía otro tipo de mujer. Como pasa en 'Bron Broen' y su singular Saga Norén.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba