Destacados de hoy Los narcotraficantes, protagonistas de la noche en Telecinco

En "Hospital Central" y en el nuevo "Diario de..." Mercedes Milá

Dávila se hace responsable de la seguridad de un narcotraficante herido, en “Hospital Central”

Telecinco emite hoy en prime time el penúltimo capítulo de la temporada de “Hospital Central”, titulado “Mundos paralelos”, en el que un coche de una mafia de narcotraficantes sale huyendo de un control de la policía. Durante la persecución se producen disparos, tanto por parte de los agentes como de los perseguidos, resultando heridas personas inocentes ajenas a la persecución, miembros de cuerpo de seguridad así como los propios mafiosos.

El capo de la banda se llama Luis, que ha salido prácticamente ileso, pero no se siente seguro en el hospital. Insiste a Dávila en que quieren matarle y le amenaza con que si ocurre así, él será el responsable.

Otro de los heridos es una policía llamada Alicia que puede que pierda la visión tras rasgarse los ojos con los cristales de su coche. Cruz no encuentra ningún posible donante de córneas. A Vilches se le ocurre una solución, pero es ilegal.

Además, Diana y Antonio son una pareja que también ha resultado herida en el tiroteo. Ambos se quieren, pero el hombre está casado. En el hospital les atienden Javier y Laura a quienes les será imposible no sentirse identificados.

Por último, Aimé también puede verse reflejado en otro caso: Nacho, otro inocente del tiroteo, recibe la vistita de su hija Lucía y de Silvia, su ex–mujer. Ella no está segura de si debería estar ahí, ya que lleva años sin verle.

El negocio de los traficantes de droga, en el nuevo “Diario de...” Mercedes Milá

Quienes viven del lucrativo negocio de las drogas y los que sufren sus consecuencias son los protagonistas del próximo reportaje de “Diario de...” que Telecinco emite hoy a partir de las 23:45 horas. Esta serie de reportajes de investigación, presentados por Mercedes Milá, está producida por Atlas -a través de su filial Salta Producciones-.

Recientes estudios señalan a España como el país de la Unión Europea donde hay en proporción mayor número de consumidores de cocaína. El uso de esta sustancia se ha duplicado en los últimos diez años. Además, nos encontramos entre los países europeos con mayor proporción de consumidores de cannabis, tras Dinamarca y Reino Unido.

Por otra parte, nuevas sustancias estupefacientes como el éxtasis líquido y la ketamina está causando furor entre los más jóvenes. Si se tienen en cuenta estos datos, tal y como afirma la ministra de Sanidad “algo no funciona”.

Mercedes Milá entrevista a varios traficantes de droga que se dedican a vivir de un negocio cuyas consecuencias mortales no les importan lo más mínimo. Se trata de personajes sin escrúpulos a los que vender pastillas a menores no les conlleva ningún cargo de conciencia. Ante la pregunta de Mercedes Milá -“¿qué crees que piensan de ti los padres de los jóvenes a los que vendes pastillas?”-, uno de ellos contesta irónicamente: “No lo sé. Si quieren pasarse yo les voy a dar unas cuantas. También les podría pasar a ellos”.

Además, un equipo de “Diario de...” acompaña a un “culero” -un traficante de hachís- en su viaje a Marruecos. El reportaje mostrará cómo consigue la droga, negocia el precio y la introduce en su estómago para traerla a España. En el viaje de vuelta tendrá que pasar por varios controles de seguridad con medio kilo de hachís en sus entrañas. Los reporteros son testigos de todo este proceso.

Mercedes Milá le pregunta si merece la pena jugarse la vida por 500 gramos, a lo que le responde que “te da para vivir bien... Así tienes para fumar y vivir bien, y tienes el mejor hachís del mundo”.

En la Ciudad Condal, la presentadora hablará con Julio Alberto, ex-futbolista del Fútbol Club Barcelona y de la selección española, que narrará cómo por culpa de su adicción a la cocaína, su vida se convirtió en una pesadilla. El jugador se sincera con la periodista a la que confiesa que estuvo al borde de la muerte: “La droga fue el arma que utilicé para tirarlo todo por la borda. No por la droga, es la cocaína la que me llevó casi al borde de la muerte, a estar en coma, con sobredosis y a saltar de una ventana”.

El programa demostrará lo sencillo que resulta conseguir droga en cualquier ciudad de España. Para ello, dos reporteros harán la prueba acudiendo a varios sitios donde vender droga es una rutina y conseguirla, una tarea sencilla.

Cuando el equipo consigue estas sustancias las lleva a un laboratorio para que se analice su grado de pureza y con qué componentes es adulterada. Mercedes Milá ha visitado al director de la Agencia Antidroga para preguntarle sobre este asunto: “Cuando se meten una raya de coca, ¿qué se meten?”. La respuesta no puede ser más contundente: “La gente no sabe muchas veces ni lo que está esnifando. Realmente se han visto compuesto extrañísimos: ladrillo picado, talco... Están mezclando sustancias que al ser antagonistas multiplican por dos los efectos de taquicardia, de presión sanguínea y pueden llegar a provocar la muerte del toxicómano”.

El testimonio de padres que han perdido a sus hijos por el consumo de pastillas será otro de los aspectos abordados por “Diario de un traficante de drogas”. “Mi hijo fue a una fiesta. Él iba muy ilusionado, entró bien vestido e ilusionado y salió desnudo, muerto, reventado”, afirman. El consumo y la venta de este tipo de estupefacientes ha crecido de forma alarmante entre los menores de edad.

Reporteros del programa han pasado una noche con un grupo de jóvenes para comprobar qué tipo de relación mantienen con las pastillas de éxtasis. Estos adolescentes se abastecen de una gran cantidad de droga para pasar la noche. Llegan a consumir 10 gramos de cocaína y 30 pastillas entre cuatro de ellos. Comentarios tales como “¡qué ‘cacho’ de fiesta que me estoy pegando!” o “vamos a ponernos unos tiritos que ya estoy desfasadito”, suelen ser habituales en este tipo de entorno.

El modelo Mark Vanderloo quiere una cita con Loli, en “Mis adorables vecinos”

Antena 3 emite hoy en prime time “¿Qué vas a hacer con esas tijeras?”, un nuevo capítulo de “Mis adorables vecinos”, en el que Loli logra encandilar al famoso modelo Mark Vanderloo, invitado especial en este episodio.

Loli decide hacerse con una invitación para el estreno de una película protagonizada por Mark Vanderloo que iba dirigida a Claudia. Cuqui y Loli se presentan en el acontecimiento haciéndose parar por periodista y fotógrafa. Allí conocen al modelo internacional, que es muy amable y parece pasárselo muy bien con ellas. Loli recibirá una llamada en la que la secretaria de Vanderloo le comunica que éste quiere comer con ella. Rápidamente, Loli deduce que el supermodelo pretende ligar con ella.

Una señora aparece en la consulta de Ernesto amenazando con denunciarle por una reacción adversa sufrida tras una operación de estética practicada por él. Mariano decide ayudar a su vecino haciéndose pasar por cirujano jefe e intentando negociar con la perjudicada a base de halagos. Tan caballeroso y adulador se muestra, que la señora le comunica a Ernesto que olvidará lo sucedido si Mariano acepta tener una aventura amorosa con ella.

Rafa gana un viaje a Brasil para dos personas. Desde ese momento, Charli y Poncho se pelean por acompañar al mayor de los Sánchez al viaje, que quiere ir con Laura. Para ello, Rafa tendrá que deshacerse de sus dos amigos y de su prima Angi, empeñada en seducirlo. También deberá convencer a su ex novia de que sigue queriéndola.

Gabrielle se replantea su frívola vida y Paul esconde el cadáver de la señora Huber, en "Mujeres desesperadas"

TVE-1 emite hoy en prime time dos nuevos capítulos de "Mujeres desesperadas". En el primero, titulado “Suspicius minds”, Gabrielle (Eva Longoria), después de la conversación que mantuvo con el cura en el hospital, siente que tiene que dar a su vida un nuevo sentido. En el episodio “Come back to me”, Carlos Solis es detenido por desfalco.

Para mejorar su mala conciencia, después de la conversación que mantuvo con el sacerdote en el Hospital, Gabrielle organiza un desfile de modas en beneficio de una organización de caridad.

Lynette (Felicity Huffman) intenta mejorar su vida familiar y decide contratar a una niñera. Por su parte a Bree (Marcia Cross) le preocupa seriamente que su hijo no tenga ningún remordimiento tras haber atropellado a la suegra de Gabrielle -que sigue en coma-, por lo que ha decidido que debe ser castigado.

Susan (Teri Hatcher) -tan oportuna como siempre- sorprende a su amiga Gabrielle en actitud más que cariñosa con su joven jardinero.

Julie esconde a su amigo Zack en su casa. El joven le confiesa que él asesinó a su hermana y que sus padres le protegieron para que nadie supiera lo que había hecho. Mientras, el padre de Zack, Paul, entierra el cadáver de la Sra. Huber.

El marido de Gabrielle, Carlos Solis ha sido detenido por desfalco. La joven ve como su vida sufre una enorme transformación, sobre todo cuando descubre cómo son embargados sus bienes. Ante la posibilidad de que sus pertenencias más valiosas le sean arrebatadas, Gabrielle decide utilizar el garaje de Bree, para esconderlas.

Lynette está obsesionada a causa de la nueva niñera que ha contratado. Ha pesar de que la joven tiene un estupendo expediente, ella sospecha que no está tratando bien a sus hijos, por lo que decide instalar un sistema de cámaras para vigilarla.

Susan llega a su casa con Mike y descubre que su hija, Julie, tiene escondido a Zack. Julie se siente traicionada porque su madre decide enviar al joven junto a su padre. Bree descubre que su marido mantiene un idilio con su vecina, Maisy.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba