Novedad Un sistema permitirá a los espectadores compartir películas desde el televisor

La compañía norteamericana Sonicblue ha desarrollado un aparato mediante el cual los usuarios podrán prestarse, con el mando a distancia, cualquier programa de TV

Con esta novedad tecnológica, Sonicblue pretende resucitar uno de sus productos estrella, el videograbador personal (PVR) Replay TV, que no ha logrado hacerse un hueco en el mercado. Estos aparatos graban en disco duro, con calidad digital, hasta 60 horas y son capaces de detener la imagen de una emisión en vivo. Además de Replay TV, en EEUU hay otras dos compañías que desarrollan productos similares: Ultimate TV y TiVo. Esta última es quien más clientes ha logrado.

Replay TV nació en 1998, pero las bajas venta que ha obtenido han provocado que se retire de la producción de videograbadores personales y se centre en la licencia de su tecnología para otras compañías. Pero ahora Sonicblue ha decidido volver a pelear por un espacio en el mercado con este nuevo producto: Replay TV 4000.

El interés fundamental que tiene este sistma es el de conectarse a Internet para compartir, como si del difunto Napster se tratara, programas, películas, series o anuncios con otros usuarios que dispongan del mismo aparato. Las ventajas de depender de la televisor frente al PC también son considerables: es más estable y sobre todo, la calidad de imagen de la televisión es superior a la del ordenador.

Replay TV 4000 tiene una capacidad de grabación de hasta 320 horas, mucho mayor que la de sus competidores TiVo y Ultimate TV, cuyas especificaciones no permiten compartir programas con otros usuarios.

Otra de las novedades es que este aparato no graba los anuncios. “Las familias pueden tener una videoteca completa con sus programas favoritos y sin cortes publicitarios”. Pero de momento, lo que puede echar atrás a los usuarios es su alto precio, hasta 380.000 pesetas, según el modelo que se escoja.

De cualquier manera, la llegada de este producto no ha hecho mucha gracia ni a los anunciantes ni a los directivos de las cadenas de televisión. A los primeros porque los espectadores verán menos anuncios. Y a los segundos por el hecho de que puedan distribuir por la Red indiscriminadamente copias de sus programas.

Noticias relacionadas:

-Llega la televisión sin anuncios

-La TV digital teme a Napster

-UltimateTV, la apuesta de Microsoft

Volver arriba