Formatos Los perros también tienen su reality show

¿Alguien pone en duda el gancho de los animales en televisión? Un canal de cable norteamericano sigue la vida de 20 curiosos caninos y sus respectivos dueños, la mayoría solteros, en la ciudad de Nueva York. Todos coinciden en que una mascota puede ser el mejor anzuelo para encontrar a la pareja ideal

Algunos de los momentos más brillantes de los reality shows americanos, sobre todo en los de última generación con famosos, los han proporcionado los acompañantes caninos de sus protagonistas. En el exitoso programa de la MTV Los Osbournes, que muestra la vida real de Ozzy Osbourne, su mascota, un bulldog, se ha hecho más popular entre los espectadores que los propios hijos del rockero. Por otro lado, la imagen del caniche de Anne Nicole Smith -la stripper que también vendió su vida privada a una televisión- intentado procrear con un osito de peluche, no deja de salir en todos los zappings del canal E! Entertainment.

Está claro que los perros dan juego en televisión. No es de extrañar, por tanto, que el canal norteamericano de cable Animal Planet se haya lanzado a producir Dog Days (Días de perros), un reality show que mostrará durante ocho semanas la vida de varios perros de Nueva York y, por supuesto, también la de sus dueños.

Estrenado ayer a las 22.00 horas, el programa arranca con una secuencia inicial que recuerda a The Real World -el primer reality show en el que se inspiró Gran Hermano-, guarda cierto parecido con Supervivientes y utiliza un grafismo parecido al del clásico dating show Cita a ciegas.

Una versión canina y real de “Sexo en Nueva York”

Días de perros también parece inspirado en Solteras en la ciudad, un reality show del canal femenino Women´s Entertainment que sigue la vida real de cuatro neoyorquinas solteras en búsqueda de su hombre ideal, basándose en la exitosa serie de ficción Sexo en Nueva York.

El productor ejecutivo de Animal Planet, Michael Cascio, presentó el programa como “realidad en estado puro, porque resulta imposible fingir cuando trabajas con perros”. Aunque no todo en el programa es absolutamente espontáneo. Karyn Wynn, una escritora de 24 años, dice que probablemente nunca hubiera llevado a su bulldog, Cyrus, a hacerse la pedicura a un balneario de no haber habido cámaras de por medio. En el primer programa, los participantes asisten a la fiesta de cumpleaños de la pit bull Paquita, donde pasan el tiempo con un “comunicador de perros” que les enseña a leer la mente de sus perros a través de la telepatía.

Como en todos los reality shows, ya hay un concursante “malo” y uno “bueno”. En Días de perros, Cyrus se perfila como el travieso del grupo pero su dueño dice que tiene un lado dulce que espera que los espectadores puedan ver algún día: “Cuando estamos viendo la tele por la noche, le gusta venir a juguetear conmigo y lamerme la mano”.

Los protagonistas de Días de perros son de diversas razas y tamaños, pero todos sus dueños coinciden en que Nueva York, como cualquier gran ciudad, es el escenario ideal para este programa porque la escasez de jardines particulares obliga a los propietarios de perros a sacarlos a pasear y, si además son una “monada”, pueden ser el mejor anzuelo para ligar.

Fuente: Associated Press

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba