En el último programa Así fue la pelea de gatas entre las 'Evas', en el cuarteto con dos 'Adanes'

Así fue la pelea de gatas entre las 'Evas', en el cuarteto con dos 'Adanes'
Así fue la pelea de gatas entre las 'Evas', en el cuarteto con dos 'Adanes'

La última entrega de 'Adán y Eva' llevó al paraíso, como ya hizo en el primer programa, a dos Adanes y dos Evas. Al principio parecía que iba a ser una lucha a tres bandas, entre Raúl, Rosa, y Sandra, pero llegó Miguelito, un cordobés seguro de sí mismo que iba a por todas, según informa Cuatro en su web.

Los primeros en llegar al paraíso fueron Raúl y Sandra. La pareja conectó bastante bien y la vasca, se mostró simpática y abierta con su Adán, cosa que no suele hacer: "soy muy borde con los hombres". Por su parte, el andaluz, aficionado a la música, le compuso y cantó con su guitarra una canción.

Pero cuando todo parecía como un cuento de hadas, ha llegado Rosa, una malagueña muy fina dispuesta a conquistar el corazón de Raúl. Ambos tuvieron una cita en privado que terminó con un tímido beso.

Después de repetir una y mil veces que no estaba celosa de Rosa, a Sandra le ha dado un ataque de celos al enterarse de que Raúl le había dado un beso a su otra Eva. “No me ha hecho ninguna gracias”, ha dicho Sandra y el Adán le ha pedido que se entregue un poco más con él. Ella, indignada, se ha negado en rotundo: “Yo no voy detrás del culo de nadie”.

Cita doble en el paraíso

A Rosa no le ha gustado nada Miguel, al que considera un chico “demasiado chulo”; pero al perder la prueba del programa, le ha tocado tener una cita con él. La escena ha sido la más incómoda que se pueda imaginar: los dos en silencio, sin saber qué decirse y mirando al horizonte. Mientras tanto, Sandra y Raúl se reían y disfrutaban plenamente de su encuentro privado.

Polémico enfado de Sandra: "Todos a tomar por el..."

Sólo por el hecho de que a Rosa no le apetecía comer, Sandra ha empezado a meterse con ella: “Eres una sosa, no sé para qué has venido a esta isla”, le ha dicho. La malagueña, muy educada, le ha contestado: “Cómo se nota que tienes 23 años, te queda mucho por aprender en la vida”. La mulata se ha rebotado de nuevo y ha mandado a todos sus compañeros a tomar vientos, algo que no le ha gustado nada a Raúl.

Sandra expulsa a Rosa de la isla

Sandra ganó la prueba del barro y, por ello, la isla le ha dado el poder de expulsar a uno de sus habitantes para siempre. Después de haberle dicho a Rosa que es “una sosa y una pija”, la mulata no lo ha dudado ni un momento y la ha expulsado para poder quedarse a sus anchas con sus dos adanes.

A Sandra no le costó elegir a su Adán. El feeling que ha tenido en todo momento con Raúl ha sido decisivo para elegirle como futura pareja. A Miguel le ha dicho que sólo le ve “como una amigo” y éste, que había llegado a la isla lleno de energía, se ha ido con la misma actitud positiva de siempre.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba