Gran Hermano Cinco nominados mejor que tres

Pactos soterrados y nominaciones “aleatorias” provocaron el empate. Pero los espectadores pudieron ver también las primeras zancadillas reales entre algunos concursantes

La casa de Gran Hermano lleva camino de convertirse en un parque temático. El tema de estos días es el Far West. Y menos mal que hay prueba. Después de superar por los pelos la del baile los concursantes decidieron hacer lo que mejor se les da, fumar y apoltronarse.

Así que la organización decidió azuzarlos con algo de actividad. Nada mejor que convertir Guadalix de la Sierra en el lejano Oeste y que empiecen a ensayar. El próximo lunes deberán superar un baile tejano, representar una obra de teatro de indios, vaqueros y un sheriff. Además de un campeonato de dardos y jugar a introducir una herradura en una estaca clavada en el suelo, deberán cabalgar en un toro mecánico durante dos minutos y capturar desde el artilugio a un concursante mediante un lazo. Seis pruebas seis.

Como lo ven complicado se han jugado el 35 por ciento del presupuesto. A Fran lo que le preocupa es levantarse por la mañana para tener que ensayar el baile. Algunas de estas pruebas se realizarán en pareja. Y es aquí donde entra Emilio, concursante dotado de una gran facilidad para marcar el territorio al resto de los concursantes. Él lo ha dejado claro: quiere hacer todas las pruebas con Eva. "Amor, tenemos toda la vida para estar juntos" le respondió ella, para darse un poco de espacio.

Las consecuencias de la censura y de la fiesta del otro día todavía colean por la casa. Aunque uno vea constantemente el programa siempre asalta la duda porque falta algo, algunos retazos importantes para terminar de completar las historias de esta casa. Y si no ¿Qué pasó la noche de la fiesta? “No me esperaba que fuera así” dijo ella ¿Qué le dijo Ángel a Sabrina al día siguiente? Sería muy importante para que ella lo dijera a continuación en el confesionario “tenía la necesidad de contarlo”, dijo la de Málaga. Pero todo esto son entelequias porque la censura no ha dejado saber nada.

¿Hay pacto, no hay pacto?

Cada miércoles, Mercedes Milá intenta sorprender con algún golpe de efecto. Sobre todo por aquello de la audiencia, que ayer fue de siete millones de espectadores. Para ello nada mejor que aprovechar el tirón del Gran Hermano anterior y llevar a Iván e Ismael, representantes de la mafia, porque el tema era el pacto.

Mercedes Milá hizo gala de una gran ambigüedad cuando dijo que el pacto no estaba prohibido, “pero la productora se reserva el derecho de actuar como quiera ante un posible pacto”. Sin embargo la primera concursante eliminada, Marta, dijo que se les había indicado la prohibición de cualquier pacto.

Otra de las sorpresas fue, a falta de nominar Eva y Emilio, comunicarles el estado de las votaciones. Esto provocó el cabreo por parte de los concursantes.

De cualquier manera, el único pacto que estaba cantado ayer noche fue el de las chicas, todas a por Sabrina. Además de una gran hipocresía por parte de Karola, (ver vídeo) se pudo escuchar a Mari. “Lo mío si que es fuerte, he dicho que la nominaba por tener el pelo largo" dijo la hacendosa concursante. “Veo mucha falsedad” dijo Marta desde el estudio.

Al final llegó al empate, así que los nominados son Kaiet, Alonso, Karola, Sabrina y Fran (ver vídeo). La noche acabó, como no, con una partida al parchís y Sabrina acostada en la cama sola. Habrá que ver cómo transcurren las cosas en Guadalix de la Sierra ahora que hay más nominados que no nominados.

Más vídeos y noticias en el especial elaborado por Latino Televisión


Noticias relacionadas

-Lástima de fiesta censurada

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba