El ente lo reconoce 'Sin patrocinador, tampoco hay cine', la nueva máxima de TVE que indigna a los distribuidores

'Sin patrocinador, tampoco hay cine', la nueva máxima de TVE que indigna a los distribuidores
'Sin patrocinador, tampoco hay cine', la nueva máxima de TVE que indigna a los distribuidores

El ente logra derechos gratis a cambio de autopromoción y rechaza que sea publicidad encubierta. Los distribuidores denuncian el "trato vejatorio"

La nueva máxima de TVE alcanza también a sus estrenos cinematográficos. La premisa de "sin patrocinador, no hay programa" que ya recogimos se ha trasladado al "sin patrocinador, no emitimos tu película", lo que ha indignado a los distribuidores, informa El País.

Los recortes en la Corporación pública han empujado al ente a adquirir las películas de cine independiente de La 2 sólo si son a coste cero. La fórmula del "patrocinio cultural" ha sido superada y ahora exigen a los distribuidores que busquen sus propios patrocinadores, lo que ha causado el rechazo de muchos: "No podemos convertirnos en agentes publicitarios".

Al igual que con sus programas, TVE consigue así no pagar nada por los derechos, y además no tiene que buscar por sí misma los patrocinadores. Así han emitido ya más de cien cintas, sobre todo en Cinefilia y El cine de La 2, los contenedores cinematográficos del prime time de los lunes y miércoles en la segunda cadena.

TVE lo reconoce: "Los distribuidores conocen las apreturas económicas"

El caso del cine español es distinto. TVE adquiere derechos de antena y contribuye cada año a la financiación de la industria con el 6% de sus ingresos. En 2011 firmó 92 contratos nuevos (42 largometrajes, 37 documentales, 10 películas para televisión y tres series de animación), por un importe de 41,6 millones de euros.

“Los distribuidores conocen las apreturas económicas de RTVE y una manera de que su cine esté en las pantallas de TVE es que vengan con algún patrocinador de la mano”, admite el director de Adquisición de Derechos, Ignacio Jiménez. Empresas de automoción internacionales y una compañía de moda gallega son las marcas más involucradas. El directivo de TVE recuerda que la ley permite el patrocinio cultural, “y el cine es claramente cultura”.

Derechos gratis a cambio de paquetes de autopromoción

Títulos como el danés Hermanos o el estadounidense Sentencia de muerte se acogieron la semana pasada a esta fórmula. TVE estudia el catálogo de películas de los distribuidores y la manera en la que puede encajar en su parrilla. Obtiene los derechos sin desembolsar un euro y compensa a los distribuidores con la emisión de un paquete de autopromociones tanto en La 1 como en La 2. En realidad es una especie de publicidad encubierta, ya que la marca comercial se cita cada vez que se avanza el pase de la película en cuestión.

La fórmula funciona de la siguiente manera, según explican algunos distribuidores: la televisión pública pone un valor a una cinta, que se traduce en un número concreto de autopromociones y en determinados horarios. Con esta información, que suele plasmarse en un contrato de cesión gratuita, el distribuidor sale al mercado a buscar patrocinador. Acude a las marcas directamente o se pone en contacto con las agencias de medios con el planillo de las emisiones.

Los distribuidores protestan: "Es un trato vejatorio"

“Los distribuidores están contentos. Es una manera de dar salida a su catálogo”, dice TVE. Pero en el sector la lectura no es tan optimista. “Es un trato vejatorio”, alegan. Grandes del sector, como Filmax, han declinado hacer comentarios al mismo medio.

En realidad, lo que tiene verdadero valor para el anunciante son las autopromociones, ya que al menos una parte suele emitirse en La 1, la cadena generalista, cuya audiencia supera el 10% de cuota de pantalla, cinco veces más que La 2. El patrocinio en sí queda reducido a dos caretas (de unos 10 segundos) al inicio y al final de la película.

TVE rechaza que sea una forma de publicidad encubierta

Para TVE, este tipo de autopromociones se ajusta a los mismos criterios de otros programas, estén patrocinados o no. Aunque se tiende a dar prioridad a los lanzamientos, como está ocurriendo con Águila Roja o el origen de Gran Reserva. “La exposición que tiene el patrocinador es la careta de entrada y salida y las autopromociones que se salpican a lo largo de la semana”, dice Jiménez, que rechaza que estas emisiones sean publicidad encubierta.

Insiste, por el contrario, en que a este sistema se acogen títulos de cine europeo minoritario que “de otra manera no llegarían al espectador”. “No creo”, añade, “que seamos sospechosos de estar patrocinando algo que nos sea cultural”.

Pero algunos títulos que TVE adquiere gratis no son siquiera un gancho para el espectador más exquisito o singular. De hecho, Antena 3 emitió en 2011 Sentencia de muerte.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba