Tecnología "Ella parecía de carne y hueso"

El Mip TV, que terminó en Cannes, queda impactado con el porno 3D: "Cuando se comercialice, arrasará"

No todo es puro negocio en el MipTV de Cannes. Los más de diez mil participantes en la principal feria de televisión del mundo comentan, alrededor de un café o a la hora de la cena, las maravillas de la tecnología aplicada a la líbido.

Esa parte primitiva que también tienen participantes, exhibidores y prensa especializada ha sido alterada por la nueva tecnología que proponen algunos “stands”, escondidos en la trastienda del Palacio de Festivales de la Croisette, que proponen el nuevo fenómeno erótico-innovador: el porno en 3D.

Sí: el fenómeno 3D salta todas las barreras. El nuevo formato era hasta ahora un buen anzuelo para vender mejor las grandes películas y para incrementar el cambio de aparatos de televisión.

También es adecuado para potenciar la experiencia de ver retransmisiones deportivas, pero el mercado de Cannes propone una nueva utilidad: pronto un ejército de rubias sensuales y de morenos bien dotados invadirán los salones de las confortables casas occidentales.

La gente está dispuesta a pagar para ver porno en 3D

La productora francesa de contenidos pornográficos Marc Dorcel ha sido una de las estrellas del MipTV gracias a su demostración del porno en 3D. Los Dorcel lo han tenido siempre claro. "El porno siempre ha estado atento a las nuevas tecnologías. Está presente en internet desde el primer momento, igual que antes había sido pionero en DVD y en VHS. Ahora estamos en punta de lanza del 3D".

Mientras Dorcet nos cuenta esto, decenas de participantes masculinos observan con atención cómo una rubia hace un striptease abandonando una insinuante ropa interior. Eso sí, en 3D, una chica virtual. "Los espectadores están dispuestos a pagar por ver estos contenidos. Es una buena inversión" –afirma la segunda generación de los Dorcet pornógrafos.

Un conocido productor español comentaba así su experiencia virtual: “Me puse las gafas y de repente lo entendí: Ni “Avatar” ni nada de lo que había visto hasta ahora en 3D era tan real. Allí en medio, en tres dimensiones, estaba ella, con todas sus curvas, con toda su realidad, haciendo un “streaptease”. Parecía de carne y hueso. La calidad era impresionante. Cuando empiece a comercializarse, va a arrasar”.

Los proyectos del porno en 3D

Tinto Brass, el realizador italiano con una buena trayectoria erótica, pronto presentará su primera película tridimensional, mientras que la productora Hustler trabaja en una versión porno de Avatar que se llamará “This Ain't AvatarXXX”.

Pero España, que es un paraíso en el rodaje de películas porno, ya se ha adelantado. El director Pol Milander acaba de presentar X1, la primera cinta X en tres dimensiones rodada en Europa.

Es una película llena de sexo, drogas, fantasías sexuales y peligro de la que comenta que “Lo del 3D es un sueño que mucha gente ha tenido. Algunos se preguntaban: ¿Por qué no una porno en tres dimensiones? Hace años, cuando trabajaba en una productora de porno en Barcelona, ya soñábamos con hacer una película X en 3D. Ahora mi primer largometraje cumple este sueño”.

El director español, pionero en esta tecnología, señala que rodar en 3D “es complicado. Hemos tenido que buscar soluciones sobre la marcha a algunos problemas. Por ejemplo, el 3D exige ser más lento de lo habitual para que los ojos se acostumbren a la experiencia tridimensional. Hay que cambiar la manera de ver. Nosotros, humildemente, hemos abierto una brecha, aunque habrá que seguir avanzando en este tipo de producciones”.

El único hándicap, las gafas

¿Lo más complicado? Las gafas. Los expertos señalan que se necesitarán gafas para ver imágenes tridimensionales tres años más. Ya se están desarrollando soluciones técnicas para eliminar este requisito, pero las cosas de palacio van despacio y los próximos 36 meses seguirán siendo incómodos para ver televisión con una sola mano.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba