Las duras vivencias, el denominador común Siete personas ya están dentro de "La caja roja" en Telecinco

Así son los participantes del nuevo reality psicológico de la cadena

Siete personas ya han experimentado lo que es estar dentro de "La caja roja", el nuevo reality psicológico que Telecinco estrenará en 2009 y que busca cincuenta personas más.

Producido por La Fábrica de la Tele ("La Noria", "Aquí hay tomate"), en este programa una persona vive -según sus responsables- una sesión de terapia psicológica personalizada en "Una caja gigante".

"Sentado en una butaca, el paciente recibe una descarga de estímulos audiovisuales que impactan directamente en su cerebro. Se experimenta con el miedo, el amor, la rabia, la alegría y el dolor. La reacción es inmediata, en apenas 1 minuto."

Telecinco asegura que "'La caja' es un potenciador de emociones. Una sesión de terapia de choque capaz de transformar, en poco tiempo, la visión que el paciente tiene de si mismo y de sus problemas."

Así, concluye que este espacio de televisión "se adentra en la parte más oculta del ser humano. Aquella que guarda el por qué de la timidez, de la depresión, del orgullo, de la obsesión, del dolor o de cualquier otro problema emocional."
Las duras vivencias, denominador común de los partipantes

Estas son las siete personas que ya han entrado en "La caja roja" de Telecinco:

Coral Fernández

Coral tiene 29 años y ha sufrido malos tratos en varias etapas de su vida. Coral sacó fuerzas para divorciarse y distanciarse de quienes tanto daño le han hecho pero desde entonces no ha podido rehacer su vida.

Conoció a Víctor, el único hombre que la ha tratado bien, pero Coral no se creía merecedora de ese amor y convirtió esa relación en un infierno. Sus celos y su inseguridad han acabado con la relación. Desde entonces, Coral ha intentado suicidarse tres veces.

Sara Macías

Sara tiene 35 años y dos hijos: Isaac, de 5 y Xenia, de 9. Isaac padece leucemia desde hace 4 años y está muy grave. Sara asegura que ha tenido que afrontar sola la enfermedad de su hijo.

Está bloqueada y no se permite mostrar debilidad en ningún momento, ni siquiera se permite llorar para desahogarse.

Esperanza López

Esperanza tiene 49 años y desde niña tiene auténtica fobia a los perros. Un pastor alemán atacó a su hermano y le arrancó un trozo de carne delante de ella.

Desde entonces no puede ni acercarse a un perro, por pequeño que sea, sin sufrir un ataque de ansiedad.

Mercedes Massoni

Mercedes tiene 58 años y hace 4 perdió a su hijo en un accidente de esquí.

Mercedes no supera la muerte de su hijo y no puede mirar hacia delante.

Marta Menjíbar

Marta tiene 24 años y un miedo atroz a la oscuridad. Duerme siempre con una linterna o con alguna luz encendida.

Cuando la noche le ha sorprendido en plena calle se ha tenido que refugiar en un portal hasta que alguien la ha ido a buscar. La oscuridad le provoca temblores y ataques de pánico.

María Alver

María tiene 45 años y sufre de claustrofobia con trastorno de pánico. Hace un año cuando se hizo una resonancia magnética los médicos la olvidaron durante una hora dentro del aparato.

Desde entonces, María no puede pasar ni un segundo en un espacio cerrado. No puede ir en metro, ni en tren, ni en avión, ni en ascensor... Cada día que pasa, se siente más atemorizada y se ha visto obligada a dejar de trabajar y a encerrarse en casa.

José Manuel

* Información no disponible

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba