EXCLUSIVA VERTELE ¿Qué pasó realmente con las chicas que querían ser monjas en Cuatro?

¿Qué pasó realmente con las chicas que querían ser monjas en Cuatro?
¿Qué pasó realmente con las chicas que querían ser monjas en Cuatro?

Desvelamos el actual estatus espiritual de todas ellas, meses después de acabar el programa. Solo dos chicas decidieron continuar con la formación religiosa: Paloma, que pretende hacerse misionera tras acabar la carrera; y Fernanda, que ya ha iniciado el "discernimiento vocacional". Juleysi, la más dubitativa, duda qué hacer con su vida...

'Quiero ser monja' concluyó su andadura en Cuatro el pasado domingo en una última entrega donde solo dos de las jóvenes participantes decidieron dar el paso de ponerse los hábitos. Fernanda y Paloma fueron las que encontraron su vocación religiosa, no así Janet, Jaqui y Juleysi.

El programa que produce Eyeworks ('¿QQCCMH?', 'First dates') se despidió sin haber podido cumplir las expectativas de audiencia (4.4% en su última entrega), con dudas sobre el verdadero objetivo de las chicas para participar en el programa, pero con buenas críticas al tratamiento del formato y gran repercusión en la red.

Ahora bien, ¿qué ha ocurrido desde que el programa fuera grabado? ¿Han seguido las muchachas con su formación religiosa? ¿Qué cambios en su vida han adoptado las jóvenes restantes tras la convivencia televisivada? Vertele les ofrece la información sobre estas chicas y su actual "estatus espiritual".

Fernanda ha iniciado el "discernimiento vocacional" en una congregación

Fernanda ha iniciado el llamado "discernimiento vocacional" dentro de una de las congregaciones que participaron en el programa. El discernimiento es el primer paso que siguen todas las novicias que se encaminan hacia la vida religiosa. "Me lo estoy planteando, seguramente quiera convertirme en religiosa, sigo buscando el lugar que Dios quiere de mí".

Desde que finalizaron las grabaciones, Fernanda ha mantenido el contacto con todas las congregaciones que participaron en el programa, e incluso a alguna de ellas las ha ido a visitar en varias ocasiones.

Paloma pretende hacerse misionera tras acabar su carrera

Paloma, que define el programa como una "experiencia muy intensa, porque aprendí muchas cosas y se me nota en mi día a día", también ha encontrado su vocación religiosa. En su caso particular encaminada hacia la labor misionera en zonas necesitadas, una experiencia que vivió intensamente durante el programa.

"Mi intención es volver a la selva cuando acabe la carrera, pero me dejo en manos de Dios. Lo que Él quiera, cuando Él quiera o como Él quiera. Estoy muy agradecida de todo lo que he vivido e intento cumplir mi pequeña misión de cada día", expresa.

Juleysi sigue con Alberto, pero pasará un tiempo con las hermanas Justinianas

Juleysi continúa con sus dudas, las mismas con las que entró en el programa. "Sigo con Alberto, pero sigo en búsqueda”. Sin embargo, la experiencia vivida durante ‘Quiero ser monja’ tendrá su primera consecuencia este verano en cuanto termine el curso: “No sé cuánto tiempo, pero voy a volver una temporada con las hermanas Justinianas".

Jaqui y Janet no continuarán la formación religiosa

Jaqui y Janet no seguirán la formación religiosa. "Entramos en el programa para tener una experiencia espiritual y conocer la vida de las religiosas”, afirma la primera de ellas. “A día de hoy me siendo más compasiva y solidaria con los demás. Sé que esta experiencia me ha cambiado”. Su hermana la secunda. ”Ha sido para mí profundamente formativo y con elevado crecimiento personal, para poder así entender mucho mejor las situaciones en el mundo y a las personas”.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba