Conflicto La multinacional Disney impide la distribución del documental de Michael Moore donde critica a Bush

Escándalo mundial por una actitud que muchos califican de "censura"

Los estudios Walt Disney provocaron el miércoles un escándalo considerable al impedir a su filial Miramax Films la distribución del documental "Fahrenheit 9/11", donde el director Michael Moore –ganador de un Oscar- critica abiertamente al presidente George W. Bush.

"Me han dicho que Disney decidió impedir a Miramax distribuir mi nuevo documental”, afirmó Moore en un comunicado publicado en su página de internet.

El documental, que compite por la Palma de oro en el Festival de Cannes, denuncia la política de Bush antes y después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

"A estas alturas esperaba que podía exhibir mi trabajo al público sin tener que experimentar los profundos obstáculos de censura que a menudo debo atravesar", se quejó el director.

El filme “censurado” muestra el papel que desempeñó el gobierno estadounidense en la evacuación de miembros de la familia de Bin Laden tras los atentados del 2001 que reivindicó Al Qaeda y que dejaron más de 3.000 muertos en Estados Unidos.

Disney optó por no dar su versión pública sobre la situación creada. Los únicos que hablaron con la prensa fueron los portavoces de Miramax, que expresaron su deseo de que el conflicto se resuelva pronto “de manera amistosa".

Según “The New York Times”, las razones que llevaron a Disney a impedir la distribución de “Fahrenheit 9/11” son económicas. En el artículo, el diario argumenta que el documental puede poner en peligro las exenciones impositivas que Disney recibe en Florida por su parque de entretenimiento y hoteles.

Si la compañía permitiera la distribución de la película, Jeb Bush –gobernador de Florida y hermano del presidente, George W. Bush- podría tomar represalias quitándole los beneficios tributarios.

"Algunas personas pueden tener miedo de lo que este filme puede mostrar. Pero no hay nada que hacer porque (la película) ya está hecha”, desafió el cineasta. Y agregó: “Después de todo, este un país libre".

Moore aseguró que esta situación demuestra "lo duro que es crear una obra de arte que pueda irritar a los que están en el poder”.

Siempre polémico y provocativo, el cineasta ya dirigió otros documentales muy críticos de la sociedad norteamericana. Con “Bowling for Columbine”, el documental que retrató la tragedia en la escuela secundaria de Columbine obtuvo un Oscar al mejor documental de 2002.

Cuando subió al escenario para recibir el Óscar, Moore sacudió la ceremonia con un discurso en el que cargó contra el presidente estadounidense por haber declarado la guerra a Irak. "Debería avergonzarse, señor Bush, debería avergonzarse", gritó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba