Entrevista Algunas opiniones de Letizia Ortiz sobre la televisión

El diario ABC la entrevistó en La Guía Semanal con motivo de la remodelación de presentadores en TVE. En la conversación reveló algunas de sus opiniones sobre la televisión

Es bueno que las presentadoras sean periodistas

¿Lo de ser periodista es bueno para presentar?

«Es muy positivo para el espectador, que ve cómo la persona perfectamente peinada y maquillada que se sienta detrás de la mesa del informativo es a su vez una periodista capaz de meterse en el foco de la noticia».

No me preocupan las audiencias

Comprometida con su trabajo, Ortiz aboga por el rigor informativo con grandes dosis de ética deontológica. «El hecho de que cada vez haya más vías de información no significa que la gente esté bien informada. Nuestra misión es contarlo todo de una manera global e integral». Pese a trabajar en un medio tan competitivo como el catódico, la periodista se niega a sentirse esclava del mayor lastre de los trabajadores de televisión: «No me preocupan excesivamente las audiencias, esos datos que muchas veces son noticia en las páginas de los periódicos; en ocasiones tan sólo me generan curiosidad».

Aterrizó en el medio televisivo en plena resaca de los fichajes estrella: ya no había contratos millonarios y los «elegidos» empezaban a ceder sus sillones a las nuevas remesas de periodistas. «Más que grandes estrellas yo los llamaría grandes profesionales, grandes periodistas, gente que ha demostrado una y mil veces lo buenos que son. Luego, los que hemos llegado después no hemos tenido ningún problema para convivir en armonía: hay espacio para todos».

Hay que ser respetuoso con el espectador: no me gustan las imágenes morbosas o escabrosas

Entre el rigor profesional y la vileza de los audímetros, Ortiz alterna el «teleprompter» con conflictos bélicos, catástrofes naturales y noticias de hondo calado humano a través de su función de reportera del área de Sociedad de TVE. «Cuando estoy fuera haciendo reportajes sobre asuntos trágicos, es fácil conmoverte y emocionarte; sin embargo, es tal el volumen y la rapidez con la que trabajas que hasta que no has acabado el último directo y estás en la habitación de hotel no te paras a pensar en lo terrible que es lo que has visto. Entonces es cuando, después de valorar emocionalmente lo que has cubierto, te entristeces y llamas a tu casa para desahogarte con tu gente».

Cuando la noticia implica imágenes de alto contenido dramático, la faceta periodística de Letizia jamás entra en conflicto con la humana. «No creo que sea más periodístico emitir imágenes morbosas; lo profesional es informar bien, claro y conciso. En TVE sólo editamos imágenes informativas, ni escabrosas ni desagradables. Cuando lo trágico de la situación lo requiere, lo resolvemos con planos largos y otro tipo de recursos. Hay que ser muy respetuoso: estás entrando en casa del espectador».

Hay que ser discreta vistiendo para que la gente se concentre en la noticia

La apariencia exterior, que en el caso de los hombres puede resultar más neutra, es muchas veces un inconveniente para las presentadoras de informativos. «Hay que lograr que tu indumentaria no sea un elemento de distorsión para que la gente concentre su atención en lo que estás diciendo».

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba