EE.UU. ¿Ha perdido su olfato el rey Midas de los reality shows?

Mark Burnett no ha tenido suerte con sus dos últimos programas y se teme que pueda volver a fracasar con su próxima apuesta, “El aprendiz” con Martha Stewart

El famoso productor estadounidense Mark Burnett, responsable de fenómenos televisivos como “Survivor” y “The Apprentice”, se ha estrellado recientemente con su última apuesta de telerrealidad en la cadena CBS. “Rock Star: INXS”, concurso que buscaba a un nuevo cantante para la popular banda rockera de los años 80, ha cosechado este verano los peores registros de audiencia en toda la carrera de Burnett, según cuenta un interesante artículo del Wall Street Journal que resumimos a continuación.

Con una audiencia media de sólo 3.3 millones de espectadores adultos, el programa está funcionando muchas noches peor que las reposiciones que la CBS emitía el año pasado en la misma franja horaria. “¿Qué si estoy decepcionado? Claro” –reconoce Burnett-, “pero cuando alguien alcanza el nivel de aciertos que he conseguido yo, se te valora de otra manera”.

El problema está en que “Rock Star” supone ya el tercer “resbalón” consecutivo de Mark Burnett, lo cual ha reabierto el debate de si la tele-realidad está de capa caída. Las últimas dos apuestas de Burnett tampoco han convencido a la audiencia. El año pasado, “The Casino” –programa de la Fox que seguía el día a día en una sala de juegos de Las Vegas- sólo convocó a una media de 2.7 millones de espectadores adultos, siendo el tercer programa menos visto de la televisión en abierto. Burnett tampoco tuvo suerte con “The Contender”, el reality de boxeadores que apadrinaba Sylvester Stallone, para la NBC.

El pasado otoño, las televisiones americanas pusieron en marcha una cifra récord de 17 reality shows (hasta 8 más que el año anterior). La cantidad de formatos de tele-realidad en las cadenas de EE.UU. aumenta cada año, pero no en proporción directa a su calidad. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que la “realidad” esté en crisis. Un ejemplo es el gran éxito que ha conseguido “Dancing with the stars” (versión americana de “Mira quien baila”) este verano en la ABC. Pero sí es verdad que los productores tienen cada vez más dificultad en encontrar ideas originales, al tiempo que los espectadores se vuelven más selectivos.

En busca de la nueva “estrella” de la televisión

Este próximo otoño 2005, las cadenas estadounidenses han sido algo más prudentes que el año pasado y pondrán en marcha 12 reality shows (5 menos que en 2004). Entre ellos figura la nueva apuesta de Mark Burnett, “The Apprentice: Martha Stewart”. Se trata de la cuarta edición de “The Apprentice”, ahora protagonizada por la diva de la televisión diurna, gurú de las amas de casa, cuyo imperio mediático se desmoronó al resultar involucrada en un escándalo financiero.

Martha Stewart, fundadora de Martha Stewart Living Omnimedia, Inc., salió de la cárcel en marzo pasado, tras cumplir una condena de 5 meses por mentir sobre la razón que la llevó a vender sus acciones de ImClone Systems Inc. en el 2001, justo antes de que se desplomara su precio.

En “El aprendiz con Martha Stewart”, la famosa presentadora, de 63 años, se encargará de ir despidiendo a los diversos concursantes aspirantes a triunfar en televisión hasta que sólo quede un/una ganador/a. Algunos críticos, como el del Wall Street Journal, dudan de que este programa pueda ser un éxito, después del bajón de audiencias (16%) que ha sufrido la pasada temporada el formato original de “El aprendiz”, todavía con el magnate Donald Trump al frente. Algunos achacan este bajón a una mala estrategia de programación por parte de la NBC, mientras que otros expertos lo atribuyen al desgaste del formato.

Pero Mark Burnett está convencido de que “El aprendiz: Martha Stewart”, que lleva tiempo grabado, tiene todas las papeletas para ser un éxito. Aunque no tiene experiencia previa en programas de “day time”, Burnett asegura que también tiene altas expectativas para “Martha”, un nuevo espacio matinal diario que coproduce con Martha Stewart. “Martha” se estrena el 12 de septiembre, mientras que “El aprendiz: Martha Stewart” arrancará diez días después, el 21.

¿Acertará Mark Burnett esta vez?

La televisión es un negocio en el que los productores saben que “hoy estás arriba y mañana abajo”. Después de crear “Canción triste de Hill Street”, Steven Bochco fracasó con el musical “Cop Rock”, pero no tardó en resurgir con “NYPD Blue”. Aunque ha tenido varios tropiezos consecutivos, no cabe duda de que Mark Burnett continúa siendo una figura poderosa y respetada en el mundillo de la televisión estadounidense. Aunque sólo sea por haber puesto en marcha “Survivor”, que continúa siendo un éxito después de seis años, las cadenas siempre se toman en serio cualquier idea de Burnett. Aún así, algunos ejecutivos veteranos reconocen que a Burnett se le ha subido el éxito a la cabeza y, a veces, ignora las sugerencias que le hacen las cadenas para mejorar sus programas. “Eso es ridículo” –responde Burnett-. “Las cadenas siguen comprando mis programas porque saben que yo garantizo calidad”.

Las cadenas se quejan de la habilidad negociadora de Burnett

Una de las quejas que tienen las directivos de cadenas sobre Burnett es que es un negociador muy agresivo, que a veces utiliza su éxito para conseguir insólitas concesiones económicas por parte de las televisiones. Por ejemplo, la NBC estaba tan excitada con la idea de triunfar con “The Contender”, que llegó a ceder a un recorte en sus beneficios publicitarios en favor de los de Mark Burnett. Otras televisiones también se han rendido a que parte de los ingresos por “product placement” vayan a los bolsillos de Burnett.

El responsable de “Survivor” cree que es injusto que se juzge su trayectoria como productor sólo por las audiencias. Reconoce que sus dos últimos programas no han obtenido las audiencia esperada, pero han sido “algunos de los mayores éxitos de mi carrera” desde el punto de vista económico. Por ejemplo, “The Contender” ha generado millones de dólares para Burnett y todavía podrá otorgarle más beneficios, puesto que Burnett está a punto de cerrar un acuerdo con ESPN para que la segunda temporada se vea a través del canal de deportes.

En cuanto a “Rock Star: INXS”, Burnett señala que el programa está funcionando bien en el extranjero, donde las audiencias han mejorado ligeramente en la última semana y las votaciones telefónicas han aumentado un 46%. “No ha sido un gran éxito de audiencias, pero no ha funcionado mal entre el público joven”, explica una directiva de la CBS. Aún así, el programa no ha debido ser muy rentable debido a su elevado presupuesto, 50 millones de dólares por 38 episodios.

Burnett dice estar recibiendo mucho apoyo por parte de sus colegas de Hollywood, como por ejemplo, un ejecutivo de DreamWorks, la productora de Steven Spielberg. “Me aconsejó que me concentrara en la calidad de mi trabajo, y eso es lo que pretendo hacer”.

Noticias relacionadas:

- La presentadora Martha Stewart, condenada a 5 meses de cárcel

- En busca de la nueva "estrella" de la televisión

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba