Prime time "Los personajes de 'Los Gómez' reflejan la picaresca española"

Telecinco estrenará hoy su nueva serie, que relega a Risto a late night

Telecinco estrena mañana a las 21:45 horas “De repente, los Gómez”, una nueva serie que combina tramas familiares, humor y thriller .

“Con ‘De repente, los Gómez’ queremos ensanchar un poco más la vía de recorrido de nuestra ficción -que habíamos iniciado con dramas basados en temas profesionales, comedias y dramedias- con una serie que ofrece una curiosa combinación de thriller, suspense y un toque de comedia", ha explicado Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Telecinco.

"En ‘De repente, los Gómez’ hay dos factores que juegan un papel fundamental: el azar y la necesidad. Dos miembros de una familia son testigos por azar de un asesinato y esto les lleva a la necesidad de huir de unos mafiosos, adoptar una nueva identidad y cambiar por completo sus vidas”, ha añadido.


"Gracias a los actores, la comedia y el thriller tiene gran veracidad"

Por su parte, Alfredo Ereño, director general de Sony Producciones España ha manifestado que“la serie constituye la primera producción de ficción de Sony Producciones España para Telecinco y con ella tenemos una ambición muy clara: ser capaces de reunir frente al televisor a toda la familia junta para ver el mismo producto."

"El tono de la serie aporta un valor diferencial, ya que combina una parte importante de comedia y un contrapunto de thriller. Además, contamos con un elenco de actores que han conseguido que esta mezcla tenga una gran veracidad”.

“Nuestra pretensión ha sido ser realistas en todo momento: que el thriller fuera muy creíble y que la comedia fuera veraz. Por este motivo, hemos buscado crear una familiar que -con excepción de la ocupación del padre- fuera muy normal, que aglutinara distintas personalidades y en la que todos sus integrantes tuvieran el reto común de adaptarse a la nueva situación que se les ha obligado a mantener."

"No saben lo que va a ser de sus vidas, pero buscan lo mejor para todos", ha comentado Mireia Acosta, directora de Ficción de Sony Producciones.

"Los directores nos han permitido encontrar el espíritu de los Gómez"

“En una producción como ésta, que tiene un tono tan peculiar, el papel de los directores ha sido importante, ya que han estado abiertos para que entre todos pudiéramos encontrar el ‘espíritu’ de los Gómez."

"Me gustaría destacar la autenticidad de los personajes ya que, si bien esta historia refleja la picaresca española, hay algo más importante detrás que tiene que ver con unas personas que llegan a un lugar totalmente diferente, que no son convencionales ni correctos, pero que tienen algo en su esencia, que está en su manera de hablar y en su forma de ser, que va a provocar la identificación del público."

"No es sólo una serie para reírse y entretenerse, sino que habla de algo más, que tiene que ver con lo auténtico de cada uno”, ha dicho Alicia Borrachero.

“Estoy enamorado de mi personaje. Después de varios meses interpretando a Felipe, he llegado a pensar y hablar como él. Además, veo a ‘mi familia’ y me siento muy orgulloso de todos."

"Estoy disfrutando mucho con la serie, con mis compañeros y con el carácter positivo que los guionistas han impregnado a todos los miembros de la familia, ya que siempre van hacia delante a pesar de las adversidades”, ha resaltado Gustavo Salmerón.

Junto a Alicia Borrachero y Gustavo Salmerón-el matrimonio Gómez-  también figuran actores como Álvaro Monge, Adriana Torrebejano, Íñigo Navares y Carlos Sampedro (sus hijos); Javier Veiga y Ana Turpin (sus “entrañables” vecinos); Diego Salas (el policía encargado de proteger a la familia); Mariano Venancio, Manuel Moya y Daniel Holguín (la familia Mariño); Enrique Villén (el tío Rober) y Alba Celma (amiga de Cris), entre otros intérpretes.

“De repente, los Gómez”, producida en colaboración con Sony Producciones España, refleja en clave de humor los cambios a los que debe someterse una familia de clase media al adoptar una nueva identidad y forma de vida en una lujosa urbanización mientras esquivan al jefe de un poderoso clan de narcotraficantes, deseoso de vengarse de quienes han propiciado el encarcelamiento de su hijo ofreciendo su testimonio ante la policía.

Las situaciones que protagoniza la familia tratando de aparentar maneras exquisitas ante los vecinos, las trastadas de los mellizos en su nuevo colegio y las historias de amor de los adolescentes, convivirán con escenas de suspense protagonizadas por Mariño -uno de los delincuentes más temidos de la ciudad- y sus secuaces y la ejecución de los pequeños y no siempre afortunados “golpes” planificados por Felipe Gómez para tratar de reunir dinero con el que financiar la huída de la familia a un lugar más seguro.

De los Tamayo a los Gómez

Alicia Borrachero y Gustavo Salmerón interpretan a Concha y Felipe, el matrimonio Tamayo, padres de cuatro hijos: Álex, Cris y los mellizos Lucas y Luichi. Viven en un barrio en las afueras de una gran ciudad y aparentemente son una familia normal, aunque en realidad ocultan un secreto: sus ingresos provienen de pequeños hurtos y timos de poca cuantía.

Sus vidas toman un rumbo inesperado cuando Felipe y Álex presencian un asesinato perpetrado por el hijo de una peligrosa familia de narcotraficantes. La policía obliga a ambos a colaborar en la identificación del criminal, por lo que deben acogerse a un plan de protección de testigos para preservar la seguridad de toda la familia. A partir de ese momento, los Tamayo asumen una nueva identidad y se convierten, de repente, en los Gómez.

La familia se traslada a vivir a una elegante zona residencial en la que cuentan con más comodidades de las que nunca esperaron disfrutar y, además, todo les sale gratis.

Sin embargo, el juicio se celebra y una vez que el acusado es declarado culpable, el sistema de protección de testigos pasa al segundo estado, con lo que la policía deja de hacerse cargo de los gastos de la familia y del grueso de su protección. Pueden permanecer en la casa y conservar las nuevas identidades, pero si quieren mantener el nivel de vida ]algo que deben hacer para no llamar la atención]deberán correr ellos con todos los gastos.

Ante esta situación, Felipe se da cuenta de que su familia corre peligro de muerte porque la mafia les persigue y ya no puede confiar en la policía, por eso traza un plan a partir de este momento que sólo él conoce: conservar el puesto de trabajo que le ha buscado la policía en una inmobiliaria como tapadera y volver a cometer delitos menores para conseguir dinero con el que financiar la huída de todos a un lugar seguro.

Quién es quién en “De repente, los Gómez”

Felipe Gómez: de profesión, timador

Gustavo Salmerón da vida a Felipe, el cabeza de familia de los Gómez. Timador de profesión, lo aprendió todo de su tío Rober. Marido y padre ejemplar, su familia está por encima de todo. Adora a su mujer, Concha, con la que está casado desde hace 22 años, al igual que a sus cuatro hijos: Alex, Cris, Luichi y Lucas. Mantenerles a salvo es su máxima prioridad, aunque esto suponga mentir a su propia mujer.

Concha Gómez: mujer pasional y madre protectora

Concha (Alicia Borrachero) es una mujer tremendamente protectora con su familia. Posee un fuerte carácter por el que es amada y temida a partes iguales. No permite que nadie le diga cómo educar a sus hijos ni cómo llevar su matrimonio.

Mujer de un solo hombre, al que conoció siendo una niña, acepta el oficio de su marido con la condición de que no involucre a sus hijos en este tipo de vida, que todos conocen. En su antiguo barrio era una vecina y amiga muy querida, consideración que le será muy difícil conseguir en su nueva vida.

Álex Gómez, un atractivo aprendiz tras los pasos de su padre

Álvaro Monge encarna a Álex, el hijo mayor de la familia Gómez, un chico de 19 años con un buen físico, poca cabeza y con tendencia a estar constantemente metido en problemas.

Dejó el colegio cumpliendo con la enseñanza obligatoria y vive de trabajos esporádicos. Su verdadero sueño es ser como su padre y dedicarse a lo mismo, pero para “aprender el oficio” debe enfrentarse a la oposición radical de su madre. De momento se conforma con acompañar a su padre muy de vez en cuando.

Cris Gómez, una chica guapa, lista y muy madura para su edad

Cris (Adriana Torrebejano), la única hija de los Gómez, es el ‘ojito derecho’ de su padre, del que ha heredado su rapidez mental, una cualidad que unida a su gran belleza y a una fuerte personalidad -característica de su madre- la convierten en una joven muy atractiva. Se siente muy aburrida en las relaciones sociales con sus compañeros de instituto, ya que no encuentra a ningún chico de su edad que tenga su madurez ni su nivel intelectual.

Luichi y Lucas Gómez, los mellizos que revolucionarán la urbanización

Luichi (Iñigo Navares) y Lucas (Carlos Sampedro) son los hijos mellizos de 8 años de los Gómez, los pequeños de la casa y los protagonistas de las gamberradas del colegio.

Lucas es el mayor por tan sólo unos minutos: es más inteligente que su hermano y el que planea las trastadas, mientras que Luichi es más corpulento, rudo y un desastre en los estudios. Ambos forman un tándem perfectamente organizado: por sus venas corre el mal genio de Concha y el amor por la propiedad ajena de Felipe.

Diego Salas, policía encargado de proteger a los Gómez

Ramón Esquinas interpreta a Diego, el policía destinado a salvaguardar la seguridad de los Gómez mientras se encuentran bajo el programa de protección de testigos. Siente un odio visceral por Antonio Mariño, al que acusa del accidente en el que perdieron la vida su mujer y su hijo.

Su mayor aspiración es conseguir que el delincuente sea condenado a pasar el resto de su vida entre rejas: ésa es la razón por la que el caso de los Gómez le sedujo de inmediato, ya que vio en él la oportunidad de capturar al narcotraficante. En lo que respecta a su carácter, es un hombre muy sereno que infunde seguridad y confianza en quienes le rodean.

Antonio Mariño, el jefe del clan

Detrás de un aspecto amable, metódico y tranquilo se esconde un importante con negocios tapadera. De cara a la galería, Antonio Mariño (Mariano Venancio) es un respetable empresario, propietario de un restaurante gallego en el que puede ejercer su gran afición: la cocina.

Sin embargo, el local funciona como centro de reuniones y ‘oficina’ en la que se fraguan los negocios familiares. Viudo desde hace diez años, prometió a su esposa en el lecho de muerte que cuidaría de su hijo mayor ]Iván]y que alejaría al pequeño ]Mikel]del crimen organizado, algo que hasta el momento ha cumplido.

Su gran preocupación es decidir quién de sus dos hijos será su digno sucesor. Mikel Mariño, un joven brillante y triunfador Manuel Moya da vida a Mikel, el hijo pequeño de Antonio Mariño.

Este joven de 20 años es un estudiante brillante de Derecho y un líder nato, encantador, valiente y leal. Huye de cualquier relación con el negocio familiar y su padre respeta aparentemente su decisión, aunque en realidad le tiene reservado un papel fundamental dentro de la organización: en unos años se convertirá en el abogado de la familia, su referente legal para limpiar su imagen y el dinero que obtiene de forma fraudulenta.

Iván Mariño, a la sombra de su padre

A pesar de contar con todas las papeletas para ser el heredero y sucesor en los negocios familiares por ser el hijo mayor, Iván (Daniel Holguín) siempre ha vivido a la sombra de su padre subyugado por su fuerte carácter, lo que le ha convertido en un joven indeciso, frágil, temperamental y poco astuto. A esta situación ha unido la envidia patológica que siente hacia su hermano pequeño, Mikel.

Lola Fuentes, la amiga incondicional de Cris

Antes de conocer a Cris, el mundo de Lola (Alba Celma) se había reducido a los estudios y a su familia, que con su excesivo proteccionismo había hecho de ella una joven de carácter contenido y responsable.

La llegada de Cris supondrá el descubrimiento de muchas cosas: el significado de la verdadera amistad, la rebeldía propia de la adolescencia, la vida más allá de los libros, y trucos de maquillaje y ropa para favorecer su aspecto. Con la ayuda de Cris, experimentará una evolución personal que le hará ganar confianza en sí misma.

Jorge y Marta, los vecinos aparentemente perfectos de los Gómez

El vecindario les considera como la pareja, los padres y los vecinos perfectos, aunque ambos esconden muchos secretos tras los muros de su espléndida casa. Jorge (Javier Veiga) tiene 38 años, es médico de profesión y alardea de sus logros y su éxito profesional.

Sin embargo, Felipe descubrirá que su vecino lleva una doble vida, ya que hace tiempo que fue despedido de su trabajo por intentar cobrar a pacientes de la Seguridad Social. Para Jorge lo que importa son las apariencias y debe ocultar su situación laboral a todos, especialmente a su mujer. Marta (Ana Turpin) es la presidenta del AMPA (Asociación de Madres y Padres de Alumnos) y tras su apariencia ejemplar oculta a una mujer irascible, caprichosa, algo hipócrita y muy “pija”.

El tío Rober, maestro de timadores

Enrique Villén encarna a Rober, tío y mentor de Felipe, a quien ha enseñado sus mejores trucos. Tras cumplir una condena por uno de sus últimos robos, intentará volver a su vida anterior localizando a su sobrino, pero pronto se dará cuenta de que se ha hecho mayor y que sólo le sirve de estorbo.

Los cambios suscitados en la familia tras la adopción de una nueva identidad

Alex y Felipe presencian un asesinato mientras roban en una casa. Las cámaras de seguridad demuestran que se encontraban allí en el momento del crimen y la policía quiere que testifiquen. A cambio de su testimonio, ofrecen a toda la familia entrar en el programa de protección de testigos. Felipe accede porque los asesinos saben que había un testigo y no pararán hasta encontrarles. A partir de ese momento, cambian de identidad y se convierten en los Gómez.

El cambio de identidad implica también un cambio de vida y lugar de residencia. Su nueva casa está en una lujosa urbanización a tan sólo a 50 kilómetros de su antiguo barrio, pero Diego, el policía que les asignan para su seguridad, les promete que es una solución provisional hasta que el asesino ingrese en prisión.

Sin embargo, tras la celebración del juicio les comunican que no serán trasladados a otro país como ellos esperaban y que se les retira la protección 24 horas. A partir de ese momento, la familia sólo cuenta para su protección con Diego, que se compromete a garantizar su seguridad.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba