Los niños reemplazan a la mujer en los anuncios

Según un estudio, la mitad de ellas son sin justificación

La presencia del niño ha aumentado a la vez que ha disminuido la de la mujer como símbolo sexual y reclamo publicitario, según un estudio realizado por pediatras del Hospital de Jerez de la Frontera. Según los datos de esta investigación, presentada en el Congreso de la Asociación Española de Pediatría, un tercio de los anuncios emitidos por televisión cuentan con la presencia de menores y en la mitad de ellos su presencia no se justifica ni por ser consumidor ni por ser destinatario del mensaje.

El estudio se llevó a cabo durante seis meses, en los que se analizó el contenido de las materias publicitarias más frecuentes en cuatro periódicos, con el fin de conocer en qué proporción se destaca la imagen infantil y en qué materias publicitarias, explicaron los responsables de la investigación.

"Los resultados mostraron que los niños aparecían en el 4,5% de las materias publicitarias", aseguró el jefe de Servicio de Pediatría del Hospital de Jerez de la Frontera, en Cádiz, Joaquín Ortiz Tardío. Dijo el experto, además, que la imagen infantil se asoció a muy diversas materias publicitarias entre las que destacaban: ONG en un 31,3%, sociedad en un 21,1%, política en un 8,7% o viajes en un 4,9%.

En televisión, revelan los datos del estudio, las cifras se multiplican. El equipo de pediatras analizó durante 4 días entre las cuatro de la tarde y las nueve de la noche más de 400 anuncios emitidos en televisión. "Las principales materias publicitarias que hallamos fueron: el hipermercado, la cultura y los medios de comunicación, entre otros", dijo Ortiz Tardío y agregó que "la figura infantil apareció en el 27,2% de las materias publicitarias".

Influencia infantil 

Para este especialista el aumento en la publicidad de la imagen infantil se debe, entre otras causas, "al papel como compradores y consumidores debido al incremento del gasto familiar referido a los hijos, así como al incremento de la capacidad adquisitiva de los menores; en segundo lugar, a la creciente influencia de los niños sobre el consumo familiar, y por último, al interés de incorporar cuanto antes a los niños a la actual sociedad de consumo".

Finalmente, los pediatras que participaron en esta investigación opinaron que existe discriminación de género en cuanto a los valores que están presentes en el discurso publicitario. "El niño es casi siempre protagonista, activo, rebelde y violento mostrando valentía, destreza, ingenio e imaginación, mientras que la niña suele aparecer como secundaria, pasiva, obediente y delicada con ternura, abnegación, sensual y, en suma, con plena identificación con los aspectos más tradicionales de la mujer", concluyó Ortiz.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba