Entrevista "Soy partidario de la dictadura en televisión"

Chicho Ibáñez Serrador está de nuevo en el primer plano de la actualidad televisiva. Acaba de estrenar en TVE su última versión de Waku-Waku y prepara para la pública el nuevo 1, 2 ,3 que llegará la próxima temporada. Por este y otros motivos, conversamos largo y tendido con el veterano productor

¿Cómo se mantiene uno en televisión durante tantos años? ¿Cuál es el secreto?

No prodigarse demasiado, hacer grandes ausencias como el Guadiana, y con aquello que vuelvas cuidarlo mucho, mucho, y estudiar en qué momento debes volver y qué es lo que hay en los otros canales para presentar algo que sea diferente. El 23 de septiembre cumplo 40 años de Televisión Española, más los de América.. ¡Y mira que guapo estoy!

¿Cómo te definirías?

Un trabajador de televisión, un buen artesano.

¿Cómo preparas el nuevo “1, 2, 3”?

Es un 1, 2, 3 muy raro, difícil y ambicioso.

Si no hubiera sido TVE, ¿se podría haber hecho en alguna privada?

No. Éste es un programa que lo debe hacer TVE.

Dijiste que “Jimanji Kanana” era es una especie de prueba para tu equipo de cara al próximo “1, 2, 3”. ¿Es también un casting para su presentadora, Rosa García?

No, no; para el casting de gente de delante de la cámara tiraré de mi libreta de desconocidos.

¿Será un hombre o una mujer?

Podría ser cualquiera.

Cambiando de tema, ¿Cómo ves el momento de la televisión actual?

Oscuro.

¿Era éste el mejor momento para volver?

Sí, porque el Jimanji es un programa blanco.

¿Qué te pareció tu antecesor en la parrilla, el concurso “Mi planeta”?

No tuvo buen remate, y eso que lo hacía una productora a la cual tengo una admiración muy grande y una profunda amistad.

¿Era del estilo de “Waku-Waku”?

Sí, pero las cosas que son del estilo, “parecidas a, semejantes a, me recuerdan a”... casi siempre se van al garete.

¿Por qué en televisión “programa cultural” se asocia con algo aburrido?

Eso es precisamente lo que yo quiero de demostrar con el próximo 1, 2 , 3, que un programa cultural puede ser terriblemente divertido, y de archi prime time.

Además del “1, 2, 3”, ¿Tienes algún otro proyecto en la cabeza?

Muchísimos y nuevos... pero les tienen miedo.

¿Está todo inventado en televisión?

¡Qué va!

¿Sería éste un buen momento para volver con las “Historias para no dormir”?

Puede ser.

¿Es cierto que se intentó?

Sí; hoy en día hay un grupo de directores de cine que se está uniendo, entre ellos Álex de la Iglesia y otros muchos, para ver si formamos un grupo donde se puedan hacer programas de suspense para la tele.

La serie “El Pantano” fue retirada a las tres semanas ¿crees que al público le cuesta engancharse a las historias de suspense?

No lo sé, no vi El Pantano, pero creo que si a la tercera semana no ha enganchado, es difícil que lo haga... aunque me hablaron muy bien de ella.

¿Eres seguidor habitual de algún programa?

No.

¿Quién es el responsable de la telebasura en España? ¿cadenas, público...?

Al 50%. Es como un tobogán, “si hacemos esto.. tenemos más público”. Yo lo pensé muchísimas veces... Tenía material más que suficiente para hacerlo en 1, 2, 3, y no te digo nada para hacerlo en Hablemos de sexo, es decir, poner la iconografía al texto, pero no me pareció prudente hacerlo. No es que yo diga que esto debe ser así o asá, eso los demás... Lo que sí tengo muy clara es la línea interna que separa lo que yo debo hacer y lo que me daría vergüenza hacer. De todas formas, creo que quizás tiene más culpa de la telebasura el público, que no apagó la televisión o cambió de canal hace años.

¿Cuándo se idea un programa, en qué se piensa?

En el público, en lo que me gustaría que viera.

¿Y no piensas en lo que a ti te gustaría ver?

No, porque lo que me gustaría a mí ver, no lo sabría hacer. Eso lo hace gente que de verdad son imaginadores, como Spielberg o Lucas, a quien no llego ni al cordón de la zapatilla.

¿Qué te parece la corriente de reality shows que invaden nuestras cadenas?

Peligroso, porque son baratos y hoy en día este tipo de programas, no sólo en nuestra parrilla sino en otras como la de EE.UU., están desplazando a las grandes comedias y a los grandes shows.

¿Y los programas del corazón?

Hay una cosa que me produce mucha curiosidad, y es que los extranjeros no los entienden. Ahí hay a algo raro en el público...

¿Triunfan tal vez porque en España somos más cotillas?

Sí, en nuestra forma de ser. Todo es cuestión de cultura, creo que estos problemas de televisión comenzaron con los Reyes Católicos; si se leyese más tendríamos siete u ocho escalones más de cultura y nuestra televisión sería mejor. Al fin y al cabo, tenemos la televisión que queremos y merecemos.

¿Que te parece que hoy en día cualquiera que salga en televisión se convierta inmediatamente en famoso?

Me hace mucha gracia. Y hablando de famosos, pero de los de verdad, creo que es en Jimanji Kanana al único lugar donde no cobran por venir. Les gusta, se divierten y encima hacen imagen cediendo el premio a una sociedad protectora de animales.

¿Te ha llamado alguno de los llamados “cutrefamosos” para acudir al programa?

A mí directamente no, pero a mi gente sí. De todas formas, una vez que preguntaban cuánto se pagaba, ya no querían venir.

¿Sigues las carreras de tus pupilas, como Nuria Roca o Paula Vázquez?

Las sigo con todo interés y el mismo cariño que un padre o un maestro sigue el rumbo de sus alumnos que van hacia arriba, y también sigo el de los que van hacia abajo, que es un rumbo más triste.

¿Te ha molestado la imitación que hacía de ti Micky en “El Show de Flo”?

No, ninguna imitación molesta; aunque me hubiera encantado que me hubiera imitado Latre, del que soy muy amigo, pero nunca lo he logrado.

¿De qué conoce a Latre?

De las primeras cartas de amor que le envié –entre risas-, y de insistirle a Sardá para que pusiera en los rótulos “Carlos Latre, clónico de fulano”, porque si no no hubiéramos sabido cómo se llamaba, era al único al que no le ponían nombre.

¿Eres espectador de “Crónicas Marcianas”?

Sí.

¿Te gusta el programa de Javier Sardá?

Soy espectador del programa... (sin opinión)

¿Qué te parecen los canales temáticos de las plataformas digitales?

Magníficos, son el futuro. Si contaran las horas que está encendida mi televisión, ganan los canales digitales sobre los demás.

Sobre "Jimanji Kanana", ¿es caro de producir?

Baratísimo.

¿Aguantaría en un prime time?

No, aunque en Argentina sí es de prime time. Aquí es imposible porque no resistiría la competencia salvaje que hay en esta franja.

Y el “1, 2 ,3” de antes, ¿resistiría una competencia como la que hay ahora?

No lo sé, probablemente no, pero de lo que tengo la absoluta seguridad es de que es un programa que hay que hacer, que es obligatorio hacer en España.

¿Por qué en España no se confía tanto en las ideas propias y se compran permanentemente formatos de fuera?

Pregúntaselo a los jefes. Llevo 40 años en televisión y los periodistas siempre habéis preguntado “por qué no se hace esto o lo otro”... cambia bastante con la forma de ver televisión de los directivos. Yo soy partidario de la dictadura en televisión, o sea, que un canal comercial pertenezca a un señor, no a un consejo, porque si pertenece a un consejo nadie se atreve a proponer algo personal y siempre se acude, por temor a equivocarse, a aquel programa que pueda decir “Yo traigo esta idea: un programa finlandés que en Helsinki obtuvo una audiencia brutal”, luego lo ponemos aquí y no funciona.... Las cosas nuevas no se ponen, creo, por este motivo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba